¿A dónde vamos?

YAYO.

Lo dije ayer a las 10:04 HS.

Desarrollé los motivos. Lo repito ahora. El insulto, el cruce, el tironeo de ropa no es lo que cada argentino espera de nuestra representación política, de nuestro poderes. Ni de un lado ni del otro.

Si nadie cede, lo que van a poner en posición de riesgo a cada hora, a cada día, a cada mes, es la Gobernabilidad. Sobra con escuchar a Periodistas pagos del Oficialismo, y a algunos del Canal Opositor. Van tumbando alambradas sin darse cuenta. No debaten, atropellan. Salen de situaciones creíbles para agotar posiciones agobiantes. Por carácter transitivo, el agobiado viene siendo el país ante cada uno de estos temas. Es la Justicia la que debe hacer su parte. La política debe esforzarse en ser creativa y mucho más honesta con temas que verdaderamente estamos necesitando. Nadie ha pedido una guerra verbal de la que participan solamente quienes han sido designados para otras decisiones. Nadie quiere escuchar adjetivos que destruyen, ni verbos que eliminen. Se alienta a la violencia en todas sus formas, aunque esa no sea la intensión. No hay concepto de adversario, hay percepción de enemigo. Y estamos careciendo de un discurso político que nos alague, que nos obligue a pensar, que nos modifique buscando otras orientaciones de crecimiento. Que nos dignifique en la construcción.

Quien vive con la verdad sagrada, lo primero que pierde es lo sagrado. Quien vive con lo absoluto, dilapida la confianza que le han dado. Quien deforma la realidad, extermina lo autentico en cada uno.

Lo que no podremos explicar son las consecuencias. Hay paradójicamente desde la clase media hacia arriba números económicos muy buenos, y allí mismo, voces que se suicidan. Abajo no, abajo las voces se apagan, confundidas, arrastradas. Hay un silencio que no es consumo. Los números indican mayor venta, pero se vende más por la inflación, no porque se coma más y mejor. Si eliminan al enemigo y crean al adversario, Oposición y Poder Ejecutivo que son la misma cosa gobernando, podrían observar al país. Podrían ofrecerle algo.

Somos La 5° Pata.

YAYO HOURMILOUGUE

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *