Massa- 3 de agosto. Yayo Hourmilougue.

 

Voy a olvidar en este comentario cada suceso ocurrido hoy ante el Congreso Nacional, o ante la jura como ministro de Economía. A Moyano hijo, a Grabois antes o después de su último e inútil twitter, y hasta canticos papelonezcos acallados por el reciente ministro.

Enfocándonos en que en esta etapa, Argentina detenta un Presidente onomástico, nominativo, debilitado, y una Vicepresidenta comprometida con un presente judicial grave, producto de un pasado inmediato cuyas pruebas se esparcen inocultablemente en los estrados, y que en uno y otro caso esos Personalismos han descuidado al país en una deriva descontrolada, analizar las medidas anunciadas por Sergio Massa en su nuevo cargo entonces, obligan a una síntesis, sin olvidar que en la historia argentina reciente no hay político que no haya decepcionado de una u otra manera al país, y que tal hecho lo incluye.

Dos conceptos antes; “Sin industria ni campo, no hay siquiera izquierda, o camporistas que griten”, no tendrían con qué.

Y  “Sin Reservas, no existe posibilidad alguna de decidir una devaluación”.

Remitiéndonos a los hechos, vayamos entonces a las medidas anunciadas, que tratan de frenar o contener un Estado voraz, mal de todos los males, haciendo partícipe de lo que viene, a la iniciativa privada como no podía ser de otra manera, lo que supone diálogo, cierto control estricto sobre todo en importaciones y en exportaciones, y, donde la Oposición tiene un rol protagónico clave lo mismo que cada diferente sector de la economía, y del Congreso Nacional:

-Se anunció un congelamiento de ingresos a plantas de empleados públicos. (Esta medida es en sí, una de las que más necesita un censo para desafectar a gente burocráticamente ociosa, tema en el que Massa no profundizó demasiado. Hay implícito, un costo político elevado.)

-Se mantienen los compromisos de déficit fiscal acordados hasta el momento con el FMI.

-Aumento de tarifas, luz y gas respetando el censo efectuado hace días y hasta su cierre. (Para quienes no lo realizaron, se dará por sentado que pueden abonar tarifas plenas, medida que imagino ofrecerá otras posibilidades con modificaciones inmediatas.) (Licitaciones para el sector privado con el fin de terminar el Gasoducto NK, inexplicablemente detenido, lo que nos obliga a importar un gasto descomunal, ineficiencia pura por cierto. Ninguno de los funcionarios en el área funcionó, aunque para eso cobran, para ese fin están/estaban).

-Buscarán Regímenes especiales para agroindustria, hidrocarburos y minería con especial interés en el litio. (No dejó de mencionarse en algún punto la importancia de la industria automotriz).

-Adelanto de exportaciones para agro (No se habló de modificar retenciones específicamente),  pesca y minería, orientados a mejorar reservas del BCRA.

-No habrá solicitudes de adelantos transitorios del Banco Central de ahora en más, y se administrará sobre lo recaudado.

-Se procederá a denunciar cada distorsión de facturación de comercio exterior, lo que se traduce en un estricto control aduanero.

-“Repo”; Pedido de préstamos a bancos comerciales para fortalecer al BCRA, medida que ya utilizó Federico Sturzenegger en la gestión Macri.

-Reordenamiento de planes sociales. (Uno de los más escabrosos temas). Ir convirtiendo subsidios en empleo genuino convenido con Empresas. El 15 de éste mismo mes comenzará una auditoria con las Universidades para ordenar este tema preocupantemente social. No puede desconocerse crudamente, la complejidad de la materia humana en esto, de quienes perciben subsidios y de quienes están gravados impositivamente sin reconocimiento ni feedback alguno.

-Fórmula de ajuste del índice de movilidad jubilatoria, lo que incluye un Bono para jubilados a partir del 10 del corriente, desde ya, no se indicó el monto. Y la negociación con sindicatos y empresas para avanzar en el recupero de ingresos. Tema complejo, adiciono, debido a la falta de  aportantes por falta de trabajo en blanco. Más aun, los jubilados que han aportado durante toda una vida están en la indigencia. Ni hablar de cuentapropistas autónomos. Prácticamente, el sistema los ha eliminado.

 

Síntesis: Se puede analizar lo sucedido, por lo dicho, o lo desdicho desde hace días en cada medio, incluyéndome. No sería lo correcto de momento. Analizar no es suponer, ni deducir sobre voluntades ajenas, aun siendo crítico.

El nuevo ministro de Economía, indicó las medidas a tomar.

¿Decepcionó?  Seguramente se había especulado con mucho más, tal vez, como sacar adelante el país esperando escuchar significativos más puntuales. Sin embargo el ministro solamente indicó “medidas de ordenamiento”, lo que el actual gobierno no hizo. Solamente “medidas de orden básico”.

¿Si Massa tiene aspiraciones presidenciales para 2023? No caben dudas, es el ABC de toda carrera política y él las tiene. ¿Si la sociedad cree en él o no? Personalmente tengo mis dudas, aunque eso es harina de otro costal.

¿Ha sido una exposición para el Mercado? Acaso. Me animo a  asegurar que ha sido una exposición hacia quienes pueden hacer algo verdaderamente por el país.

En años, estas medidas anunciadas, y de momento, son las correctas, las esperadas mínimamente para comenzar a hacer algunas cosas bien tras tanto desborde de desprolijidades e inacción.

El resto lo desconozco. Y si mañana no estoy de acuerdo en algo, mi obligación será decirlo o escribirlo.

Faltó ser más explícito acerca de alguno de los anuncios, profundidad, detalles, por caso la misma inflación, y hasta hubo respuesta con giros evasivos a los colegas, más propiciatorio de cintura política que de realismo técnico.

Aun así, habrá que otorgar algún tiempo crediticio para ir viendo resultados de algunos de todos estos temas hacia fines de este año y otros qué, el mismo Massa, implícitamente ha ubicado más allá de 2022, y que seguramente, por alguna razón será.

Queda una duda inevitable.

¿Hasta dónde, hasta qué punto, en qué momento, la Señora saldrá a cruzarle irremediablemente el paso, y seguramente, deberemos comenzar a orientarnos hacia consensos mayores?

Todo principio trae incorporado el fin de al menos algo, de lo que ha sido.

 

laquintapata, la5pata, lqp, l5p
Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.