“Sin Complacencia, un 5” – Yayo H.- LaQuintaPata

 

 

Lo que estamos presenciando excede el marco de la Ley de Ganancias y cada proyecto satelital que la aglutina. Lo que vemos es una demostración de fuerzas que ya se insinúa para 2017. Hace un mes explicábamos el peso de los gobernadores. Son quienes continuaran metiendo presión, en un Senado muy consciente que lo que decidan tiene un destino irremediable; el Veto Presidencial.

El costo Político que Macri pagara, es similar al que ha pagado el Frente Renovador en la fotografía con el Kirchnerismo. ¿Cuál es más oneroso? Y fuera del ámbito político, esa troposfera tan lejana ¿A que Ciudadano que sigue haciendo sus cuentas le importa?

¿Hubo demagogia en la unión de los legisladores que de otra manera no podrían haberse juntado para una foto irremediable? o… ¿el  Gobierno ejecuta acciones para intereses de sector, y grupos de interés, alejadas del bienestar ciudadano?

Ni una cosa ni la otra.

Lo cierto es que al argentino la plata no le alcanza y en diputados se ha pensado en cada bolsillo. Y que el gobierno sabe que en verdad van a faltar de 1.700 millones a algo más en algunas provincias, en caso que el proyecto se convierta en Ley, y no se cuente con esa recaudación coparticipable. Nos hemos metido en un lío, donde habrá víctimas seguro.

Ninguno ha trabajado sobre el ejercicio de la construcción de un nuevo régimen tributario-impositivo completo, asignando las partidas necesarias para cada tema. Están modificando lo viejo, sin escuchar a miles de profesionales con propuestas que a los políticos, al tope de sus derrames verborrágicos ni se les ocurren. Independientemente del oportunismo de algunos legisladores y del enojo presidencial, ninguno se está esmerando, tapado por la marea de la realidad, en pensar que hay otras formas de ir construyendo una Argentina diferente.

Macri propone otro país, mientras su ejecutividad nos da cuenta, casi en acordes MacriKirchneristas de la inyección de fondos considerables en lo social y en lo fiscal, sobre todo, desde los sucesos recientes de calles céntricas cortadas, y enviando el Proyecto de Emergencia Social al Congreso. Tenemos más planes que antes, con una cantidad importante de promesas de campaña incumplidas. Y más desempleo. Es decir, seguimos proponiendo y produciendo un país inculto; donde el discurso ejecutivo no llega a tocar la realidad. Solo podemos verificar la Ampliación de la AUH, y la Ley del Arrepentido, entre tantas promesas hechas.

Lo peligroso es el incumplimiento o la demora excesiva en el resto de las promesas, lo peligroso, es la gobernabilidad, a salvo hasta ahora.

Digamos, que falta el resto. Falta el país. Y en ello, la Educación con una Prueba de Pisa en donde, si bien habrá que ver las razones de resultados catastróficos, pierde su eje como la Torre homónima, mientras el Presidente se auto-califica con un 8, y los macristas más allegados le dan un 7 (D’Alessio IROL-Berensztein-Humor).

Para mí, este año, y  a contramano de lo que Marcos Peña ha dicho, tienen un 5.

Ficciones de la política actual. Nada tan malo como lo que vivimos, ni tan bueno como lo que esperábamos vivir.

Mientras los preocupan los resultados de los “picaditos de Olivos”, nos hablan como si viviéramos en otro país.

Tienen sin dudas, que comenzar a trabajar en correcciones serias.

A todos nos salva sin embargo, un elemento cardinal; Hoy cumplimos 33 años de Democracia.

 

YAYO H. LAQUINTAPATA. (CON PROPIEDAD INTELECTUAL DESDE 2004)

Compartí el contenido:

Autor entrada: Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *