Opinión.- YAYO H.- “Habemus Corrupción”-17-06-16

 

El lunes 20 de junio se conmemora la muerte del General Manuel Belgrano. Ya en su cama, agonizando, pagó con su reloj de oro los honorarios al médico escocés José Redhead, porque Don Manuel, ya no disponía de otros recursos. Fue en 1820.

En julio de 2007, Robaron el reloj del Museo Histórico Nacional. Y en junio de 2016, José López fue descubierto cuando intentaba enterrar 9 millones de dólares.

Tengo dos severos problemas que no puedo superar; No creo en la religión, en ninguna, y no creo en los que te roban, desde plata, hasta tu Nombre.

Por eso me cuesta creer. Cada vez más me cuesta. Van a tener que sudar, para convencerme de lo que sea. Aunque tengo algún alivio, he encontrado y conozco a muchísima gente de palabra. Lo curioso es que ellos y yo alguna vez hemos sido estafados.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recurrió a la Justicia  y un magistrado decidió trabar embargos sobre Cristóbal López, debido a su deuda en Ingresos Brutos por los tragamonedas. Bien.

Pero el Gobierno Nacional Nada ha hecho por las decenas de periodistas que No han percibido sus sueldos desde hace meses en América y otros Medios, también propiedad de Cristóbal López, aunque lo de Propiedad sea un eufemismo, antes y luego de “venderlas”. Quisiera saber cómo y cuándo pagó don Cristóbal al gobierno anterior por ellos y con dineros de qué origen. Me pregunto qué hay del gobierno nacional hoy, acerca de este tema, y me pregunto qué hace el ministerio público. En todo caso, hablamos de corrupción. Y no hay una sola corrupción.

Desde hace horas un nuevo viejo personaje infausto está en prisión por orden de Rafecas, José López, ex secretario de Obras Públicas de la Nación, descubierto con algunos millones en diferentes monedas, a punto de enterrarlos. Además de ser un hombre apegado hace años, al  Néstor Kirchner intendente, ha sido la mano derecha de Julio De Vido, acerca de quien el FPLV hizo una defensa corporativa para evitarle el allanamiento, en verdad evitarle el desafuero. Vergonzoso lo de tantos diputados. Insalubre desde lo democrático. Una inyección con burbuja de aire en las venas del país.

A López lo descubren por lo que presumen una batida, y lo ubica la policía en el Convento de General Rodríguez, el lugar de retiro que decidió durante un buen tiempo Rubén Di Monte, Arzobispo de Mercedes, Lujan, quien se conoció con el actual Papa. Di Monte murió hace poco más de dos meses, y ahí mismo recibía también a Julio De Vido según testimonios de monjas residentes, quienes necesitan ahora un abogado.

Hasta ahí, la crónica.

He leído y he escuchado, acerca del error del Papa en devolverle al Gobierno los 16 millones de pesos donados por la gestión Macri a la ONG  Scholas Occurrentes. La decisión del Papa fue específica y dirigida a José María del Corral y Enrique Palmeyro, titulares de la ONG en Argentina. Quienes al mismo tiempo organizan un partido con y para celebridades en el estadio la Plata para el 10 de julio con el objeto de recaudar fondos, un proyecto que tiene buen tiempo, y al que han llamado El partido de la Paz.

Tras la devolución del dinero al Gobierno, salió a la luz una carta de Francisco, dirigiéndose a del Corral y Palmeyro, en estos términos; “Tengo miedo- les escribe– que ustedes comiencen a resbalar en el camino hacia la corrupción”, y prosigue  “Yo prefiero un picado en un patio de barrio con una pelota común pero con alegría, antes que un gran campeonato en un estadio famoso pero salpicado de corrupción“, “Perdónenme si esto los ofende, pero la corrupción es un resbalar suave y casi sin darse cuenta, un resbalar que después contagia, que se justifica y finalmente se termina peor que al principio. Se trata de un camino resbaladizo y cómodo, que nosotros tendríamos las razones para justificar, pero que asesina.”

Creo que esta misiva pone al descubierto que la negativa a aceptar los 16 millones, no ha sido contra el gobierno, sino estrictamente con quienes administran la ONG  Scholas Occurrentes en Argentina, una institución sobre la que el mismo Bergoglio estaba a cargo antes de ser Papa.

Hasta ahí, nuevamente la crónica.

Ahora bien, lo que debería hacer el Papa, antes de levantar tantos fuegos artificiales políticos de un lado y del otro en un país agrietado que no deja de ser suyo, es denunciar, si la duda existe, ante la justicia que crea, a estos dos personajes.

Se imaginan ustedes como nos deben estar viendo fuera del país. Como si no viviéramos en corrupción, sino como si fuéramos todos echitos de corrupción entera.

Por eso, como Ciudadanos, no podemos perdonar nada que haya sucedido, ni nada que pueda suceder, y que nos inmortalice en robos desvergonzados.

El Kirchnerismo social y el parlamentario no puede ni debe amparar a quien robó, por el contrario tienen la oportunidad histórica de colocar su visión ideológica al amparo de una verdad que por estas alturas los contradice en excesos irreversibles. Y el actual gobierno, tiene que dar cuentas a cada paso de lo que hace, cómo y las razones. Si la mal llamada grieta política continúa, está ahí y no en otra parte, en el robo a quienes trabajan y a quienes tienen la oportunidad de salir de la pobreza. Pobreza Estructural, es entonces igual a Robo Estructural, o su consecuencia, entre otras cosas.

La Presidenta con mandato cumplido no me puede decir que desconocía la realidad de De Vido o de López, no puede. Ni debería intentarlo. Ahí lo tenes a Alperovich diciendo que la ex presidenta fue quien le pidió colocar a López en el Parlasur.

Sabemos que existe esa  grieta cultural desde Rosas y Urquiza hasta nuestros días, y que el ultra personalismo de los últimos años, el autodeidismo, terminó de encarnizar en muchos casos diferencias que no tuvimos tiempo de resolver antes, y tuvo impacto en los últimos tiempos en sectores claros; en políticos ventajeros, en jóvenes idealistas, en actores pseudoprogresistas,  y  en quienes siquiera han leído historia.

Sin escuelas y sin Justicias ejemplificadoras, nos van a seguir robando.

  

Carlos Yayo Hourmilougue.

LAQUINTAPATA.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *