Opinión Yayo H.-“Brasil, y aquí cerquita; Los Estados”

 

Si Dilma Rousseff  cometió unos cuantos errores, o no, o si en su campaña hubo dinero ilícito o no, se verá. Probablemente. Ya cayeron funcionarios de su gobierno por la corrupción en la petrolera, entre ellos, el ex tesorero de la campaña presidencial en 2014; u$s2 millones. Aunque si tengo que pensar en el vicepresidente de Brasil, Michel Temer, y en su operador ejemplar como jefe de diputados, Eduardo Cunha, prefiero ser cauteloso y esperar a que el país vecino defina su situación desde lo institucional. Ésta oposición ha aprovechado de la peor forma cada circunstancia, y como tal, no son tampoco santos de mi devoción. Si Michel Temes asume como primer mandatario, me quedo sin previsibilidad acerca del futuro político de Brasil. O al menos, no imagino cambios hacia la mejora.

Brasil ha atravesado el proceso de corrupción que tantos países en Sudamérica vivieron en otras etapas, incluyéndonos, y es para nosotros un gran comprador. No podemos exportar allí lo que vendíamos desde hace tiempo, y el impacto se nota en cada industria, no solo la automotriz.

Éste Brasil y en ésta situación, nos quita marco y nos está semiparalizando en sectores específicos. Por 180 días, y hasta una posterior recomposición del país hermano, permaneceremos en las mismas condiciones de hoy.

Regresando a casa; Aquí tuvimos durante años un gobierno que propendió a lo Social como pocos. Hubo leyes, muchas, logros refrendados por el Congreso Nacional. Pero también fueron años de derroche, desviación de fondos, y de Funcionarios envilecidos por el Robo. Hay que Decirlo Sin Eufemismo alguno, y hay que tratar de dialogar sin violencia con quienes opinen lo contrario. Eso hace a la política, y al entendimiento. A la construcción argentina que dadas las diferencias, ya no es política, sino más Cultural que nunca.

Es por eso que no quiero pasar al otro extremo, donde lo social se descuide. Y aquí es donde chocan los buques culturales; si bien entiendo, queda clara cada premisa del gobierno actual, y no ha abandonado el rol social, al menos por anuncios como el de los “tres ejes” en el centro de jubilados de Liniers, “para mejorar el ingreso de los sectores más vulnerables y garantizar los puestos de trabajo”, o la AUH extendida a hijos de monotributistas, la devolución del IVA, y un nuevo régimen a cada  trabajador temporario, aun así, veo al presidente los suficientemente solo, sin el apoyo que debería tener, pero más que nada en lo que se refiere a los sectores hacedores de la cadena del consumo. No está tan caro un auto para el que puede, como lo que vale un litro de leche. 60 cuotas para un auto no están mal, 12 cuotas para comer, es una defraudación. Ha bajado la carne, es verdad, pero se debe a que el sector se mueve. Hay otra situación paupérrima, la de cada tambero y las consecuencias de las  inundaciones con semejantes pérdidas. Las inundaciones provocaron pérdidas de cuatro millones de toneladas de soja, por un monto de entre U$S 1.200 y U$S 1.300 millones (Luis Miguel Etchevehere). Y hay una cifra poco importante para auxiliar al sector, algo así como 500 millones de pesos de los que ya se entregaron cerca de 130 millones. Es Insuficiente. Fue el error de prohibir las exportaciones. Volviendo al tema, no todo empresario ha abandonado al gobierno, pero sí, al menos aquellos a los que de una manera u otra, el Ejecutivo ha convocado más de una vez. Para que el país salga adelante hacen falta inversiones, y mantenimiento interno de consumo. Sin uno de estos elementos, el país se desequilibra. Ni el Consumo a costa de un gran déficit fiscal con el esfuerzo de pocos, ni el concepto de Derrame a costa de inversiones son superadores en sí mismos  de crisis alguna, experiencias que ya vivimos. El mayor dato preocupante se sintetiza en los despidos de empleo público, 10 mil a nivel nacional, según El informe Grasa militante o Burocracia de los CEOS del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), un título ideológico, que coordina el diputado Claudio Lozano. Y anoche en un programa opositor al gobierno, denunciaban 40 mil solo en UOCRA, cifra poco seria. O en tal caso, habría que ver desde cuándo. De cualquier forma el tema amerita mayor interés, y apurar inversiones en infraestructura, pero esta vez, para obras y no para que queden en las cuentas de los funcionarios.

Por último, un tema que no quiero pasar por alto: Es sincero decir que en Comodoro Py el 13 de abril no hubo presencia del Estado, y que en la fiesta electrónica “Time Warp” de Costa Salguero, donde hubo jóvenes muertos, y un prefecto que no abrió la bolsa que pasó por sus manos repleta de drogas, junto a custodios privados y empresarios de la noche desquiciados para la conciencia social, corruptos, el Estado, afirmo, otra vez fue inexistente. Adrián Conci, por ahora el mayor responsable organizador,  lleva 4 días escondido, y su abogado tinelizado habla por cada medio. Tenemos una Justicia retardataria y deformada, una falta de respeto a cada familiar de las víctimas y a la sociedad ¿Y los inspectores de la Ciudad, donde estuvieron cuando esa noche hubo miles de jóvenes superando el número permitido? La empresa alemana Cosmopop GmbH, licenciataria del festival Time Warp, ya ha hecho saber que podría iniciar acciones legales contra el organizador de la edición argentina. Lógicamente se cubren y funcionan, siempre, de una manera casi inalcanzable. Ya tuvimos, es bueno recordar, un gobierno que por simular una inversión que nunca existió en los fines prácticos mató gente en La Tragedia de Once, como tampoco podemos olvidarnos de Cromañón, nunca entendí cómo Ibarra volvió a ser legislador. No he escuchado en estos días al Ejecutivo Nacional, ni al de la Ciudad de Buenos Aires, en la medida que hubiera deseado referirse a este tema. Sera estrategia de comunicación pura. Santilli fue quien asumió un rol solitario. Esperaba más.

Negarlo, o no asumirlo, más allá de una estrategia de comunicación, significa que en este país, el Estado, indirectamente, burocráticamente, secundariamente, o siendo permisivo con contrataciones privadas sin el control necesario, no evita que la gente siga muriendo.

Y creo que la sociedad, antes que cruzarse con tanta violencia por modos diferentes de analizar y vivir cada realidad recientemente pasada, y  presente, cae en un “abstraccionismo que nos detiene”. Esforzarnos más exigiendo el rol preventivo del Estado puede salvar muchas vidas, independientemente de las responsabilidades familiares en cada caso, ya que una persona de 20 años o más, no es un chico, es alguien muy consciente de lo que hace, para diferenciar lo bueno de lo malo. Si para sentir el cuerpo muchos jóvenes deben empastillarse, venimos desde hace rato haciendo las cosas mal, desde cada padre, a las Afirmaciones Políticas Sistémicas como las de Aníbal Fernández, y la causa con tres muertos por la efedrina, entre otras cosas, incluidos laboratorios clandestinos que pulularon.

Lo que los padres no hacen por sus hijos, no lo puede hacer el Estado, pero sin el Estado, escuelas mediante, no habrá padres responsables con sus hijos.

Nada de esto de por sí exime la presencia del Estado. Se debe abundar desde esa presencia. A-bun-Dar.

Hasta donde sabemos, el Estado es esa Cosa acerca de la cual, quien no trabaja cree que se le debe “Dar”, quien trabaja cree ser impositivamente “Explotado”, y cada político convertido en Funcionario, está convencido que La Cosa es de “Su Pertenencia”. Deberíamos modificar lo que daña, tratando de hacer lo que debemos para sentirnos cada día, un poquito mejor. Y está la Constitución para eso.

Yayo H

LA5PATA

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *