Columna de Opinión. Yayo H. “Elecciones. PASO, bajo el agua, 2015”.

Votar es un simulacro de la razón y de la imaginación. Con verdades que se interponen.

Luján, La Plata, Benavidez, Areco, inundándose, y van… La ruta 2 nunca estuvo tan mal, y con peajes tan caros, y el puente que se rompió la temporada pasada en el km 166, entre Castelli y Lezama, sigue en reparación. Pasaron cinco meses y medio. Arba ha terminado de cobrar el año adelantando cada pago de los cinco que conocemos quienes estamos al día, basta con que mires tu factura. Más plata en esta campaña no han podido gastar.

Este domingo, no voy a cambiar al Ejecutivo más corrupto que he conocido de 2007 hasta acá, aunque hayan comenzado en 2003, por uno de los gobernadores más inoperantes de los últimos años. No puedo ser tan generoso.

Ante esta disyuntiva, cualquier otra opción es buena, aunque ninguna termine de convencerme. Ninguna. Corrupción es descomposición, putrefacción, y de eso, en los gobiernos siempre hubo, pero nunca con tanta impunidad.

Ésta va a ser  la columna más breve de toda mi vida. El domingo votamos. Hacelo con la autonomía que te has ganado.

En mi caso, NO voy a votar a nadie que pueda seguir lastimándome en muchos sentidos, incluida Mi Libertad. Tratare que mi voto sea útil para impedir que sigan dañándome.

Un viejo proverbio dice que “no hay nada que pase por el estómago de una abeja que no sea medicinal”. Para mí, el voto es eso,  y todo lo que hago pasa por mi cuerpo.

De tal modo que no voy a votar a nadie, absolutamente nadie que implique la continuidad del gobierno actual. De lo contrario alimentaría una aristocracia política más que selecta, que ha usurpado una democracia elegida en su momento. Luego fue la Defraudación. Y para eso llega este nuevo voto, para combatir esas debilidades.

La 5Pata.

Yayo H.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *