COLUMNA DE OPINIÓN. YAYO H. “7D-El Oro y el Barro”-LA 5PATA.

www.la5pata.com/inicio

Y finalmente, el 6D se alinearon los planetas. La Justicia levantó una sola de sus manos, para advertir, sencillamente, “Acá estamos”. Una Justicia más que paciente, en, y para el inconsciente de muchos. Y el 7D quedó fulminado, cayó sin articulaciones, hacia atrás, como caen las puertas.

La delgada línea de las prioridades más elementales, supremamente sacudió el polvo de los resortes institucionales, y muchos creemos, a medias aun, que las Instituciones estaban anestesiadas, y que pasado el efecto somnífero, ahora siguen siendo  lo mejor que tenemos. Más aún, con imperfecciones, somos Ellas. Más todavía, lo somos quienes querían el 7D aunque aún no se den cuenta de ello,  y quienes no lo queríamos. Se llama Institucionalidad o Instituto. Algo así como la caverna en medio de la tempestad. Y no por Clarín o el Grupo, sino por cada Ciudadano.

Aunque por otra parte, que la sombra de la Justicia se alargue alcanzándonos cuando se nos echa encima en pleno desierto, y nos alegremos, nos obliga a pensar lo mal que estamos. Ese es el fondo de la cuestión. Que desde ahora logremos reconocernos cómo y dónde estamos, al borde de la enfermedad. Esto lo transforma en “causa”, y sería de una sana reflexión individual para sabernos ubicar después en y desde lo colectivo. Digamos o pensemos que esto no es tan grave, lo grave es que como Ciudadanos, permitamos que cualquier poder nos obligue a olvidar quienes somos. Algo así como una suerte patética de  alzhéimer-cracia, o una demo-esclerosis.

Digamos también, que si algunas dudas persistían en el memorial temeroso de cada Juez del país ante presiones políticas públicas, el propio Ministro Julio Alak, se encargó de darles el valor o el des-temor que andaban necesitando. Cuando dijo que si la Cámara Civil y Comercial extendiese la cautelar en beneficio del Grupo Clarín más allá del viernes 7 de diciembre (7D) “(…) sería un alzamiento contra una ley de la Nación; generaría un conflicto de poderes y sería un alzamiento contra el claro pronunciamiento de la Corte (…)”, procedió más como el intendente que fue, que como el Ministro que debe ser.  Fue el preciso momento en que no por casualidad algunos diputados y senadores oficiales (ya no oficialistas) se excedieron también con lo suyo desafiando con el mismo tema a la Justicia, sí, creo que fue por esas horas cuando el ministro terminó pateando la pelota a la tribuna, muy arriba del travesaño. Se llama exceso, digamos que no se puede ser jugador y arbitro. Pero también tiene otro nombre; Miedo. Justo horas antes del 7D.

Algo que ni el mismísimo Ernesto Laclau hubiera sugerido, ni siquiera él, quien asegura que “el populismo garantiza la Democracia”, amador y amante de los vértigos del Gobierno Nacional, analista destacado que extravió las llaves de su casa en 1970, y desde entonces no sale a la calle ni abre las ventanas. Lo que para Abal Medina es la semana de la vergüenza judicial, es al mismo tiempo lo que lo estigmatiza como defensor y partícipe de un gran atraso político con las mejores condiciones dadas.

Los Hechos: La Cámara en lo Civil y Comercial Federal prorrogó la cautelar pedida por el grupo Clarín, en lo que respecta a los Artículos 161 y 45 de la Ley de Medios, hasta que haya un fallo definitivo. Los camaristas tienen nombre, son los jueces María Susana Najurieta  y  Francisco de Las Carreras. Fueron quienes decidieron que no puede haber desinversión hasta que la sentencia definitiva ocurra, lo que debe definir a su vez el Juez en lo Civil y Comercial Horacio Alfonso en una primera instancia. Y estos Camaristas no lo decidieron de esta manera porque el multimedio haya pagado, o no, algún viaje a De las Carreras a algún Congreso, sino porque obligar a desinvertir sin un fallo sobre la cuestión de fondo obliga también a pensar y repensar las posibles pérdidas irremediables y extraordinarias de cualquier empresa, pública o privada.

Te preguntarás; ¿Y esto está bien o está mal? Y la respuesta es; Lo dice la Justicia y la última instancia es la Corte Suprema, el mayor poder, independiente de los otros dos poderes. Más claro, es lo que la Constitución dice en sus artículos 108 y 109;

Art. 108.- El Poder Judicial de la Nación será ejercido por una Corte Suprema de Justicia, y por los demás tribunales inferiores que el Congreso estableciere en el territorio de la Nación.

Art. 109.- En ningún caso el Presidente de la Nación puede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas.

Bien. Recordemos que a contramano de la interpretación parcial del Ministro Julio Alak, el 27 de noviembre pasado la Corte Suprema de Justicia había urgido al Juez Horacio Alfonso a apresurar los plazos, y que exhortó a la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal a hacer los mismo respecto al sorteo de los jueces que debían resolver la recusación del Gobierno Nacional contra los camaristas del fuero.

Síntesis; la Cautelar prosigue hasta que exista un fallo, o lo que también podemos llamar sentencia firme. Por lo general, y si se llega, se trata de la resolución de la Corte Suprema de Justicia como instancia final.

Pero hay otro aspecto que no debemos descuidar; el manejo político del Gobierno Nacional, o sus excesos, lo que deja otros resquicios, al punto que obligó a la Comisión de Independencia Judicial a emitir un comunicado que recibimos el miércoles de tarde, y acerca del cual me voy a detener en tres de sus puntos, el 2, el 4 y el 6.

II) Exhortar al Poder Ejecutivo Nacional a cumplir estrictamente con el artículo 109 de la Constitución Nacional y a ejercer sus facultades como poder del estado dentro del marco de las reglas procesales, evitando el uso de mecanismos directos o indirectos de presión sobre los jueces que afecten su independencia;

IV). Exhortar a titulares de medios de comunicación públicos y privados a ejercer el derecho de crítica sobre la base de opiniones y argumentaciones, evitando el agravio personal o familiar, siendo mesurados y prudentes al imputar faltas éticas o criminales que luego quedan en la nada, pero que lesionan gravemente a las personas y sus familias;

VI) Solicitar, teniendo en cuenta la protección constitucional de la libertad de expresión, la pluralidad de voces que promueve la ley 26.522 y el carácter público de los medios oficiales, al Poder Ejecutivo Nacional, a la Jefatura de Gabinete y al Titular de la AFSCA, que se habiliten espacios en los horarios y noticieros centrales de la televisión pública para que el Poder Judicial pueda expresar opiniones a través de su agencia de noticias, así como la difusión de videos institucionales en programas de difusión pública.

Y lo firman, la Comisión Nacional de Protección de la Independencia Judicial. La Junta Federal de Cortes y Tribunales Superiores de las Provincias Argentinas y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional. Y La Federación Argentina de la Magistratura.

Me resulta necesario, una vez más, sumar mi aporte como aclaración: Apoyé la Ley de Medios, pero no ésta Ley, implementada desnaturalizadamente.  Clarín deberá desinvertir, y sería bueno que tuviera un trato más profesional y humano con cada uno de sus empleados no estrellas. Y el Gobierno deberá exigirle lo mismo a sus amigos y considerar lo que el Periodismo significa acá y en el mundo, a diferencia de la propaganda propia, sino, estará obligado a aprenderlo.

Dudas que me quedan para compartir:

-Martín Sabatella fue un buen intendente, y paso por etapas de gran lucidez, hoy debería replantearse si está siguiendo los pasos que él elige, o si mareado por la corta distancia de las presiones hace lo que le están imponiendo ¿Cuál es entonces el valor de su carrera política? ¿Dónde está la validez del progresismo por el que lo vimos hacerse político?

-No hay sucesión para éste gobierno, y veo imposible desde aquí que logren reformar la Constitución para una permanencia que la sociedad comienza a rechazar, y más aun las Instituciones.

-Un 54% obliga a escuchar y gestionar, no a imponer.

-Prefiero al Doctor Ricardo Luis Lorenzetti al Frente de la Corte, contra cualquier aspiración política a futuro, según argumentaciones sueltas que pueden unirse y ofrecen una lectura bastante clara. Quizá no sea el momento aun. Sobre todo con un Poder sin sucesión. Ergo, pido disculpas por mi argumentación atinada, pero debería como Presidente de la Corte, abstraerse y desentenderse de cualquier propuesta desesperada del poder político en un futuro cercano.

-Dentro del Justicialismo, ninguno de sus candidatos es, o será Cristinista por más acercamiento que tenga ahora. Entonces, ya no hablaríamos de Cristinismo. Y sin él, La Cámpora y muchos funcionarios serían políticamente inviables por no decir inexistentes, ya que este relato no ha penetrado en  toda la sociedad, menos aun en los sectores decisionales. Y ahora hay en aparente inicio, una justicia que puede estar más resuelta a pedir cuentas, y obstinarse en que se cumplan. Con lo que hablaríamos de unas cuantas/os María Julia.

-Prefiero la Fragmentación que llega, desde la Oposición, pero que en esta oportunidad a algún lugar nos conduce, aunque sea a golpes de duro aprendizaje. Después de todo Kirchner comenzó con un 20%.

-Finalmente queda claro que el Kirchnerismo, a quien también critique desde la construcción, ya que una crítica no es más que eso, y otra cosa es una “operación”, no fue lo mismo que el Cristinismo actual.

Puedo sugerir aquí, que el Cristinismo decidió, no sé en qué momento ser Cristinismo y Kirchnerismo juntos, y no salió ninguna de las dos cosas, o no está surgiendo nada nuevo, sino mucho de lo conocido. Un Hibrido en el que reconocemos el aliento.

Que observo que su auto confianza se debilita, y que esto se amplifica con el mal asesoramiento de quienes a elegido para tal fin; el oportunismo funcional, nunca es creíble para el poder, porque en estos casos, eso mismo es el poder. O digamos que ven el barro desde cada avión. La decisión de dar cabida a la juventud nunca estuvo mal, lo letal fue hacerlo desde lo maternal, desde un entorno familiar. Es en lo que se convirtió el Cristinismo, gobernar un país desde la intimidad más cerrada. Un intimismo que destruye conexiones sociales amplias. Es tal, que desde dentro lo perciben al revés. No hay construcción de lazos afectivos y creíbles desde la verticalidad más alta de Balcarce, a la sociedad en su conjunto e independientemente de posiciones partidarias.

La pregunta es: ¿Es por ambición desmedida? ¿Es por sobreprotección familiar? ¿O es por miedo a fracasar? ¿Analizo el país que me cuentan, o el que yo quiero ver? Cualquier respuesta posible, trasciende la ideología, y de hecho la eficacia también.

Hasta ahí. Tengo las preguntas, no las respuestas. Las respuestas me exceden. Y no debo entrar en aspectos personales. El Periodismo no me lo permite.

Pero desde lo estrictamente político y social sí tengo algunas certezas.

Sobrevive, no quien juega “todo”, sino quien juega lo que puede consciente de sus limitaciones.

Jugar fuerte al “todo” es siempre un desafío de aislamiento que no permite reparar en los demás, ni en cada entorno inmediato, con lo que es imposible reconocerse en la distancia de los ajenos, y si el medio es la plata traducida en asistencia o  propaganda imponiéndose sobre el afecto social y la gobernabilidad creíble y honesta,  la posibilidad más abundante antes que el “todo”, siempre es la “nada”.

YAYO HOURMILOUGUE

LA 5PATA.

Todos los Derechos Reservados. Este material puede reproducirse, o reenviarse mencionando la fuente.

Este mensaje es enviado respetando la legislación vigente acerca de correos electrónicos:

Sección 301, párrafo (a)(2)(C) de S.1618. Decreto S.1618. Título Tercero. Aprobado por las normativas internacionales sobre envío masivo. Incluye una forma de ser removido, y no es spam.

No imprimas este correo si no es necesario. El medio y/o el ambiente somos todos.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *