Columna de Opinión-“Socialmente Ingenuos”-YAYO H- LA 5PATA- 12 de julio

Uno podría creer que Scioli es una buena persona, tiene actitudes como para creerlo así. Ha dado más de una demostración de solidaridad social. Pero el tema no puedo analizarlo desde esa percepción. Es el Gobernador, porque eligió serlo. Debo analizar entonces al funcionario.

¿Por qué debemos creer, que un Poder pudiendo humillar, no lo haría?

¿Por qué creer que el Gobernador Scioli no forma parte de éste Gobierno? ¿O por qué debemos creer que debería estar ofendido ante el trato que le dispensaron, si ha confirmado en su conferencia de La Plata tener dialogo directo al más alto nivel y hablar sólo con la Presidenta, dando lugar así a mayores desconciertos, antes que a respuestas mínimas? Si Él mismo no asume que la Presidenta parece no pensar igual, Mariotto de por medio ¿Por qué creer que Scioli, quien ya ha demostrado sumisión  a toda prueba, debe ser considerado un Opositor? A no ser que sorpresivamente esconda grandes atributos de Tiempista, cosa que desconozco, y de la que dudo.

Más simple, si Él no se considera Opositor ¿Qué tipo de lucidez masiva debe constituirlo en tal?

Otro detalle casi ineludible, ¿Cómo se genera en la Provincia de Buenos Aires un déficit paulatino, cercano a los 13 mil millones de pesos o  más, en poco tiempo, doblando al de 2011, ante  una recaudación de 90 mil millones? “la recaudación de la provincia de buenos aires en el 2002 era de 8 mil millones de pesos y hoy está cerca de los 90 mil millones de pesos” (José L. Espert: La 5PATA sábado 7 de julio)

Un tema inexcusable mas, Nación entregó a la provincia cerca de 400 mil millones en los últimos años ¿Cuanto coparticipo la Provincia a la Nación en ese mismo período?

O ¿Por qué creer que la fractura de la CGT, siendo que ya hubo otras, va a cambiar el destino de cada trabajador en Argentina, frente a un Gobierno con éstas características? Lo que puede modificar es un esquema de Poder, movilizando piezas en adelante, pero no lo que el poder representa, en un caso y en otro. Moyano recuerda tarde la Inseguridad, y si está tratando de repensar el voto, ya ingresó un Proyecto al Senado para que voten jóvenes de 16 años. El Poder siempre compensa. Lo que la CGT moyanista, o su contracara caloísta, cualquiera de ellas,  pueda hacer por cada trabajador, dependerá de las oscilaciones económicas y las decisiones que se tomen. Ni la CGT ni el Gobierno podrán remediar posibles despidos industriales si la desaceleración continúa, y se agrava en tanto y en cuanto un país como Brasil toma una decisión propia para nosotros inevitable, y que nos impacta fronterizamente. Lo mismo con las importaciones. Habrá Sectores menos preocupados que otros, desde ya. Entonces ¿Donde ponemos la cuota de realismo? ¿Dónde cada discurso esquivo?

Que muchos empresarios no digan lo que deben, tampoco es nuevo. Temen. Por responsabilidad o por beneficio, temen. La PyMES alineadas, de parabienes, el resto que es mayoría, conteniendo lo incontenible.

En cambio, sí debemos considerar que el clima de violencia en las calles no va a cesar, siendo que los protagonistas electos abundan en violencias evidentes en el trato. En formas de decir-es, que obligan involuntariamente a la emulación más retrograda, alimentando en dosis homeopáticas a jóvenes que crecen.

¿Somos socialmente ingenuos? ¿Inmaduros?, ¿Presuntuosos, quizás? Porque en cualquier caso, como sociedad no podemos ser más peligrosos. Pretender hacer de un oficialista, un opositor, nos coloca donde estamos. Cada impotencia, cada deseo, cada necesidad, empiezan a estallar hacia adentro y desde allí se disparan sobre cada cosa.

Y seguir discutiendo pros y contras, antes que analizar cada hecho, antes que medir logros y frustraciones políticas, nos empobrece tanto como cualquier Poder desea.

Se divide para gobernar, lo que nunca imagine es que se pudiera gobernar para dividir.

La visión sesgada que involuntariamente desnuda a este Poder, o su mal manejo, o su mala alimentación informativa, o su conclusión esporádica, o su distorsionalidad, o su construcción de Periodismo propio, creíble o no, nos ubica ante palabras que debemos escuchar, y que nos transmiten que un agente inmobiliario que hoy dice que no está bien a partir de los cambios operados en un mercado acostumbrado a ver en el dólar, su refugio de inversión, nos está mintiendo, y que en el peor de los casos es un evasor, un tema  nada menor viniendo de quien vino, y volcado personalmente. Tampoco voy a defender a Toselli Brokers, mis impuestos, los pago. En tal caso, resulta más preocupante hacia donde rueda el sector, y cada ciudadano, cuando en verdad se trata de la realidad de miles, contra la interpretación presidencial y de un grupo de personas. Hay una diferencia entre Persona y Sujeto para la lectura política obligada. Ellos son personas, ya que en un país con la mentalidad de Argentina, ya tienen con qué serlo. El resto somos Sujetos, estamos Sujetos a….No es el caso de una nueva militancia de arriba hacia abajo, utilizable y que cree. Que cree hoy, hasta que acumule experiencia,  y mire para atrás en esos días que las frustraciones se hermanan sin perdones ajenos, para que en un segundo reconozcan cada equivocación. Quien milita la Cámpora desde el subsuelo, no es quien cobra, precisamente. Ellos tendrán tiempo de reacomodar un ciclo, nosotros contrariamente, de ver nuestro tiempo irrepetible desmadrado. Aunque hay un detalle que está dejando de ser tal; kirchneristas propios y apegados, comienzan a inquietarse por el exceso de emisión, aunque callen. Por errores decisorios, aunque callen. Nadie se anima, mientras conserven su espacio. Desde cada Ministerio, hasta una cantidad importante de Medios el síntoma adquiere un efecto dominó. Complacencia y silencio, es el remedio por ahora.

No solo entramos en una más que posible recesión económica, o estanflación, aunque nunca vi tantos economistas divididos en sus análisis, otros creen que se quemaron las naves desde el Gobierno para lograr una mejoría en el segundo semestre. De cualquier forma hoy  asistimos, nuevamente, a lo que ya escuchamos alguna vez. Hay una gran recesión política discursiva y en-cadenada, casi propagandísticamente abusiva. Que por mi parte, comienza a saturar. No me obliga al enojo, es peor, me apena. No me enfurece, me hiere y defrauda, como cualquier desconsuelo, lacera, traspasa y sigue. Es como derrochar un gran tiempo, irrecuperable. Solo un tiempo, porque uno sabe que nada dura para siempre. Y que estos cambios, de cambio tienen poco. Tras el crecimiento no nos va a tocar el Desarrollo, antes, lo impidió el Despilfarro de administraciones pésimas.

La inteligencia Emocional ha usurpado a la Inteligencia Política. Y todos nos convertimos en un cuerpo socialmente impotente y frígido. Digamos que el llamado Neoliberalismo de los 90 y el Progresismo de los 2000, en lo económico táctil, se pueden dar la mano. Y hasta estrechar en un abrazo si de heterodoxia económica hablamos. Hay un gemelazgo de medidas infinitamente comunes en las finanzas.

“El infierno y el paraíso me parecen desproporcionados. Los actos de los hombres, no merecen tanto” Jorge Luis Borges.

YAYO HOURMILOUGUE

LA 5PATA.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *