El Poder Femenino.

(Este comentario se creo el día 3 de noviembre a las 22;31 hs, y se dijo al aire a las 10:10 Hs del día 4 de noviembre)

El Tea Party que en EEUU produjo la derrota de Obama en las legislativas, sumado a otros sectores como el industrial y a las mayorías blancas, más un cuestionamiento masivo al Sistema de Salud, y a políticas pro estatales que descienden hacia el temible vocablo socialismo, son componentes de una ciudadanía diferente y particular, que además se ha quedado en muchos casos sin su techo desde la crisis inmobiliaria-hipotecaria-financiera hasta hoy. Temas que Obama no pudo recomponer. Hay un ingrediente racista, mínimo pero existencial en las respuestas recientes de esas urnas, al mismo tiempo que justiciero.

Viajemos. No es ni de cerca el caso Argentino si consideramos que en 2011 nos llega el turno.

Comencemos por la supuesta columna vertebral del Gobierno: El sindicalismo.

Juan José Zanola preso, Pedraza sin dar la cara pero salpicado por Cristian Favale y cinco detenidos mas por el asesinato de Mariano Ferreyra. Si bien hay distancia entre el ferroviario y Moyano, para el común denominador social, el Sindicalismo llega de la misma médula, a lo que se agrega el cargo de Moyano en el Justicialismo Bonaerense. No se opina mejor de la UOCRA, ni de la UOM, ni de Luz y Fuerza. El núcleo en sí, está a un paso del cortocircuito con Balcarce 50. Pueden rozar a Moyano y producirse un efecto dominó de consecuencias impredecibles. No van a contar con el paraguas del Gobierno que en estas horas lleva la imagen en alza y no quiere riesgos innecesarios. Se trata de una columna vertebral vencida y con una artrosis decadente. Pero por delante, sobran plazos para recomponerse en lo político, no así en la credibilidad social. Se necesitan. Han avanzado en leyes, en garantías, en beneficios que cuentan. No pueden retroceder.

Frente al gobierno existe un Peronismo Federal que resumía expectativas mínimas hasta hace unos días, y donde deben reformularse en que cuadrante del tablero han quedado parados, si es que no han salido del tablero.

Sucede que por estos días y si de gestión hablamos, la Presidenta tiene todo por mostrar  y habilidad le sobra para mantenerlo, lo bueno y lo malo, aunque no lo asuma críticamente. Pero hay un inesperado elemento más; el plano social emotivo, ya que no hay presentación empresarial o acto popular en el que no se la acompañe con aplausos cerrados, se trata de una solidaridad del dolor que independientemente de la gestión cobra vida por sí misma. Desconocemos cuánto tiempo durará, pero puede durar mucho más de un año.

Si el Análisis puede separar una cosa de otra (el plano emotivo de los resultados), el Sentimiento Solidario y la Espontaneidad, no. Es decir, se trata de la gente y de una expresión sentida que se coloca por arriba de las mejoras que aun no se han hecho y que hasta hace poco eran demandas.

El Partido Federal no puede demostrar gestión, salvo por dos de sus precandidatos, Rodríguez Saa y Das Neves, provincias que la mayoría de los argentinos desconoce, pero como precandidatos  quedan hermanados al resto de  los integrantes donde la historia reciente los precede, y si bien esto es común a toda la generalidad política, el obstáculo mayor es revalorar y revaluar propuestas ante la gente sin Kirchner como referente directo. Lo difícil es enfocar sobre una Presidenta que acaba de enviudar, frente a la espiritualidad social de un país como Argentina. Para competir se requiere de la creatividad de Propuestas que puedan dominar y atravesar el quehacer diario de un gobierno desarrollando el actual cargo ejecutivo, con una plataforma emotiva que supo comunicar y multiplicar en horas, encarnado por una mujer golpeada y fortalecida en su legitimidad indiscutida, y que para mejor cuenta con el respaldo de lo material, la recaudación bajo la égida de De Vido con una economía en alza y posibilidades mayores aseguradas por el contexto internacional.

¿Qué numero arrojó el censo? ¿Cuarenta y dos millones? ¿Cuántas personas fueron a despedir a Néstor Kirchner? ¿Y a Raúl Alfonsín? A lo que me refiero es que Al Componente Social Emotivo de Solidaridad con una mujer en la soledad del poder no hay demasiadas cosas con que enfrentarlo. La política racional se ve desbordada por una mezcla  vivencial de lo latino con lo criollo. Toda la Oposición enfrenta este conflicto de superación desde este momento, casi una auto exigencia. Si enfrentar a Kirchner era difícil pero posible, ahora está faltando el Objeto Superior de confrontación, y cuesta enfocarlo, guiarlo, dirigirlo hacia Cristina Fernández. Hacerlo implica el riesgo de perder más votos que ganarlos. Hay que visualizar al Gobierno, en un país de Personalismos. En esta situación también se encuentra la UCR, el Socialismo y el resto de la Oposición formal.

Ahora hay una imagen fuerte en el Poder en donde sin embargo se asocia lo Femenino al Dolor, no a la compasión, la compasión no convoca, la solidaridad sí y un carácter fortalecido en el dolor mucho más. Y esta mirada es independiente de las características militantes de la Presidenta las que también son valoradas por las expresiones más populares y suman más apoyo. En el fondo, hay un machismo en donde la Oposición se auto destituye hasta por pudor político, incluso en mujeres opositoras.

La Presidenta ha perdido su Marido. La Oposición su Argumento más potente.

Después de tanto navegar, nos estamos arrimando a costas desprevenidas que nunca habíamos visitado.

Somos La Quinta Pata.

YAYO HOURMILOUGUE.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *