Un Viernes de Octubre.

Que misterio tan vago la vida. Está ese azul gris nublado detrás del ventanal. Todo mar. De este lado ella se acerca. Creamos. Ella y yo y lo concebido en años o en minutos ya no estaremos. Quedará el oxigeno y ese mar y una memoria de nadie. Que minuto imperfecto y vasto, la vida. Su brevedad apasiona y arrasa ¿Cómo no hacer algo por el otro ante la finitud irremediable?

Mar del Plata. 15 de Octubre de 2010. 01.55 HS.

Yayo Hourmilougue.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *