Anárquicos del Resentimiento

La Justicia es el último recurso que tenemos. Para cada Funcionario, y para cada uno de nosotros. Sin privilegios.

Pocos niegan que una nueva Ley de Medios fuese necesaria. De hecho, la están aplicando en la práctica. Habrá que seguir trabajando sobre ella, afinar realidades, adecuarla a las Democracias Pluralistas. Lograr que no se convierta en una estructura Ultra Multimediatica ni para Grupos Privados ni para Gobiernos Ultra Propagandísticos.

Pero la tónica del “arribismo” montando actos con personajes que hacen un flaco favor al Gobierno y a la sociedad (el Gobierno nada ha dicho al respecto) cargados de verborragia violenta donde proponen tomar por asalto los tribunales, o increpar instituciones, que además fueron concebidas por las mismas autoridades nacionales que nos gobiernan, es una falla sísmica.
Es patético escuchar a cierta gente arrogándose el derecho de hablar en “nombre del pueblo” como si representaran a alguien. Sinceremos esto, son sectores minoritarios que se han subido al carro que triunfó hace algunos años, un carro que deberá sostener ese consenso y un nuevo desafío en 2011 y que contrariamente, la mayoría de esta gente viene a restarle votos
¿Son algún progresismo? ¿O en esto adquiere una representación el odio? ¿Alguien ha votado por el odio alguna vez? ¿Fue candidato el Odio? .
Sería legítimo que los organizadores lo expliquen, porque Carlotto tiene una imagen y una lucha que respeto y he apoyado siempre. Mientras que Carlos Kunkel o Hebe, y tantos otros, no sugieren la misma impresión. Ni detentan la misma historia. Si en los 80 y los 90 los Derechos Humanos sintetizaban luchar por una Justicia Necesaria, hoy han sido capitalizados por personeros que han destruido la esencia más justa con prácticas oportunistas.
Peor aun, se han convertido en tristes Anárquicos del Resentimiento. Los Derechos Humanos se han transformado para ellos en un poder que no saben cómo manejar. Desconozco quien asesora a Estela de Carlotto y a las Abuelas, pero no deberían estar allí, ya no pueden concurrir a cualquier parte.

Somos La Quinta Pata.

YAYO HOURMILOUGUE.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *