Acerca de la Inseguridad.

Es una incongruencia que lo único que nos condena es al mismo tiempo lo que nos puede salvar; la Política.Si el policía corrupto no cobra lo que merece, continuará siéndolo. Si para hacerlo necesita de la delincuencia, la delincuencia se seguirá sosteniendo pero involucrando a la Justicia, a Políticos y al Sistema Penitenciario, tanto como a la industria de caranchos leguleyos. Si los alumnos toman escuelas por la situación de edificios destruidos en capital, lo mismo que muchos edificios que también se ven en nuestras provincias, sostenemos la deficiencia y el desaliento. Si bajo otras circunstancias hay jóvenes que carecen de una familia que los obligue a estudiar, fomentamos las desviaciones. Si cada desviación nos acerca al delito procurando dinero fácil para sobrevivir con el agregado de padres desempleados o con trabajo en negro, contribuimos a una mayor inseguridad. Si el Legislativo discute con vehemencia la inseguridad corporativamente, tiene un tiempo del que la sociedad no dispone. Si el Legislativo no ordena, el Poder Judicial tiene excelentes excusas. Entonces la corrupción estructural no se corrige y el Estado sostiene y gasta lo que no se puede controlar. Sin el control del Estado lo político se auto elimina y se construye una argumentación nominal. Si lo figurativo desplaza lo real, estamos convalidando por uso y costumbre que las cosas no están tan mal. Será que estamos todos bien. Hasta resulta difícil creer que en las calles haya droga, delincuencia, muertes, trafico de adolescentes, injusticia, desigualdad, desempleo, corrupción o desinversión en Educación y Cárceles. Es como decir que los diputados no se aplauden, abrazan y festejan entre sí después de cada exposición corporativa, tras extraordinarios pugilatos verbales, o que todos están a salvo de sus gestiones anteriores ¿no?Digamos que cuesta encontrar  un correlato entre la Representación Política y las Democracias Constructivas. Y que entonces sí, “El Gobierno no tiene muertos por inseguridad”.Seguramente. Es una incongruencia que lo único que nos condena es al mismo tiempo lo que nos puede salvar; la Política.

Somos La 5° Pata.

YAYO HOURMILOUGUE.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *