Militancia Académica.

No comparto los modos de este Gobierno. Es algo que ha quedado claro en algunos de mis comentarios. No compartir ciertos métodos de un Gobierno que no sabe mirarse a sí mismo, no significa que difiera de todo cuanto se ha realizado hasta ahora en tanto hallazgos y errores, más que nada cuando este Gobierno encontró en el Periodismo un enemigo cuasi permanente sin reparar en quienes somos unos y otros, y al no distinguir al Periodismo verdaderamente independiente, a pulmón, de los grandes Multimedios que diversifican fortunas y además manejan Poder. En el Poder Legislativo Nacional en estos años se ha generado concluyentemente una agenda que tuvo a maltraer a muchos, y esto es señalar un quehacer cotidiano, independientemente de los  resultados, al que el Gobierno obligaba. Resultados que no dependen solo de un Ejecutivo sino de los dos Poderes restantes y de Instituciones de todo tipo. Indudablemente hay que establecer una fecha límite ante el desenvolvimiento de la Oposición también. Y podemos apreciar casi sin riego a equivocarnos que una Oposición existió antes del 28 de junio de 2009, y otra, surgió desde el 10 de diciembre pasado. La primera tenía un plafón de crítica atendible. Pero después del 10 de diciembre pasa a formar parte del Gobierno como Oposición, y desde entonces se visualizan grietas que van marcando un tono poco preciso en cuanto a la labor política en sí misma. Es decir, pasa a compartir los mismos riesgos del gobierno que criticaba antes del 28. Obtiene los mismos  resultados que el Gobierno en cuanto a una política general apreciada desde fuera del Congreso, los Bloques o los Partidos ¿Que faltaba al Oficialismo para consumar un círculo incompleto y altamente demandado, un vacío, lo mismo que a la Oposición? Construir Militancia ante la ausencia de Cuadros y de Conocimiento en etapas presentes y en las que habrán de llegar. Cada uno lo sabía, nadie lo hizo. Ayer, Alicia Kirchner presentó un nuevo espacio para “estimular que haya más militantes activos”, la Corriente Política de Liberación e Integración Nacional (COLINA). Y dos meses atrás, la agrupación universitaria La Cámpora organizó y coordinó la Cátedra Nacional del Bicentenario, instalando en la juventud una actualidad laboral y regional, así como económica y educativa, aprovechando los 200 años de la Revolución de Mayo. En abril hubo una presentación con estos temas; “El modelo Económico del Kirchnerismo”, “Por una nueva Ley de Educación Superior del Bicentenario”, y “La recuperación de los derechos laborales.” 
¿A dónde apunto con esta sinopsis? Si por un lado La Cámpora es esa fuerza que ha generado más de un incidente de choque, acusada en más de un caso de disturbios,  por el otro, y orientada desde una de las Secretarías del Gobierno, ha desarrollado un brazo pretendidamente académico que más allá de compartir o no su orientación y contenido, ha buscado construir un espacio que está inactivo entre nuestros jóvenes. Se me podrá decir que hay en este proceso un derrotero parcial y propagandístico hacia la figura del Dr. Kirchner, puede ser, pero salvando al Cooperativismo unificado en un Bloque Social dentro y fuera del Congreso Nacional, no veo que el resto de las fuerzas partidarias opositoras propongan algo parecido para construir militancia desde lo Académico, o más generalizadamente, desde el conocimiento. Hay otros ámbitos Académicos de muy altos contenidos en conocimientos, pero alejados de la vida política, salvo extraordinarias excepciones. Orientados al saber por el conocimiento mismo y enfocados en buena hora a la actividad privada. A los sumo, analizan, estudian y enfocan la Política desde afuera. Cabe preguntarnos si entre un espacio y otro hay un vacío. Y la respuesta es que no, porque desde lo Académico privado se viene llenando el aprendizaje empresario, y desde el otro extremo, se viene construyendo una militancia académica con la que podemos coincidir o no, en el centro se unen Gremios y Sindicatos con diferentes Instituciones Sociales de muy variada extracción, y todos los campos Partidarios Regionales. Estamos ante un probable nuevo diseño, con una mayoría de la Oposición adormecida y sosegada. Hay una política de trincheras ocupadas por el Gobierno, mientras que la Oposición aun camina el terreno de enfrente con picos y palas para ver donde abrir las zanjas propias.
Somos La 5° Pata.

YAYO HOURMILOUGUE

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *