HABER EN PRETERITO ANTERIOR – Por los confines de aquí nomas.-

HABER EN PRETÉRITO ANTERIOR
 
Aquí hubo una voz mineral.
Pero su nacimiento no era de carne.
Aquí hubo un Dios,
que se desvivía. Tanto se desvivió,
que tuvo que morirse.
Aquí, bajo mis pasos, (creeme)
hubo otras tierras, y los hombres
dieron todo por ellas, tanto
tanto, que hasta hombres dieron.
Aquí, (colosal sepultura del cosmos)
abundaban los árboles, hoy,
es un refugio petrificado
de dibujos y siluetas que recuerdan.
Aquí hubo hombres y mujeres
que se amaron, tanto tanto,
que por odio, el Amor los abandonó.
Aquí hubo poder para convertir
las cosas (y las cosas de las cosas),
tanto tanto, que por irresponsables,
los hombres lo pusieron en manos de una sola persona
y de los amigos de sus amigos, y después obedecieron.
Aquí hubo tristezas y vidas
que valieron tanto tanto, que fueron
vendidas no importando los años,
al peor de los precios.
Aquí estuvo la bronca, tanta tanta fue,
que quedó en escombros de la nada.
Aquí hubo libros,
tantos, que se inutilizaron entre sombras y humedad,
con hinchazones que desfiguraron cada letra.
Aquí hubo Justicia, y los culpables
que no eran tales, pagaron tanto tanto,
que los corruptos
compraron la balanza, y la Justicia
se perdió, (creeme), como se pierde
entre los humanos el conocimiento
de lo más simple y claro.
Aquí hubo entendimiento, tanto tanto,
que llegaron las alianzas y los negociados,
y las guerras, y los que primero entendieron,
marcharon, huyeron, dejando tras de sí,
regueros de huesos.
Ahora hijo, subamos, cerremos la escotilla,
y fundemos otro mundo desde esta cápsula,
nosotros, los culpables que todavía creemos.
 
Y.H.
 
(Del libro inédito de Yayo Hourmilougue: “Por los Confines de Aquí Nomás”)
Compartí el contenido:

Post Author: Carla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *