Editorial. “Con menos árboles y más dudas” Yayo H-LAQUINTAPATA-

AL AIRE 18;45HS.-

En el último cuarto de siglo de promedio la tala de árboles en Argentina rondó las 300.000 hectáreas de bosques nativos cada año. De los 34,7 millones de hectáreas de bosques que había en el país en 1990, ahora éstas se cifran en 27,11 millones. Según informes elaborados por las Naciones Unidas, la Argentina es uno de los 10 países que más deforestan en todo el mundo –encabezados por nuestro vecino Brasil-. Entre las principales causas de estas prácticas de tala de árboles destacan el aumento de superficies cultivadas para la soja, la fabricación de productos confeccionados con madera o la ganadería.

Pero, ¿qué sucede con las consecuencias de esta tala de árboles en Argentina? La  primera, obvio, es la reducción del pulmón de la Tierra, lo que agrava el problema del impacto negativo de los gases de efecto invernadero. Además, existen otras complicaciones que tienen mucho que ver  con esta deforestación aunque no nos lo parezca.

Un ejemplo de ello son las inundaciones. Provincias como Córdoba, Santiago del Estero o Santa Fe, que vieron cómo en los últimos años el avance descontrolado de la frontera agropecuaria favorecía la deforestación, han sufrido graves inundaciones. A fin de cuentas, un bosque actúa ante las precipitaciones tanto como paraguas como de esponja natural. Se calcula que los desmontes son los responsables en un 70 por ciento de las inundaciones.

Por este motivo el retroceso en la tala de árboles es una buena noticia. Sin embargo, es preciso redoblar esfuerzos, no sólo en esa reducción de la deforestación, sino también en la recuperación de las regiones más afectadas.

Fuentes: twenergy.com y   Noticias ambientales | Clarin 

 

El  5 septiembre pasado, hubo un Comunicado a los Medios donde  Greenpeace aseguraba: la diputada Burgos está cajoneando la Ley de Delitos Forestales

La organización ambientalista denunció que la diputada Burgos está demorando la Ley de Delitos Forestales en el Congreso de la Nación. El proyecto fue presentado por Greenpeace junto a organizaciones campesinas e indígenas hace casi un año y está trabado en la comisión de Legislación Penal que preside la representante jujeña.

 “Es inadmisible-dicen-  que haya pasado casi un año y la Comisión de Legislación Penal no lo haya tratado. Mientras su votación se demora, los desmontes ilegales y los desalojos de comunidades campesinas e indígenas, avanzan”, advirtió Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace Argentina.

 El proyecto establece una pena de 2 a 10 años de prisión a quien sin autorización ocasione intencionalmente el desmonte, incendio, cambio de uso de suelo o la destrucción de bosques nativos. También penaliza, con cárcel de 2 a 6 años, a quien ayude a cometer esos delitos a través de la provisión de maquinaria o conocimiento técnico, académico o científico. Las penas se incrementan para el funcionario que forme parte del delito o autorice desmontes violando las normas vigentes.

 “Grandes productores agropecuarios y desarrolladores inmobiliarios violan la Ley de Bosques y no tienen condena: simplemente se les cobra una multa insignificante en relación al dinero que ganan a costa de la destrucción de los bosques. En muchos casos es clara la complicidad de los funcionarios en la violación de la normativa. El Congreso debe sancionar de forma urgente la Ley de Delitos Forestales para terminar con esta impunidad”, afirmó Giardini.

 Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ubicó a Argentina entre los diez países que más desmontaron entre 1990 y 2015: se perdieron 7,6 millones de hectáreas, a razón de 300 mil  hectáreas al año. Datos oficiales confirman que, desde la sanción de la Ley de Bosques (año 2007) hasta fines de 2016 se deforestaron 2,4 millones de hectáreas, de las cuales más de750 mil eran bosques protegidos. Un reciente informe de Greenpeace estima que al menos el 42% de los desmontes realizados en el primer semestre del año fueron ilegales.( Régimen Penal por desmonte)

BURGOS DESMIENTE A GREENPEACE

 “Desmiento y rechazo la difamación de la ONG Greenpeace. Como presidenta de la comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados no he bloqueado ni bloquearé el tratamiento de ningún proyecto y tampoco la iniciativa que establece un régimen penal para el desmonte ilegal de bosques nativos”, afirmó la diputada nacional Gabriela Burgos ante las expresiones publicadas en la página oficial de la organización ambientalista que tuvo repercusión en varios medios de comunicación.

 “La acusación es injusta e infundada”, remarcó la legisladora de Cambiemos quien explicó que “la labor legislativa de las comisiones incluye numerosos proyectos que aún no han tenido la oportunidad de ser tratados, lo que no significa que no sean importantes o que no vayan a tratarse. El funcionamiento del Poder Legislativo es bien conocido por esta ONG, la que ha ayudado -sin lugar a dudas- al trabajo legislativo en temas de envergadura en la historia reciente de nuestro país”.

 “Los alarmantes niveles de desmonte de los bosques nativos son de gran preocupación de nuestro Bloque, por lo que los proyectos de la diputada de Libres del Sur Victoria Donda y  de la diputada María Emilia Soria del FPV (quien también cuenta con una propuesta similar), representan una gran oportunidad para analizar y evaluar la eficacia de los tipos penales propuestos”, señaló la diputada jujeña, quien agregó que “el tema requiere indefectiblemente la búsqueda de los consensos necesarios para la sanción de una ley”.

 Burgos explicó: “si bien el proyecto promovido por Greenpeace fue presentado por Donda el año pasado, fue recién a principios de Agosto de este año que dicha organización se contactó con mi despacho para solicitar una audiencia. Ante dicho pedido, mi equipo se reunió con representantes de la misma donde explicó la metodología de trabajo y los pasos que conlleva su tratamiento, como así también las cuestiones técnicas y legales que requieren considerarse conjuntamente. Los ambientalistas mostraron comprensión de su parte, con lo que se inició una labor coordinada con el ministerio de Justicia y la comisión de Recursos Naturales a donde también ha sido girada la iniciativa”.

 Finalmente, Burgos destacó que “lamento la falta a la verdad de Greenpeace. Sin embargo, nuestro trabajo legislativo seguirá siendo serio, respetuoso y comprometido, con el objetivo puesto en la búsqueda de acuerdos para alcanzar la mejor ley posible. Para lo cual seguiremos contando con la participación de las organizaciones de la sociedad civil”.

Bien, los desmontes continúan sin ningún control, aunque se han reducido debido a la Ley 26.331. Pero no alcanza solo con esto. Y en este debate mediático, nos está faltando alguien;

La pregunta es, el Ministro Bergman, además de vestirse de planta, o de traer dos legs al país, aclaro que esto último no es delito, aunque caiga muy mal a las PyMES Nacionales, ¿Qué es lo que ha hecho en Medio Ambiente hasta este momento? Y lo pregunto desde el buen lugar. El Sr Bergman dispone de estos micrófonos si lo desea. Acaso haya hecho cosas que uno desconozca, sería bueno que lo comunique. O quizá, yo no esté equivocado y necesitemos en el Ministerio, gente que realmente sepa de qué se trata. Porque el tema, es en verdad grave.

AUDIO

YAYO H

LAQUINTAPATA.

Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *