OPINIÓN. YAYO H “A LO QUE ESPINOZA NO LLEGA…” LA5PATA-01-03-16

Al Aire.- 18;08 hs-

El Titular del PJ bonaerense dijo en Bolívar, que  “Si se levanta el conurbano, cae el Presidente”(…) “si el conurbano explota, salta Macri”. Se trataba de un encuentro de intendentes del peronismo. Juan Patricio Mussi, jefe comunal de Berazategui por su parte, habló del riesgo de “estallido social en el Gran Buenos Aires” y aludió a las políticas implementadas por el Gobierno Nacional. Las afirmaciones de uno y otro, cayeron mal en la mayoría de los dirigentes presentes. Hubo efectivamente, en muchos intendentes peronistas, una clara molestia por lo que escucharon. Días después, una gobernadora con el cansancio que la lógica de la gestión implica, así la vi, expresó que lo de Espinoza, “Si quiso ser una amenaza no tuvo efectividad”. Lo cual es cierto.

Dos directrices entonces, a partir de este hecho;

1-Esto nos retrotrae a la lógica con la que viven muchos de los que estuvieron acostumbrados a un poder que perdieron en las urnas. Como ex intendente de La Matanza, Espinoza pasó sin pena ni gloria, como un mandamás sin gestión. Como un irrelevante al que ahora le falta actitud moral, y sin ello, no hay razones políticas en ninguna persona, salvo razones propias. Bastó la actitud del resto de los intendentes, y eso es lo bueno, independientemente de sus necesidades de negociar con la gobernación.

Creo que la vieja manera de hacer politiquería, se acaba de a poco.

La crítica, no implica destrucción. La crítica implica demandar desde lo ético, y al mismo tiempo que se ejerce como tal, la construcción crítica debe ser acercamiento y respeto por la institución, y por la ciudadanía. Por la Otredad. No ha sido el caso desde luego. El mismo dirigente días después, se llamó “realista, no golpista”. Pero la verdad general, no le concede esa satisfacción mínima.

Olvidemos a Espinoza, entonces, quien ha demostrado no valer la pena, aunque era necesario para el enfoque que nos debemos;

2-La provincia se tomó con una exagerada deuda gracias a la pésima e inolvidable gestión sciolista, de cuyos resultados, me asombra todavía que aun la justicia o el ministerio público, no pidan las necesarias explicaciones, números en mano, año tras año, partida por partida, deuda tras deuda. Y actualmente se afrontan gastos, con adelantos del gobierno nacional que en algún momento habrá que reponer.

A nivel nacional, el tema preocupante sigue siendo la inflación; uno hubiera esperado un poco más de gradualismo, y no tan inesperado shock. Aunque de una u otra manera el resultado final sería el mismo, la gente lo hubiera padecido menos. Hay una sucesión de aumentos, verdaderamente traumáticos para cada familia. El precio libre tiene 3 funciones: A. equilibrar oferta y demanda, B. señalar la escasez relativa de los bienes y el cambio de la misma, y C- orientar la producción hacia la demanda (Política Económica, Ernst Dürr/Mónica Escher, Unión Editorial) Profesor Guillermo Sandler).Lo que por otra parte, tampoco debe tomarse como algo desconcertante, Macri dijo lo que iba a hacer, y lo está haciendo. No hay sorpresas. El modo operativo, lo debe asumir entonces, el actual Gobierno, más acá de lo heredado, lo cual también es cierto. A mi juicio, se ha confiado en algunos sectores empresarios, no todos, que no han entendido bien de qué se trata. Al parecer las autoridades confían en normativas jurídicas, cuando lo que está faltando es corrección política, acuerdos, y si es preciso, presión.

Sucede que La Constitución Nacional protege a cada consumidor, a todos, mediante la Ley de Defensa del Consumidor, lo que involucra además “usuarios de bienes y servicios”, pero ¿Qué es lo que hace? Permite acceder a cada consumidor como la parte final y más debilitada de la cadena a la tutela judicial efectiva y gratuita en cada caso. Y lo hace bajo la normativa judicial (Art.53 y 55), ¿Pero qué Ciudadano echa mano a esto? ¿Quién recurre a la Ley de Defensa del Consumidor?

La Ley de Defensa del Consumidor instituye gratuidad de acceder a la justicia, y allí queda. Solo algunas Asociaciones de Consumidores recurren a la medida, pero queda claro que no alcanza. A lo sumo, se multara al dueño de un local, o alguna empresa. Hay que accionar entonces, políticamente, sobre cada eslabón que se perpetúa desde el productor mal pago, a cada góndola, o boca de venta. Un trabajo de enanos. La política, debe encontrar una solución a esto. Y esta columna basal, está faltando todavía. El consumo se está retrayendo naturalmente y eso también tiene un gran costo político. Y límites. Claro que los Espinoza jamás pudieron siquiera analizarlo. Ni pasó por su estadio neuronal crear un programa de 12 mil millones de pesos para energías renovables como el que se lanzó ahora.

Derrotar la inflación, Es el teorema ausente que debe corporizarse sin descontar medidas macro, y desde ya, inversiones y competitividad. Hay un juego cuasi perverso, complejo y múltiple, que amenaza con oponerse a bajar la inflación, y que a mi ver, supera temporalmente el 2016 a este paso. Extender por 6 meses el Programa “Ahora 12” no está mal, pero es un paliativo. Tampoco olvidemos que mucho de esto lo hubiéramos evitado, si antes no hubieran existido personas en La Rosadita contando panes… perdón, quise decir dólares.

Hay, por último, una perversidad de naturaleza quietista, que encoge los entusiasmos. Estamos ahora acéfalos de una Justicia que contemple las demandas, o que demuestre preocupación en hacerlo, y lo expreso fuera de cualquier situación política pasada, me refiero a la demanda ciudadana.

A nuestra justicia, le faltan jueces con decisión de serlo.

YAYO H.

LA5PATA

descarga307-1

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *