SEGUNDA MUERTE DE NISMAN : LA MENTIRA OFICIAL: LA SOLANO LIMA

SEGUNDA MUERTE DE NISMAN:


LA MENTIRA OFICIAL

1. Presentación

A medida que crecen las dudas que empañan la hipótesis del suicidio, el kirchnerismo redobla la apuesta para aniquilar la honorabilidad del fiscal Alberto Nisman. Es fácil atacar a una persona fallecida porque no puede defenderse. Verdadero y absoluto acto de perversidad política que muestra a las claras la catadura moral de los personajes que han cooptado el Estado para exclusivo beneficio de una nueva oligarquía rapaz y corrupta. De este modo, el gobierno enfila hacia una colisión con la realidad que ahondará su desprestigio ante la opinión pública local e internacional.

La responsabilidad kirchnerista por la muerte de Nisman es ineludible e inexorable, aunque sus ideólogos crean a pie juntillas que la sangre seca rápido y aguarden –ingenuamente- que el caso caiga de la tapa de los diarios. La Presidenta está desorientada y empecinada en demostrar –como sea- que el Fiscal era un mentiroso, entonces autoriza –directa o indirectamente- cualquier recurso falsificador y destructor de la honorabilidad del extinto.

Nuestro objetivo es desmontar la mentira oficial en torno a la pretendida “endeblez” de la acusación que se cobrara con la vida del Fiscal. Dilucidar los pormenores de su fallecimiento es tarea de la Justicia  en quien confiamos, caso contrario la salida sería Ezeiza, alternativa que repudiamos porque creemos en las potencialidades de nuestra ciudadanía y estamos convencidos que la Argentina –hoy una República a la deriva- es víctima de la corrupción del gobierno de turno. Pero hay solución sin el kirchnerismo que es parte del problema. En octubre la democracia castigará en las urnas a esta banda de malhechores y se abrirá un nuevo ciclo institucional que nos liberará de tanta miseria espiritual y material.

Vamos a proceder, por tanto, a dar una respuesta política porque indigna la maniobra difamatoria del kirchnerismo contra un muerto ilustre, valiente y de acendrada dedicación profesional como fuera el extinto fiscal Alberto Nisman.

2. SUPUESTAS INCONSISTENCIAS DE LA ACUSACIÓN DE NISMAN

Por intermedio de la agencia estatal Télamel kirchnerismo ha difundido siete presuntas inconsistencias de la acusación de Nisman. Veamos.

a) PRIMERA INCONSISTENCIA: IMPUNIDAD POR PETRÓLEO
Para el fiscal Nisman el kirchnerismo firmó el “Memorándum de Entendimiento con Irán” a fin de “intercambiar impunidad para los funcionarios iraníes que habían sido acusados por el atentado (a la AMIA), por un aumento del intercambio comercial con el país asiático. Dicho más llanamente, la acusación era que se había cambiado impunidad por petróleo”.

Según el kirchnerismo eso es falso porque el intercambio comercial con Irán fue más fructífero antes que después de la firma del pacto de la discordia. Los números confirman el aserto kirchnerista. Sin embargo, las restricciones impuestas por el cepo cambiario y los cupos a las exportaciones de cereales afectaron al conjunto del comercio exterior y disminuyeron globalmente la actividad de las empresas privadas exportadoras. Es decir, que si bajó también el comercio con Irán no fue porque a las empresas privadas se les antojó dejar de exportar granos, sino que ello ha sido el resultado de la pésima política del gobierno que nos ha hundido en la recesión y enla inflación galopante. Además argumentar que Irán no produce lo que el país necesita es falso porque el déficit energético es el talón de Aquiles de la actual administración, lo que derriba cualquier elucubración ajena a esta realidad.¿O vamos a creer que el pacto con Irán se hizo porque de un día para el otro los iraníes decidieron entregarse a la suerte del kirchnerismo a cambio de nada? Hubo intereses recíprocos que avalaron la firma del pacto. Por tanto, la hipótesis de Nisman es correcta y se fundamenta en una minuciosa recolección de pruebas a través de ocho años de escuchas telefónicas ordenadas por el juez Canicoba Corral. Exigir un papel escrito y firmado por las partes que contenga el plan denunciado por Nisman es una coartada que busca demostrar la falta de pruebas cuando las pruebas están en las negociaciones secretas que se ejecutaron de acuerdo con la línea presidencial y han quedado documentadas en las escuchas. Reiteramos: ¿alguien cree que el pacto con Irán se firmó prescindiendo de intereses recíprocos?

Según las pruebas aportadas por Nisman, Jorge “Yussuf” Khalil, quien es descripto como el “referente comunitario y nexo local del régimen iraní”, es citado en una llamada interceptada diciendo, en mayo de 2013, que “el tema es que Argentina necesita petróleo (…) hay un verdadero interés para empezar y entablar relaciones comerciales de gobierno, con funcionarios del gobierno acá, una delegación de allá viajará a Caracas o al Golfo o a Beirut mejor (…) para empezar las relaciones directas de funcionarios a funcionarios”.

Asimismo queda probado que Khalil les comunicó a sus contactos en Irán sobre el progreso de las negociaciones en la Argentina. “Argentina tiene una gran necesidad de petróleo e Irán tiene una gran necesidad de granos y todo eso”, dijo según las pruebas aportadas por Nisman.

Ahora bien, que las ventas de petróleo se hayan frustrado no invalida que el objetivo central del pacto –que se firmó y fue aprobado por el Congreso argentino a instancias del kirchernismo- haya sido el que señala el Fiscal, quien aporta las pruebas al respecto. Hubo pacto porque hubo intereses económicos de por medio a cambio de impunidad. ¿O la mentada Comisión de la Verdad se formaría para demostrar la culpabilidad de los iraníes? ¿Alguien imagina a los iraníes esposados en su propio régimen integrista de regreso a la Argentina? La Justicia lo declaró inconstitucional en mayo del año pasado. ¡Por favor!
b) SEGUNDA INCONSISTENCIA: SACAR LOS ALERTAS ROJOS
El levantamiento de los alertas rojos que impiden a los funcionarios iraníes salir de su país por estar acusados de perpetrar el atentado terrorista contra la AMIA, era la frutilla del postre, la última fase del plan de impunidad que se frustró no porque haya sido un invento de Nisman sino a otras razones de peso:no avanzó hasta su consumación final debido al escándalo internacional que produjo y además fue declarado inconstitucional por la Justicia argentina. Tampoco el Juez se animó a levantar los alertas rojos antes de entrar en funciones la mentada Comisión de la Verdad. Es cierto que Timerman informó a Interpol que los alertas rojos no eran afectados, pero esto es doble discurso. Por cuerda separada y “diplomacia paralela” se montaba el plan de impunidad que les garantizaría a los iraníes quedar absueltos una vez que declararan en la Comisión de la Verdad con las garantías del debido proceso… del régimen integrista en su propio país.

c) TERCERA INCONSISTENCIA: LA PISTA LOCAL
Nisman denunció que hubo un plan para plantar una pista falsa que absolviera a los iraníes y da cuenta de una reunión en 2012 de la que participaron el ex juez Yrimia por la SI y un dirigente comunitario iraní. Dice Télam: “La primera y más inmediata (inconsistencia) es que esta denuncia para supuestamente desviar la investigación nunca se hizo en ningún juzgado, de modo que no hay delito de encubrimiento ni siquiera en grado de tentativa”. Y aclara:“Incluso, en el caso de que se pudiera probar que tal reunión existió y que allí se acordó lo de la pista local, se estaría solamente ante la preparación de un delito que no es una conducta punible, toda vez que solo quedó en eso”. Ergo: Nisman tiene razón pero su denuncia no confirma la existencia de un delito…

Continúa Télam: “El otro problema que tiene esta acusación es que, recordemos, es contra nada menos que la Presidenta de la Nación, de modo se vuelve muy difícil de explicar cómo se conectan la preparación de un delito de encubrimiento en una supuesta reunión entre un ex juez y un dirigente comunitario, con la Presidenta y sus funcionarios de más alto rango”. En realidad el problema no lo tiene la acusación. Lo tiene el gobierno que se valió de personajes de menor rango para consumar el plan de impunidad probado con las pruebas presentadas por el Fiscal. El ex juez Yrimia no actuaba por su cuenta, respondía a un lineamiento político y ese lineamiento bajaba de la Casa Rosada.

Dice Télam: “Además, si el fiscal sabía de esta reunión desde 2012, la pregunta es por qué no lo había denunciado en ese momento o, al menos, por qué no había informado al juez de la causa de la aparición de esa otra pista”. Nuevamente, se recurre al artilugio de sospechar de la eficiencia del Fiscal y no del dato revelador acerca de la creación de una pista falsa a favor de la impunidad de los iraníes. La función del Fiscal es investigar y recabar la mayor cantidad de pruebas posibles que respalden su acusación. Por tanto, si Nisman no actuó antes es porque buscaba nuevas pruebas y evidencias.

Dice Télam: “Y hay más. Desde 2004, cuando fue nombrado por el entonces procurador Esteban Righi al frente de la Unidad AMIA, Nisman era el máximo responsable de la investigación. En ese contexto, resulta inverosímil plantear que la Presidenta y su canciller hubieran tramado la confección de una pista falsa en la medida en que ineludiblemente eso debía pasar por las manos del fiscal”. De ningún modo es inverosímil que se haya planeado la confección de un plan de impunidad. ¿Y el pacto con Irán para que se firmó?

Dice Télam:  “La Unidad Especial AMIA es la unidad fiscal con mayor cantidad de recursos materiales y humanos de todo el Ministerio Público Fiscal y en el año 2014 contó con un presupuesto de 24 millones de pesos, lo que significó un aumento sustancial respecto del ya importante presupuesto que se le había otorgado en todos los años anteriores. En este contexto, resulta inverosímil que el mismo gobierno que fortalece de esta manera la unidad de investigación de la causa Amia, al mismo tiempo conspire contra esa investigación”. Hubo doble juego y “diplomacia paralela”.  Por un lado, se le daba recursos al Fiscal, y, por el otro,el gobierno articulaba un plan de impunidad para beneficiar a los iraníes acusados del atentado terrorista a la AMIA.

d) CUARTA INCONSISTENCIA: EL PACTO DE TIMERMAN CON EL CANCILLER IRANÍ
Dice Télam: “En su escrito acusatorio, el fiscal dijo que en una reunión en la ciudad de Alepo, Siria, el canciller argentino y el de Irán había sellado el acuerdo. La prueba de esto eran los dichos de un periodista argentino, recientemente fallecido, que le había dicho al fiscal que había visto un documento donde el canciller iraní le confirmaba a su presidente tal pacto. Sin embargo, no existe documento alguno que avale ni siquiera parcialmente tal afirmación”.

Los hechos posteriores a la denuncia formulada por Pepe Eliaschev y publicada en Perfil derivaron en la firma del pacto con Irán.Antes de la firma del pacto, ¿hubo o no reuniones previas? ¿Por qué empecinarse en demostrar que Eliaschev mintió si luego se firmó el pacto con Irán que confirmó lo anticipado –detalle más, detalle menos- por el periodista fallecido? Sin palabras.

e) QUINTA INCONSISTENCIA: LA ESCUCHAS SOBRE EL DIRIGENTE IRANÍ
Dice Télam:   “En su denuncia, Nisman había transcripto una escucha de un agente de inteligencia que hablaba con el dirigente argentino-iraní, Alejandro Khalil, en la que le aseguraba que le habían dicho que en la Secretaría de Inteligencia  iban a levantar los alertas rojos sobre los iraníes acusados. En su escrito, el fiscal dice que este agente es en realidad alguien que trabajaba para Irán. Si esto es así, es grave que el fiscal no hubiera informado esto al juez Canicoba Corral. Incluso resulta complejo entender por qué Nisman no informó al entonces Jefe de Operaciones de la SI, Jaime Stiusso -con quién según el propio Nisman llegó a reunirse hasta dos veces por semana- sobre la acción de este agente presuntamente vinculado a los principales acusados en la causa.

Aunque el fiscal aseguraba que solo había accedido a escuchas hechas sobre Khalil, y no tenía escuchas ni de la presidenta, ni del diputado Larroque, nada de esto pareció suficiente a la hora de conectar a este agente que hablaba con el sospechoso como alguien que trabajaba bajo las órdenes de Cristina Fernández de Kirchner. Según había afirmado Nisman, en las escuchas a las que accedió aparecían los dirigentes Luis D´Elía y Fernando Esteche. Ni Khalil, ni Esteche, ni D´Elía son funcionarios del gobierno nacional, de modo que también ahí había un problema grave para justificar la imputación que hacía a la Presidenta”.

Como queda manifestado con claridad, se acepta que Khalil es un agente iraní, lo que se le reprocha a Nisman es por qué no le informó de ello al Juez de la causa (¿?). Entonces el tema central no es que Khalil sea agente iraní –lo que prueba el Fiscal y Télam debe aceptar a regañadientes- sino que no se le haya informado al Juez de la causa. ¿Por qué Nisman estaba obligado de comunicarle al Juez de algo que todavía estaba investigando y requería mayores evidencias? En ese sentido, ¿por qué estaba obligado además de informarle a Stiusso si el propio Stiusso seguramente ya lo sabía por el manejo de la información que disponía? Y el remate: ¿son necesarias escuchas o documentos escritos para probar la conexión entre Larroque, Delía y Esteche con el gobierno de la Presidenta Fernández? Sin

palabras.

f) SEXTA INCONSISTENCIA: LOS AGENTES DE SI
Dice Télam: “A pedido del juez Lijo, la Secretaría de Inteligencia por intermedio de su Secretario, Oscar Parrilli, informó que Ramón Allan Héctor Bogado (mencionado como quien estaba en contacto con Khalil) y el ex juez Héctor Yrimia (mencionado como quien participó en el supuesto armado de una pista local), sindicados ambos por Nisman como miembros de SI “no pertenecen ni han pertenecido como personal de la planta permanente, contratado, de gabinete ni personal transitorio”.

Un desconocimiento total acerca de cómo trabajan algunos personajes para la SI es lo que contiene esta paupérrima desmentida tendiente a desacreditar la acusación de Nisman. El personal inorgánico de la SI no deja datos personales en su paso por el organismo, o en su defecto, presta servicios con una identidad reservada y ficticia. Sin palabras.

g) SÉPTIMA INCONSISTENCIA: LAS ESCUCHAS
Dice Télam: “¿Qué garantías tenemos con éstas cintas que produce la Secretaría sabiendo cómo es la actividad de la Secretaría?”, se preguntó el juez Canicoba Corral en una entrevista que brindó a apropósito de la repercusión de la denuncia, de modo que sin garantía de autenticidad, el carácter probatorio de este material está puesto severamente en entredicho por el propio juez de la causa”.

Basarse en una sospecha amañada del Juez de la causa AMIA sobre la autenticidad de las escuchas por él ordenadas a la SI y con las que Nisman fundó su acusación, realmente es de una gravedad institucional que pone en jaque el accionar de la propia Justicia que necesita de esos instrumentos para desarrollar su trabajo. Sin palabras.

3. Conclusión

El kirchnerismo insiste con desacreditar la acusación de Nisman al solo efecto de defender a la Presidenta Fernández a través de la obediencia debida y un verticalismo cavernícola que vacía de contenido democrático y republicano al partido de gobierno. Con el Fiscal muerto, los ataques a su honorabilidad son un acto de cobardía alevoso y criminal. Así, el kirchnerismo se despreocupa de su deceso y se ocupa por imponer la hipótesis del suicidio acaparando sospechas negativas. El pacto con Irán borró todo lo que desde 2003 se había hecho a favor del esclarecimiento del atentado terrorista contra la AMIA. Ahora la Presidenta no sabe cómo hacer para demostrar que el pacto no se firmó por intereses recíprocos y que de haberse cumplido habría beneficiado –encubrimiento de por medio- a los iraníes acusados de perpetrar dicho atentado. La mentira oficial terminará perjudicando a la propia Presidenta. Tarde para lágrimas.

José “Chavo” RAMELLO – Demián ABBOTT

LA SOLANO LIMA

######

CARLOS OVIEDO
Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *