Opinión-Afinemos Utopía-YAYO HOURMILOUGUE. La 5PATA

Textual, del News Room de Transparency International:

“ Una serie de informes publicados en el diario brasileño Gazeta do Povo y emitidos por RPC-TV, detallando la presunta desviación de fondos públicos por la Asamblea Legislativa del estado brasilero de Paraná, han ganado la edición de este año del Premio de Periodismo de Investigación Latinoamericano, otorgado anualmente por Transparency International y el Instituto Prensa y Sociedad.

Los periodistas James Alberti, Katia Brembatti, Karlos Kohlbach y Gabriel Tabatcheik recibieron el Premio durante la 3ra Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (COLPIN 2011) en Guayaquil, Ecuador. En segundo y tercer puesto quedaron periodistas de El Salvador y Argentina respectivamente.

La investigación de dos años de duración llevada a cabo por el grupo de periodistas brasileños, reveló que la Asamblea estaba desviando millones de reales de fondos públicos. La investigación también destapó que los registros públicos de dicha Asamblea no estaban siendo documentados sistemáticamente, imposibilitando el acceso público a la información.

Como resultado de los informes, el Ministerio Público abrió una investigación logrando que la Asamblea introdujera mayores controles en la contratación de personal y mejorara el acceso público a la información.

El segundo premio fue otorgado al periodista salvadoreño Carlos Dada de ElFaro.net por revelar detalles cruciales en el asesinato de Monseñor Oscar Romero en 1980, el cuarto arzobispo en la historia de El Salvador, incluyendo la confesión de uno de los principales implicados. Hugo Alconada, del periódico argentino La Nación recibió el tercer puesto por sus artículos sobre el uso del gobierno de la información emitida por la agencia oficial de investigaciones financieras como una herramienta en contra de sus oponentes políticos.

Otros 14 informes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Nicaragua, Paraguay y Perú recibieron menciones especiales.
Los ganadores fueron elegidos entre 183 candidaturas recibidas de toda América Latina; el jurado está integrado por reconocidas figuras del mundo del periodismo de investigación en la región: Marcelo Beraba, Brasil; Gustavo Gorriti, Perú; María Teresa Ronderos, Colombia; y Fernando Ruiz, Argentina”

…………………………………………………………….

Hasta aquí, el Artículo.

Estoy convencido que el primer mal de la Desigualdad, es la Corrupción.

Y  la Corrupción no es solo potestad política, o de los políticos. Digamos más bien, que son quienes mejor pueden usufructuar de ella debido a los volúmenes dinerarios que tienen la oportunidad de movilizar; o la corrigen o se engolosinan. Tampoco están exentos algunos empresarios sintetizados en Grupos de Poder o de Interés. Ni los Ciudadanos, quienes asumen culturalmente  aquellos hechos que por costumbre creen que no  pueden ser modificados y donde ya pasan del costumbrismo a la impotencia civil. Ni tampoco los grandes Medios de Comunicación, las fuerzas del orden público, y más de un directivo de entidades financieras públicas o privadas. Ni abogados, ni contadores, ni periodistas, tampoco el carnicero que te pesa la carne.

Hay sin embargo, en esta última década, y en buena hora, una construcción social, que hasta podríamos recuperarla casi  sin quererlo desde aquellas definiciones de Milton Friedman en 1970 que terminaron en un gran debate, y que han sido superadas por un orden Antropológico que desafió el esquema empresario rentístico que vertió aquél respecto de que  “la única responsabilidad social de las empresas era obtener primero los mayores beneficios posibles”.
Tal proposición fue superada por otras percepciones que tuvieron sus antecedentes  en un modelo surgido en la Escuela de las Relaciones Humanas posterior a  la segunda guerra mundial, y que se basa sobre los estudios históricos  que orientan su búsqueda en  “La motivación humana”. Lo que muchos hoy llamamos “Concepción Antropológica en la Responsabilidad Social”

Lo que trato de explicar y aquello de lo que estoy convencido, es que hay mucho por hacer, pero las nuevas generaciones han ido adaptando cambios respecto a una Responsabilidad Social a veces simulada y aun algo mezclada con el MKT, pero que otras veces resulta real, demostrable, y que provienen de nuevos liderazgos sociales, diferenciándose y distanciándose de las estructuras políticas actuales, con el respaldo de más de una empresa reforzando su Voluntariado. Este Voluntariado, mas de una vez ha metido el pié en el barro y se ha embebido de trabajos barriales que de otra manera jamás hubiera conocido. De esta simbiosis, comienzan a verse nuevos liderazgos, aun desordenados, y de orígenes diversos.

Y este fenómeno, se distancia de lo Estructural Político Actual, que tiene materialmente con qué hacer, y cuyos resultados no se ven por las pésimas burocracias intermediarias asociadas a los poderes de turno, consecuentemente a las “desviaciones constructivas implícitas en el orden crónico”, y que derivan en un grave problema económico y financiero para cada Administración, pero que toda la sociedad paga con sus aportes impositivos. O sea, el primer escalón de la Corrupción. Los hay más graves y groseros.

Si bien nunca ha querido mezclarse Lo Político Partidario con la RSC, ya que la primera debería representar al Estado, mientras que la segunda no, llegará el momento en que en algún tópico se unan, antes que por la propia necesidad de la gente por el temor político a perder aquello que le vaya quedando como cuota de consenso al propio Poder. Y me refiero a un plano universal, no al interés empresario de cubrir el rol del estado, sino a lo que ineludiblemente emanará de ella, construyendo directa o indirectamente Lideres que asumirán vida propia.

 La Asociatividad para la Construcción Social, deberá en algún momento llegar de la unión de ambos, y de Sectores Constructores aislados (ONGs) y casi anónimos que hacen lo que todavía no se aprecia en una dimensión total, pero cuyos resultados de magnitud se visualizan de a poco, lentamente. Podemos asegurar sin errores que es cuando lo Humano,  gana terreno sobre cada Sistema Crónico y Agónico. No estoy aquí comparando la política de origen Empresario con la de origen Militante, ya que ese es otro tema, no es a eso a lo que me refiero.

Negar la necesaria Asociatividad antes mencionada,  es negar que alguna vez la desigualdad deba tener fin, o al menos verse disminuida en semejante proporción.  Si esto no ocurriera en un futuro de largo plazo, es porque los Partidos, agonizantes hoy, se habrán repuesto, pero estoy lejos de interpretarlo así. Ya que en tal caso deberían reponer su condición agónica de lo que como tales han generado; La Desigualdad a la que nos referimos.

Más aún, los nuevos Partidos, no importando como se llamen, ya que como Institución deberán continuar existiendo,  deberán emular los roles que hoy comienzan a ocupar desconocidos Lideres Sociales. Vale creer entonces que lo que cambiará dentro de las Democracias, es la manera de ejercer el poder. Consecuentemente, la forma de “hacer política”. Convencerse que la Política debe surgir desde los movimientos sociales hacia arriba, y no desde estructuras verticales.

 Llevará tiempo cualquier política horizontal, pero no hay otras salidas. Algunas prácticas en esta dirección ya comienzan a verse en más de una Comuna, donde prevalecen candidatos jóvenes que llegan de tal origen; Trabajo Social.

Si una carrera política antes se elegía por Herencia, por Ambición y por Posición, en décadas, deberá elegirse a partir de la capacidad de Dar. De Responsabilidad Social Asumida. Aunque la Utopía que me permito no está allí, sino en que la Gente, poco a poco, comenzará a exigirlo.

Toda coyuntura tarde o temprano  tendrá que ceder paso a la idea de futuro. Y difícilmente esto ocurra mientras el poder económico recaudatorio continúe centrándose en estructuras nacionales plenamente  verticales. Un Gobierno nacional debe administrar todo el dinero que la Constitución Nacional consagra. Esto no es restarle poder, sino disminuirle  impunidad. Habrá infinidad de gobiernos electos debajo de él, que estarán obligados a saber qué hacen con los recursos legítimos que les corresponden, descontando que hoy la mayoría de ellos, administran para minorías cercanas que les son afines, o sea, para pocos.

El desafío no es solo político, la Utopía nos exige un nuevo orden económico. En lo local, lo regional, y en lo internacional. El universo televidente está agobiado de grandes foros internacionales que valen fortunas para que poco o nada cambie, es una de las razones del éxito de la “TV Estanca”, es decir, la que ha saltado del pasatismo a la des-educación y la mediocridad. Ni siquiera es distracción, es retroceso en términos generales, en sintonía con la violencia.

El Poder estructural macro, está obligado a conceder para poder sobrevivir, aunque yo no llegue a verlo. Y es en esta Utopía, donde va mi único optimismo humano, al que puedo traducir como esperanza civil.

YAYO HOURMILOUGUE
LA 5 PATA

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *