Opinión: Víctimas.

¿A que vine? ¿A dónde voy? Se elige algo o se es elegido por azar.

Orientas el camino, o lo encontras.

¿Elegimos de verdad? En esa decisión, y si creemos, nos va toda la vida.

El fruto se ve o no, después de años, casi con la declinación.

Después de continuar. Continuar. Continuar. Continuar. Continuar.

Se aleja tu meta, te abrazan los años. Y no te rendís.

Al final podes o no ser una víctima de aquella, tu más importante elección.

¿Te equivocaste por pretender ser bueno? ¿O te equivocaste por no querer ser malo?

Habitamos un país al que le permitimos que nos azote, aunque en la más absoluta paz. Seguimos envueltos en la oscuridad de los 70 pese a Democracias ganadas, Imperfectas Ellas, como cada uno de nosotros, los que obedecemos y los que mandan.

Una Democracia es cada uno de nosotros mismos: dentro, se aloja lo mejor, y lo peor.

Podes ser productor y quebrar. Podes ser PyME y quebrar. Podes ser creativo y quebrar. Podes ser político, y seguir.

He visto afiches en la provincia de buenos para estas elecciones que hablan de “seguir riendo”. Debe estar surgiendo lo peor de mí dentro, aquello a lo que me resisto, porque al verlos, y por un rato, no pude reír.

Debo estar enfermando.

O tal vez a los creativos de campañas no les suceda lo que ellos imaginan de la gente a la que indirectamente gobiernan dentro de un circuito que no es el peor que hemos conocido, pero que ellos sí desconocen.

En la vida como en la política, no me queda más remedio que concluir con que “Ajenas o propias, todas las víctimas están dentro tuyo”.

YAYO HOURMILOUGUE.

La 5PATA.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *