Opinión: Estos tiempos.

 

Son tiempos particulares, Chávez quiere llenar de contenidos La Red.

¿Y quién llenaría de contenidos a Chávez? El mayor problema de los Gobiernos Autoritarios es que los últimos en enterarse son quienes deciden.

Julián Assange, bajo fianza enfrenta cámaras y micrófonos con los brazos alzados, como un héroe de seguidores frustrados, pero en su país la justicia decide si es culpable de violación sexual o no. Así las cosas sin mencionar cada país europeo o al presidente norteamericano. Viajemos al sur.

La canasta navideña vale un 29% más, y el FMI vendría a construir un Indec más creíble, mientras se niega la existencia de una inflación alta.

En Santa Cruz empleados de UOCRA y estatales se enfrentan furiosamente, casi con salvajismo ¿Pelean por creencias o por plata?

Los fulanos que profesionalizaron la tara, y sin fecha para juicio oral, quedan absueltos en Villegas después de abusar y filmar a una menor.

Un policía en Dolores mata, porque olvida que una mujer engaña cuando algo le falta, generalmente.

Ante una puerta de emergencia por la que no cabe tanta gente, planteada como solución política coyuntural, un Gobierno Porteño y un Gobierno Nacional continúan discutiendo culpas recíprocas sin enfocar que el problema aun no se resuelve.

Es diciembre, y el combustible aumenta, lo que no asusta a nadie, lo curioso sería que no ocurriera, en diciembre, claro.

Ocurrió lo que imaginamos; Quienes se apropian de tierras ajenas, dicen no retroceder, como en Jujuy o en Lugano o en Quilmes, y argumentan que no fueron censados y que no perciben planes, si los percibieran, prefieren la tierra ajena. Los jueces demoran, la Política demora, el Estado va y viene. Una pena no solucionar lo que tiene arreglo, cuando sobra con qué y sin tener que golpear a nadie.

¿Alguien pensó en enviar a cada familia a su provincia acordando con cada gobernación vivienda y trabajo en tanto cumplan con una cuota y figure en el convenio que deben respetar la escolaridad de sus hijos, caso contrario pierden todo? Así podemos desarrollar economías regionales, y evitamos que los chicos, aprendiendo, reproduzcan lo patético veinte años más adelante. Lo olvidaba, habría que conversar la coparticipación federal.

Quedaran los remezones de un tema que aun no es tratado si dilatan tanto cada cuestión; ¿Qué se le dice al que trabaja, envía a estudiar a sus hijos, paga impuestos y alquila, sin posibilidades de techo propio todavía? ¡Cuidado con esas urnas! Al desengaño masivo no hay marketing político que lo levante, aunque a veces logre milagros.

El mundo es quien no está funcionando. Esa rara raza humana y divergente que erosiona caminando su superficie lastimándola, ha creado leyes para desconocerlas, revoluciones que desgastó en literaturas que ya nadie lee,  valores sobre bienes que crearon guerras, dineros que multiplican más dinero, maquinarias para masivos desempleos, tecnologías para profundizar desigualdades, medicinas para estirar la vida de viejos olvidados, valores que no son tales para equivocaciones masivas, lideres que mueren asesinados o son olvidados.

Y si lo pensamos bien. Es tan sencillo modificar cada cosa.

Es tan simple, ser humano.

Somos La Quinta Pata.

YAYO HOURMILOUGUE.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *