Soldati, la Paradoja.

El comunicado de Alak, fue fulminante. Lapidario. Cada argumento fue contestatario al Gobierno de la Ciudad.

Antes, en conferencia, Macri dijo lo que se esperaba escuchar de él, sin sorpresas, absolutamente previsible.

En tanto, en el predio ocupado hay grupos enfrentados, algunos armados, y gente que quiere un terreno. Se mezcla allí lo que Macri define, pero los errores del jefe Porteño están en otra parte:

-En Soldati se mezclan la criminalidad con la pobreza.

-La pobreza exige que le “den” y que los dejen “pagar”, como si se tratara de un Derecho Adquirido sobre un lugar público.

-Un Lugar Público absolutamente descuidado.

-La criminalidad ve mayores oportunidades en su impunidad.

-Esta Ocupación, así,  marca un punto sin retroceso.

-Para sacar la intrusión,  hay que reprimir y el Gobierno Nacional no lo hará, menos aun por Macri.

-Macri no ha sabido pedir lo que necesita al gobierno nacional, peor, en Balcarce 50 consideran que lo ha hecho groseramente; “No negociamos con Ocupas y la Federal tiene que ayudar” dijo al mediodía, “Le pido a la señora Presidenta que trabajemos juntos”, fue su ficha más fuerte. Se pone en evidencia la carencia de capacidad negociadora política en el Jefe de Gobierno Porteño, aunque muchos de sus argumentos sean reales.

-Hay un mercado inmobiliario paralelo que extorsiona la Pobreza, lo sabe el barrio, lo sabe la Oposición y lo sabe el Oficialismo. Un tema que no se corrige en horas, ni días, ni en un año. Ese mercado inmobiliario paralelo es solo la punta de otras actividades ilegales mas graves.

-Aquí es donde se impone el interés político antes que el problema de fondo. La hipocresía política adquiere aquí su peor rostro en unos y otros. Algunos ven en esto la posibilidad de hundir al Macrismo al mismo tiempo que obtener la gracia de sectores populares, pero sin tocar el tema en lo medular, salvo hablar de lo que todos hablan, que el caso tiene décadas sin ser corregido.

-Esta ocupación constituye un tema al que el Gobierno de la Ciudad no supo adelantarse ni pretendió corregir antes. Le estalló en las manos lo que se veía de lejos.

-O Macri reprime con su Metropolitana, un costo del que no hay retorno, o negocia con el gobierno nacional, o lo hace con los ocupas, con los que inicialmente ha aplicado toda la dureza. Macri, cerró sus puertas una a una.

-El Gobierno de la Ciudad va perdiendo Gobernabilidad, y el Gobierno Nacional no moverá un dedo a no ser que lo capitalice en el momento justo y como lo que es, Gobierno Nacional.

-Montenegro, ante estas circunstancias no puede decir  “que están esperando la llamada de Alak”, suena a comodidad y petulancia mientras el tiempo corre, suena a ingenuidad e ineptitud. No se compadece con el correlato político de cada minuto.

-Macri deberá acceder a vender, comprometiendo a la Legislatura en esa negociación, arrastrándola al conflicto, antes que la Legislatura se le adelante por más muertes gravosas. O deberá canjear con los Ocupas otros lugares de la Ciudad, logrando el único capital ganancial social al que puede acceder ahora como político.

La Paradoja: La marginalidad de Pobreza verdadera, apoyada por grupos de izquierda, por otros grupos anexos y extremos, y por hombres armados, finalmente pueden lograr mediante la Ocupación Violenta que se les conceda tierras que no han ganado, y  donde finalmente “Lo Inmobiliario” cierre como solución ante la ilegalidad Consumada.

-Lo que puede crear antecedentes que vehiculizaran otros casos en cada lugar del país.

-El tiempo de Macri podrá extenderse oxigenando la situación si lo hace rápidamente, mientras compromete a la Legislatura a niveles impensados. Lo que no significa que exista una solución Política inmediata.

-La mejor salida, es la negociación y la venta, proponiendo otros lugares, y en última instancia, ese mismo predio. Lo que hoy niega, puede lanzarlo hacia adelante evitando un conflicto con un efecto de bola de nieve imparable.

-Mi Reino, por un Caballo.

Somos la Quinta Pata.

YAYO HOURMILOUGUE.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *