Aborto.

Ayer circuló que  Juan Manzur, Ministro de Salud, había firmado la resolución ministerial de una  Guía Técnica para que sean atendidos los abortos conocidos como no punibles, es decir, lo que el Código Procesal Penal permite. Un Protocolo que aseguraría la atención médica en aquellas mujeres que deban interrumpir su embarazo, alcanzadas por la Ley, y que la Guía llegaría a los Hospitales Públicos, con lo cual los Profesionales de la salud tendrían una mayor orientación de cómo proceder y en qué casos, aunque convengamos que son precisamente los médicos quienes más saben de este tema. Pero alrededor del mediodía, llegó la desmentida, Juan Manzur no había firmado nada. Vale la pena igualmente desdoblar este tema.
En los países donde el aborto está legalizado, casi no existen muertes por aborto.
La legalización impide la discriminación social, ya que quien tiene dinero no padece el sufrimiento y el riesgo de la pobreza. Este riego conlleva muerte o esterilidad de por vida. Consecuentemente se le niega a la mujer pobre uno de los derechos humanos más consagrados del mundo. Sin eufemismos, el aborto ilegal mata mujeres. Los datos más serios, ya que se carece de relevamientos específicos, indican que en Argentina mueren por abortos espontáneos o provocados, alrededor de 100 mil mujeres al año. La OMS habla de 500 mil muertes cuando se refiere a Argentina, pero esto es altamente improbable.Esta decisión supuesta del ministerio de Salud nacional, dio sin embargo para la polvareda y ayer se alzaron voces; los anti abortistas, los que están a favor, y aquí viene lo más extraño, quienes estando a favor aseguraban que el Gobierno nuevamente estaba capitalizando una situación que viene de años, y que es crédito de algunos opositores. Que cualquier contienda política no nos permita ver la realidad social es no madurar cívicamente, y es no permitirse el desarrollo político. El aborto está legalizado en 117 países, algo así como el 74% de la población del mundo, y es permitido bajo tres condiciones: Legalidad total: en 50 países. Fundamentando la legalidad según cada causa, en 14 países. Y ante casos seleccionados: en 53 países. 74 países en el planeta, mantienen la ilegalidad del aborto, o sea que solo el 26% del mundo lo prohíbe.
Una mujer aborta por diferentes razones; por su salud, o por no desear su embarazo, incluso por una mirada responsable de su situación de vida. Si la Ley la obliga contrariamente a su decisión, a no permitirle abortar, está creando en ella conflictos psíquicos, sociales y hasta físicos. Finalmente está comprobado que hacer prohibitivos los abortos, no significa que no se practiquen.
Toda mujer debe ser libre en sus emociones, en sus decisiones, y en su cuerpo.
Somos La 5° Pata.

YAYO HOURMILOUGUE

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *