ERRANTE – Por los confines de aquí nomas.-

Amo y no puedo
este cuerpo abandonado.
El tuyo.
Porque es todo cuanto tengo,
y de cuanto dependo.
Lo abandoné antes.
Y no debo recuperar las sobras
que se esparcen sobre la confusión.
Sin embargo,
hoy es toda la alegría.
La culminación.
El acto primordial
de mirarnos ahora,
cuando siempre dimos todo.
Dentro, se nubla el horizonte.
Fuera, el cielo se deja invadir,
y comienza a oscurecer las esquinas.
Feliz, sabiendo del intento, te miro.
La mirada final. Tu mirada mía.
Cuando enciendo el cigarrillo,
Y asumo que valió el roce,
/definitivamente.
Y levanto mi bolso. Y me voy.
Es irse para siempre.
De ahora en mas mis sueños,
te contendrán toda la vida.

Compartí el contenido:

Post Author: Carla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *