EL CRISANTEMO – Por los confines de aquí nomas.-

Dios
que tiene poder sobre los rayos
y los truenos
dice que ha extraviado un crisantemo,
y ahí anda, perdido, buscándolo
por los caminos del infierno.
Pobre Dios, que no sabe que yo,
un simple mortal, lo tengo escondido,
allí mismo
donde no llega el recuerdo….
¿Dárselo? Nunca!!! No.
Tanta memoria, no tengo.

Compartí el contenido:

Post Author: Carla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *