Larreta entregó 30 nuevas motos para reforzar prevención y combatir a motochorros

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, encabezó hoy en Palermo la entrega de 30 nuevas motos a la Dirección de Operaciones Motorizadas de la Policía de la Ciudad y ratificó su convicción de que “juntos podemos construir” un país en el que se pueda “vivir en paz,  en libertad y sin miedo”, y con todos los argentinos “más unidos, sin grietas ni divisiones”.
Rodríguez Larreta señaló que esa es una tarea: “que nos tiene que convocar a todos” para dar vuelta la historia y consolidar “el crecimiento a partir de la fuerza del trabajo, la educación  y una economía estable”.
El Jefe de Gobierno habló esta mañana durante la entrega de las motocicletas, a la que se sumaron además 10 bicicletas eléctricas para tareas de patrullaje, y estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y por el ministro de Seguridad y Justicia, Marcelo D’ Alessandro.
La Dirección de Operaciones Motorizadas de la Policía de la Ciudad es parte fundamental del Sistema Integral de Seguridad Pública apoyado en equipamiento y tecnología y trabaja diariamente en la prevención de los delitos que cometen motochorros.
El patrullaje está orientado mayormente hacia las zonas de la Ciudad que, de acuerdo a los datos que surgen del Mapa del Delito, muestran mayor incidencia de este tipo de hechos. Y trabaja junto a las comisarías a fin de ocupar  más espacio de patrullaje y garantizar mayores niveles de prevención.
En la ciudad de Buenos Aires el robo con motos bajó 51 % desde el primer año de la actual gestión en 2016.
Las áreas intervinientes  son la  Dirección de Operaciones Motorizadas, personal  en moto de las 15 Comisarías Comunales y las 45 Comisarías Vecinales,  operadores de Video Vigilancia y Anillo Digital y Comando y Control de la Dirección de Gestión de Emergencias Policiales.
Las estadísticas demuestran que a partir de la acción coordinada e integrada de toda esta infraestructura de vigilancia y control hoy es casi imposible que un motochorro que robó en el microcentro llegue a cruzar a la provincia. Por eso el delito en moto viene disminuyendo año a año. Lo que hacen generalmente es marcar a sus potenciales víctimas en la Ciudad y seguirlas en su recorrido hacia la Provincia.
Todos los días salen a efectuar patrullajes desde la base del cuerpo motorizado en el barrio de Almagro entre 100 y 120 motos que detienen en promedio entre 4 y 5 delincuentes por jornada. Cada piloto conduce durante 12 horas por día trabajado y luego dispone de 36 horas de descanso. Los modelos de unidades que se utilizan son motos BMW F 750 GS y BMW F 850 GS.
No se hacen controles estáticos, sino que las motos están siempre en movimiento. Este servicio permitió el descenso del robo en moto y la desarticulación de bandas dedicadas al robo de relojes.
Formar un piloto para la División implica un año de trabajo. Deben realizar un curso en el Instituto Superior de Seguridad Pública y distintas capacitaciones anuales. Es un cuerpo que cuenta siempre con un alto número de lesionados, fundamentalmente por el ‘modus operandi’ que caracteriza a los motochorros.
La Dirección también cuenta con una Unidad Motorizada Femenina orientada al recorrido de escuelas y zonas turísticas, además de combatir el delito como cualquier oficial.
Duración: 2.36
 

 

Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.