BARRIO MUGICA,750 LOCALES REGISTRADOS.

Con la creación de nuevas fuentes laborales y la articulación entre todos los sectores, la ex Villa 31 sigue con su transformación histórica.

La Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires, María Migliore, encabezó este miércoles la inauguración de un nuevo local de la firma Rapipago en el Barrio Padre Mugica. Participaron también Walter Barisone, Director de Negocios de Grupo Gire; Celeste Ibañez, Directora titular de Banco Santander; Marina Arias, Directora de Desarrollo de Ecosistemas y Comunidades de Sistema B; y Lucrecia Ricci, Directora de Comunicaciones de Sistema B.

Con esta nueva apertura, el Barrio Mugica ya cuenta con un total de 750 locales establecidos en todo el barrio, que se suma a la radicación de 25 empresas, algo impensado en 2015, cuando el Gobierno de la Ciudad empezó a trabajar en esta en el histórico proceso de integración social y urbana. Además, la ex Villa 31 cuenta con más de 800 emprendimientos, fruto del trabajo que se lleva adelante desde 2017 en el Centro de Desarrollo Emprendedor y Laboral (CeDEL), que es un edificio público dentro del barrio destinado a potenciar el desarrollo económico de los vecinos.

En el CeDEL se ofrecen capacitaciones en oficios, asesoramiento personalizado a los emprendedores y hay una bolsa de empleo que, a través de un Programa de Integración Laboral, acerca más oportunidades de acceder a un trabajo en blanco. Más de 15.000 vecinos ya pasaron por el centro y 1.700 consiguieron trabajo.

“La generación de fuentes de trabajo en los barrios populares fue una de las metas que nos propusimos, y hoy podemos ver como avanzamos con nuestro cometido. Que 1 de cada 3 habitantes del Barrio haya pasado por el CeDEL demuestra que tienen ganas de progresar, de aprender un oficio y de tener un futuro mejor”, dijo Migliore. Y agregó: “Desde el Gobierno de la Ciudad vamos a seguir trabajando para nivelar la cancha y que todos los vecinos cuenten con las mismas posibilidades”.

La integración socioeconómica en barrios populares busca generar herramientas para que las dinámicas productivas que ya existen puedan crecer e integrarse al ecosistema económico de la Ciudad.

Con ese objetivo, se creó una línea de asistencia técnica para capacitar a las unidades productivas para que puedan organizar mejor su trabajo y sus finanzas, aumentar su productividad y sumar herramientas comerciales. También se promovió la exención impositiva para impulsar un camino sostenible a la formalización.

Se creó el FONDES, un fondo que combina capital privado y público para financiar proyectos productivos de la economía popular. En esa misma línea, se lanzó una línea de crédito del Banco Ciudad específica para la economía social y popular.

También se creó la plataforma Valor Popular, para que las empresas accedan a los productos y servicios de la economía social y popular de manera directa. Además, se impulsó la inclusión financiera de los comercios populares con la entrega de posnets y capacitaciones para que puedan utilizar medios de pago digitales que amplíen sus canales de ventas.

Para 2023, el proceso de integración socioeconómico tiene previsto la mudanza de comerciantes a nuevos locales y la instalación de más empresas.


———————————————-
Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.