IAEF – ICF Marzo 2022

(Índice de Condiciones Financieras), del mes de Marzo que elabora el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), junto con la consultora Econviews.

Se hundieron las condiciones financieras externas:
 
El Índice  de  Condiciones Financieras (ICF)  se  desplomó en marzo con una pérdida   de 36.7, la mayor contracción desde abril del 2020 cuando la pandemia impactó de lleno en los mercados. El índice pasó de -69.4 a -106.1, el peor registro desde junio 2020.      El viento internacional se puso de frente  y  sopló  fuerte en el mes pasado. Tanto que las condiciones externas se tornaron negativas y la  pequeña  mejora  de  las condiciones financieras locales pasó totalmente desapercibida. Con respecto a marzo del 2021 la baja del índice superó los 61 puntos.
El subíndice de condiciones locales se ubicó en -86.1 puntos, una mejora de 4 puntos respecto de febrero, aunque un deterioro de 27 unidades comparado con marzo del 2021. Si bien sólo 4 de las 10 variables que componen este subíndice mejoraron, su grado de mejora inclinó la balanza hacia el lado positivo. En particular la baja de la brecha cambiaria solamente casi que compensó a los 5 componentes que cayeron (uno quedó sin cambios, el riesgo país). Las otras variables que aportaron buenas notas al ICF local fueron la confianza en bancos (depósitos en dólares con crecimiento promedio), mejoras en las acciones y menor depreciación esperada. Entre los componentes que no anduvieron bien en marzo se destacaron las expectativas de inflación (por muchos cuerpos de ventaja), la suba de la tasa de interés y en menor medida el riesgo de legislación medido en función del spread entre bonos ley de Nueva York y ley Argentina.
El subíndice de condiciones externas cayó 40.7 puntos y pasó de +20.7 a -20 puntos, volviendo a zona de stress. En los últimos 4 meses el ICF externo se hundió más de 57 puntos, claramente influido por la guerra en Ucrania, pero no exclusivamente. Uno solo de los 10 componentes creció y este fue la inflación esperada ya que en la metodología que utiliza la Reserva Federal mayor inflación se correlaciona con buenas condiciones, algo que no es claramente el caso en esta ocasión. Entre las 9 caídas se destacan las que provienen de la mayor volatilidad de materias primas, acciones y monedas de países emergentes. Empeoramiento en la liquidez global y en el riesgo emergente no llegaron al podio (invertido) pero también sufrieron fuertes caídas en el promedio de marzo.

Informe Completo:

IAEF – ICF Marzo 2022

**

Carla Arcuri

BASSO DASTUGUE & ASOCIADOS

Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.