IAEF – ICF Diciembre 2021

iaef laquintapata

 

Vuelve a caer fuerte el Índice de Condiciones Financieras

 

 

  • El Índice de Condiciones Financieras (ICF) cayó casi 8 puntos y se ubicó en -60.1, su peor registro desde diciembre del 2020 y su sexta caída consecutiva; en el segundo semestre desanduvo toda la mejora de la primera parte del año. La caída de diciembre estuvo anclada en una fuerte pérdida del índice de condiciones internacionales mientras que el índice de condiciones financieras locales empeoró sólo levemente.

 

  • El subíndice de condiciones locales se ubicó en -90.8 puntos, su sexta caída consecutiva, pero fue marginal ya que el valor actualizado de noviembre era de -89.5 puntos. En junio estaba en -59.9, de manera que el retroceso del segundo semestre fue intenso. De las 10 variables que lo componen hubo mejora en tres de ellas, empate en otras dos y retrocesos en 5. Las que mejoraron fueron la brecha cambiaria, el riesgo país y el riesgo de legislación medido por la diferencia de rendimientos entre bonos ley de Nueva York y ley argentina. Algunas de estas variables empezaron enero con el pie cambiado. Las que no incidieron fueron las variables asociadas a la tasa de interés local (seguramente habrá cambios en enero también). Entre los factores que tiraron para abajo el índice fueron las expectativas altas de inflación núcleo para diciembre y las pérdidas de depósitos en dólares.

 

  • El subíndice de condiciones externas cayó 6.4 puntos y se ubicó en 30.7 puntos, aún cómodamente en zona de confort, aunque es el peor registro desde el pasado abril. Tres de las diez variables mostraron mejoras mientras que 7 componentes perdieron terreno. Las de peor performance fueron las acciones emergentes y las acciones americanas medidas por su volatilidad (índice VIX). Del lado positivo se ubicaron los precios de las materias primas, un factor que impacta en la Argentina ya que volvimos a ver a los precios de la soja por encima de los 500 dólares por tonelada.

 

 

 

 

El índice de condiciones financieras locales lleva 39 meses operando en zona de stress financiero. La última vez que el ICF local estuvo en terreno positivo fue en agosto de 2018. De todas maneras, los primeros 12 de estos 38 meses de sufrimiento el stress era moderado, mientras que ahora llevamos 27 meses de stress severo, aunque es justo decir que desde el pico de stress de abril 2020 con el surgimiento del Covid-19, la mala onda se redujo considerablemente desde -136.8 a los -90 actuales.  De todas maneras, la Argentina está lejos de acceder al mercado de crédito internacional. Quizás un puñado de compañías podrían hacerlo, pero tampoco lo hacen ya que la brecha cambiaria no lo hace muy interesante para los potenciales deudores. Solo dos de los 10 integrantes de este sub-índice consiguen evitar la zona de stress. Estos son el riesgo de legislación y la liquidez de largo plazo medida como depósitos menos préstamos, algo que si bien hace fuerte al sistema financiero no es una variable para estar orgulloso pues habla también de la baja penetración del crédito en la Argentina. Toda la música de la negociación con el FMI probablemente será determinante en los valores del índice de enero y febrero. El evento del miércoles 5 no tuvo buena repercusión, pero el partido sigue.

 

Es importante señalar que más allá de las caídas, 9 de los 10 componentes del subíndice externo se mantienen positivos. La única variable en terreno negativo tiene que ver con la volatilidad de las acciones y su valor de -1.8 implica un stress muy moderado, que tranquilamente podría volver a zona de confort en cualquier momento.  De todas maneras, las minutas de la FED que se conocieron el 5 prometen un enero difícil para el ICF versión internacional. Las tasas de mercado en Europa parecen estar subiendo también.

Continúa en Link:

 

IAEF – ICF Diciembre 2021

 

 

Carla Arcuri

BASSO DASTUGUE & ASOCIADOS

Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.