42º Convención Anual del IAEF

iaef laquintapata
iaef laquintapata

En el día de hoy, se está llevando a cabo la jornada técnica de la 42º Convención Anual del IAEF (Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas), bajo el lema, “Consensos básicos para Reiniciar la Argentina”.

A continuación, un resumen de los principales expositores:

Marcelo Fell,  presidente del IAEF abogó por lograr el consenso en las políticas básicas. Claramente, nuestro país tiene las condiciones para lograrlas.

Sergio MassaPresidente de la Cámara de Diputados de la Nación,  pidió “empezar a construir” desde el día siguiente a las elecciones de noviembre. Ese día después, el Parlamento seguirá siendo un ámbito de dialogo y de construcción de políticas para la Argentina que viene.

La ley de hidrocarburos será tratada en las próximas semanas. La ley de promoción del turismo y la gastronomía. Y el Presupuesto, que despejará las incertidumbres. El camino de Argentina es cumplir con sus obligaciones, sin afectar el crecimiento.

También se tratará la ley de promoción a la industria automotriz y a la construcción. La inversión pública superará el 2,5% del PBI.

Argentina tiene futuro. Pero ese futuro requiere un acuerdo. Si el sector privado se involucra, el camino estará despejado.

Rafael BrigoSecretario de Finanzas de la Nación, mencionó la sostenibilidad como política de estado. El diálogo permanente con todos los actores. Otro pilar es seguir impulsando el desarrollo de nuestro mercado de capitales. Reducir la brecha en el acceso a las herramientas financieras. Incorporar criterios sociales.

El préstamo del FMI no se ha usado para resolver temas de nuestra economía. Sin embargo, las reestructuraciones nos permiten recomponer nuestra capacidad de crecimiento, para aumentar la capacidad exportadora.

En inclusión financiera, trabajamos para que la sociedad pueda reconocer las herramientas disponibles. Importa no sólo el acceso sino también el uso que se le da a las cuentas. Uso y protección de la información de los usuarios. Si no podemos proteger nuestros datos, no podemos pretender el uso de las herramientas financieras.

En los primeros nueve meses de este año, el financiamiento de empresas se acerca al 80% del mercado de capitales. Todavía es poco. Pero va en aumento.

Y la normalización del mercado de pesos, un mercado que en 2019 fue paralizado por el “reperfilamiento”. Cada licitación, el mercado nos valida en el 90%. Estamos en el buen camino, en lo que atañe a financiamiento. Conseguimos más de 500 mil millones de pesos, lo que alivia las presiones sobre el Tesoro y el Banco Central. Licitaciones que conforman un trabajo cotidiano en la Secretaría.

Estamos logrando buenos resultados. Vamos a crecer 9% en 2021, se reducirá el déficit fiscal. El desafío pendiente es la inflación. A pesar de la pandemia, hemos logrado buenos resultados.

Sigrid Tolaba, presidenta del Comité Organizador, declaró inaugurada la 42ª Convención del IAEF. Convocó a aumentar el protagonismo del sector privado y a trabajar por reducir la brecha que arroja a la pobreza a 19 millones de personas. No vale encerrarnos: somos integrantes de las clases dirigentes. El momento que vivimos nos interpela y nos obliga a representar a quienes tienen menos influencia en las decisiones colectivas. El objetivo de nuestra Convención es impulsar ese compromiso.

 

RICARDO HAUSSMANN – Ecomista – Entrevistado por Enrique Szewach

El desarrollo implica un Estado más capaz de proveer los bienes y servicios básicos. Y un sistema político que escucha más a la sociedad.

Hubo crecimiento pero poco desarrollo. En América latina no hay nada nuevo. Para vivir mejor hay que importar más, para lo cual hay que exportar más. No depender de los ciclos de precios de determinadas exportaciones. El paquete de exportación sudamericano es aún muy primario.

Para hacer algo, hay que saber cómo. No se trata sólo de los ingredientes: el desarrollo implica el aumento de lo que se sabe hacer. Argentina es el único país que le impone impuestos a la agricultura y la agricultura sigue creciendo.

En los países exitosos hay mucha mayor cooperación entre lo que ocurre en el Estado y en el sector privado.

Se dice que la base de todo está en las instituciones. Pero la síntesis es que las capacidades del estado y de la sociedad están co-evolucionando. La corrupción es más un síntoma de la enfermedad que la enfermedad misma. Acabar con la corrupción no necesariamente soluciona los problemas.

Hay que dar voz y poder a la sociedad, para que se sientan agentes del cambio, una sociedad más empoderada que pueda conversar productivamente en la solución de los problemas. Por eso las sociedades ricas tienden a ser democráticas: porque requieren mucho del Estado. EEUU tiene quince mil grupos lobistas registrados. Esto emerge de una sociedad que trata de hacerse oír.

Revalorizar el rol del sector privado como agente y demandante del cambio. Donde hay más diálogos constructivos, se identifican problemas y se resuelven. No sucede lo mismo cuando las actitudes son antagónicas.

Tiendo a ser optimista, a buscar oportunidades a las situaciones.

Juan Carlos Torre, sociólogo,  señaló que verdad y política nunca se llevaron bien. A un político se le pide que oriente el camino a seguir. La verdad en política está sometida a la conveniencia, a si corresponde o no corresponde.

Hay una duplicidad en la actitud del hombre público. Que no es condenable. Macri creyó que sus credenciales pro-mercado le abrían las puertas. Pero fue una fantasía. No fue mentira.

En un país como el actual, salir a reclamar una cuota de sangre más sería excesivo. Se debería buscar una diagonal, entre lo que hay que callar y lo que hay que decir. El gobernante necesita una orquesta… pero que no desafine. Es necesario un equipo cohesionado, capaz de abarcar áreas críticas. Gobernar no es una asamblea. Unidad de propósitos pero capacidad de intervención sistemática en todas las áreas. Hay incoherencia cuando el poder se distribuye. Y se distribuye mal.

Un programa requiera contemplar el futuro. Suscitar en la población la sensación de acompañamiento. Ofrecer una ingeniería económica por lo menos de mediano placo, como sucedió con el plan austral.

Shock o gradualismo: se trata del uso del tiempo. En la situación presente cualquier alternativa hacia el futuro debe ofrecer un alivio. Buena parte de los gastos del Estado son prestaciones sociales. Intervenir ahí es costoso. Se necesita plafond político. O agregaremos a las frustraciones argentinas, una frustración más. Se necesita una coalición política amplia y transversal.

 

JUAN CARLOS DE PABLO – Economista.

El resultado de las PASO muy difícilmente se revierta. Tendremos un presidente muy debilitado. El desafío de 2023 es el de 2015… pero en serio!

Convocó a su audiencia a que digan qué hay que hacer en la materia que cada uno conoce.

Hay que introducir reformas que la gente piense que llegaron para quedarse. De lo contrario, la gente se resiste. La credibilidad está en el centro de la política económica.

Por qué acordar con el Fondo si nadie tiene apuro en lograrlo?

Lo mejor que puede pasar en Argentina es que después de noviembre “asuma Manzur” la conducción.

La invitación a la oposición se hace sobre la base de un libreto que tiene el oficialismo.

La política económica es una pulseada de opiniones. Hoy están todos paralizados… La experiencia del “rodrigazo” reveló la precariedad de instrumentar medidas en una crisis de proporciones enormes.

SUSANA MALCORRA – Decana de la IE School of Public and Global Affairs.

Malcorra destacó su experiencia en muchas funciones diferentes. Pero siempre hay mucho por aprender. Lo público y lo privado se complementan. No hay presupuesto oficial que pueda cubrir las demandas de una sociedad. Tampoco existe el “derrame”, si no hay rol del estado, en asociación creativa entre lo público y lo privado.

Nada es posible sin diálogo amplio. Reconocer el otro. Que es distinto y piensa distinto.

Invertir en educación, tecnología, digitalización, medio ambiente. Y que tenga en cuenta la inclusión. Nada se puede lograr si no se reconoce la diversidad. Sin perder de vista la perspectiva de género.

No hay milagros posibles. La sociedad necesita un esquema justo de distribución de la riqueza, eliminar la economía en negro, para volcar positivamente la inversión y llegar a un punto en el que Argentina sea competitiva.

La tensiones sólo pueden superarse si se llega a ese acuerdo general de largo plazo. El futuro se construye a partir de hoy.

CAROLINA CASTRO – Directora Industrias Guidi y Prosecretaria 2º UIA

La macroeconomía afecta siempre el desarrollo de la microeconomía. La idea del “genio de garaje” no sería posible de otro modo: depende del contexto.

Narró todo el proceso de transición de su empresa, llegando a mejorar fuertemente su productividad a partir de inversiones tecnológicas. Si no se logra estabilizar la macroeconomía, mucho de lo que hoy no se puede alcanzar, podrá lograrse.

La capacidad de innovación tecnológica argentina es formidable. Pero necesita un camino estable hacia el desarrollo.

MARIA EUGENIA ESTENSSORO – Periodista, política y emprendedora social

Vamos a votar en noviembre en un contexto aún más grave que el de 2001. Se han agravado los problemas estructurales. Argentina es una paria internacional en materia de inversiones. Hoy el Estado gasta mucho más que en 2001. El tejido social está mucho más frágil. Pobreza estructural, educativa, etc., que alcanza al 40%. Seis de cada diez niños viven en la pobreza. ¿Qué futuro nos espera?

Tenemos que ir a la economía del conocimiento. Ya en 2001 nos dábamos cuenta de esta necesidad. La política destruye la acción de las ONGs. Discutir el pasado parece ser la actividad predilecta de los políticos. Estábamos posicionados para ser protagonistas de la economía del conocimiento. Pero se ha decidido el rumbo equivocado.

La economía del conocimiento es el paradigma de la destrucción creativa. Pero hemos multiplicado la pobreza por 10. Para resetear la Argentina tenemos que definir el rumbo. El único modelo económico que brindó desarrollo a sus sociedades es el capitalismo. Hasta dictadura china lo ha reconocido.

JORGE REMES LENICOV – Ex Ministro de Economìa de la Nación

La democracia ha sido un gran avance. Pero en lo social y económico hemos crecido poco, aumentó la pobreza, etc.

La dirigencia política es la mayor responsable. Porque es la que se prepara para gobernar.

Hay un desencuentro entre política y economía.

Con democracia y economía de mercado pueden resolverse problemas. Los empresarios generan riqueza y el Estado distribuye, regula, defiende a los usuarios. Pero tiene que estar claro el límite.

Hace diez años que no crecemos. No hay manera de salir si no hay un acuerdo. Las dos veces que Argentina creció fue con un acuerdo y una política de shock. Duhalde y Alfonsín, Menem y la Ucedé.

Para el acuerdo tiene que haber una predisposición. En política hay que hacer cosas que vistas desde afuera pueden ser duras; la política tiene que dedicarse al presente y el futuro. El pasado es para la historia. Debe prevalecer la política y no la ideología.

Sin política no hay economía. Los empresarios juegan un papel central. Pero cuidado, que los empresarios a veces se van por lo ideológico.

De los difíciles momentos de 2002 salimos por el Congreso, las instituciones y la CGT, que no nos hizo ningún paro. Si no hacemos acuerdos, seguiremos cambiando gobierno tras gobierno sin solucionar los problemas que nos aquejan en esta larga crisis.

Para Carolina Castro, le resulta difícil imaginar un acuerdo entre las fuerzas políticas actuales, dado el alto grado de antagonismo.

Estenssoro cree que el kirchnerismo es una versión radicalizada del peronismo, que boicotea la posibilidad de un acuerdo.

Para Remes, hoy no hay condiciones para un acuerdo. Sí, en el futuro. Tiene que empezarse a hablar del tema.

Buenos Aires, 5 de noviembre de 2021.-

 

**

Jorge R. Basso Dastugue (h) / Carla Arcuri

                                   BASSO DASTUGUE & ASOCIADOS

Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *