La crisis climática provocó más de 30 millones de desplazamientos en 2020

 

La cifra surge del Centro para el Monitoreo del Desplazamiento Interno[1] (IDMC, por sus siglas en inglés). Es el número más alto desde 2012 y tres veces mayor a los desplazamientos generados por conflictos y violencia.

Para descargar imágenes ilustrativas de la iniciativa hacé clic aquí

 

Buenos Aires, 21 de octubre de 2021. El cambio climático es la crisis que define nuestra época, y el desplazamiento por desastres es una de las consecuencias más devastadoras del fenómeno. Sólo en 2020, los desastres naturales generaron 30,7 millones de desplazamientos en más de 140 países y territorios[2]. No existe un lugar seguro frente al cambio climático, es una emergencia global.

De los 30,7 millones de desplazamientos, 14 millones corresponden a inundaciones; 13,6 millones a tifones, ciclones y huracanes; 1,2 a incendios descontrolados; 518 mil a erupciones volcánicas; 137 mil a terremotos; 46 mil a temperaturas extremas; 32 mil a sequías y 988 mil a otras tormentas.

El cambio climático está forzando a millones de personas a huir de sus hogares para salvar sus vidas. Se producen inundaciones que arrasan comunidades enteras, sequías que generan hambrunas masivas, tormentas y ciclones que destruyen casas, escuelas, hospitales e historias de vida.

“Los países frágiles son los que corren el mayor riesgo de exposición. Las personas en situación de vulnerabilidad en países afectados por el conflicto suelen padecer consecuencias desproporcionadas. Los refugiados, desplazados internos y apátridas se encuentran en el frente de la emergencia climática”, explica Carolina Martinenghi, Directora de Comunicaciones de Fundación ACNUR Argentina.

El 80% de los refugiados proceden de los países más vulnerables y menos preparados para adaptarse al cambio climático. Además, 7 de cada 10 desplazados internos (66%) viven en un país de este tipo.

“La escasez de recursos naturales va en aumento en muchas partes del mundo donde se ha dado acogida a las personas refugiadas. El ganado y los cultivos luchan por sobrevivir en lugares donde las condiciones se tornan cada vez más áridas, frías o húmedas y esto pone en riesgo los medios de vida. Sin una acción rápida y ambiciosa, los desastres climatológicos podrían duplicar el número de personas que precisan asistencia humanitaria hasta alcanzar los 200 millones anuales en 2050[3]”, agrega Martinenghi.

Iniciativa Ponchos Azules por el Clima

 

Buscando visibilizar, pero también accionar frente esta realidad, Fundación ACNUR Argentina lanzó la iniciativa Ponchos Azules por el Clima, que convoca a toda la sociedad a sumar su nombre en la petición para exigir a los gobiernos tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y frenar los desplazamientos forzados de millones de personas. Las firmas de quienes se sumen serán entregadas a António Guterres, Secretario General de la ONU, en el marco de la próxima Conferencia de Las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26), que tendrá lugar entre el 1 y el 12 de noviembre en Glasgow, Escocia.

En la petición, se reclama a los gobiernos:

  • Emisiones cero en 2050: Es necesaria una transición urgente de los combustibles fósiles a las energías renovables para lograr emisiones cero en 2050.
  • Reducir la huella ambiental: Se deben tomar medidas para reducir la huella ambiental de forma ecológica y teniendo en cuenta el riesgo climático.
  • Economía sostenible: Aprovechar la oportunidad de la crisis de COVID-19 para una transformación económica sobre bases ecológicas y sostenibles.

El objetivo de la iniciativa es recolectar 500.000 firmas. “Si somos muchos quienes firmamos, tendremos impacto. Por eso convoco a que seamos medio millón de ponchos azules que exijamos acción por el clima, tu nombre puede estar en la próxima Cumbre del clima. Poner tu firma no es solo poner tu nombre. Es también accionar, demostrar tu intención y compromiso en ayudar a las personas que se ven obligadas a huir debido a los desastres climáticos. Tu nombre significa refugio para esa familia desplazada, aliento para las mujeres, niños y niñas asustados y desamparados, es un compromiso con millones de refugiados. Vos podés poner tu nombre en  www.ponchosazules.org”, finaliza Martinenghi.

 fundacionacnur.org o en las redes sociales: Instagram @acnurargentina, Facebook Fundación ACNUR Argentina y Twitter @ACNURargentina.

Sobre el ACNUR

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, es una organización mundial dedicada a salvar vidas, proteger los derechos y construir un futuro mejor para las personas que se ven obligadas a huir de sus hogares debido a conflictos y persecuciones. Brindamos asistencia para salvar vidas, como alojamiento, alimentos y agua, ayudamos a salvaguardar los derechos humanos fundamentales y desarrollamos soluciones que garantizan que las personas tengan un lugar seguro al que llamar hogar. Trabajamos en más de 130 países y utilizamos nuestra experiencia para proteger y cuidar a millones de personas.

Sobre Fundación ACNUR Argentina

La Fundación ACNUR Argentina trabaja para informar y concientizar a la población acerca de las necesidades y retos a los que se enfrentan las personas refugiadas. La organización también recauda fondos para apoyar la labor de ACNUR en todo el mundo y llevar ayuda directa al refugiado y a miles de familias que, forzadas a huir de sus hogares, lo han perdido todo.

ACNUR se financia enteramente por contribuciones voluntarias a través de donaciones, lo que le permite brindar ayuda sostenida a miles de refugiados en el mundo.

Para más información sobre cómo colaborar, pueden buscarnos en las redes como ACNUR ARGENTINA o en nuestra web

**

Sabrina Anaya.

Guido Vilas.

Rocío Lucero.

 

 

 

Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *