El Garrahan realizó la primera jornada sobre la transición de la medicina del niño a la medicina del adulto

El 2 y 3 de agosto pasados se realizó la I Jornada de Transición “De la Medicina del Niño a la Medicina del Adulto”. Tuvo representación del Ministerio de Salud y contó con la exposición de 23 servicios asistenciales.

 

Con el fin de avanzar en el traspaso de la salud de las niñas y niños con patologías complejas a un centro de adultos, se llevaron a cabo una serie de charlas y actividades en el Hospital Garrahan. Las jornadas fueron coordinadas por la Dirección Médica Ejecutiva, el Servicio de Crecimiento y Desarrollo y Clínica de Adolescencia.

 

La directora médica ejecutiva, Patricia García Arrigoni, sostuvo: “La importancia de estas jornadas radica en visibilizar una problemática que incumbe a una sociedad que invirtió mucho en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las niñas y niños que no puede desatenderse cuando se convierten en adultos jóvenes”.

 

En esa línea, agregó: “Las y los pacientes deben contar con una transferencia y transición a centros de adultos que le den continuidad y similar calidad de atención. Nosotros estamos a disposición con todo aquello que sea necesario para permitirlo”.

 

Desde el Ministerio de Salud de la Nación estuvo presente Marcelo Bellone, director nacional de Abordaje por Curso de Vida, que reafirmó el compromiso de la salud pública con este proceso: “Nos vemos involucrados con este tipo de políticas y vamos a acompañar los procesos que se lleven adelante”, resaltó.

 

Por su parte, Virginia Fano, jefa del Servicio de Crecimiento y Desarrollo del Hospital Garrahan, definió a la transición y transferencia como un proceso que ocurre al finalizar el seguimiento pediátrico de las y los pacientes crónicos y complejos. “Es un período que habitualmente comienza entre los 14 o 15 años e idealmente logramos la transferencia a un sector de adultos alrededor de los 18 años, dependiendo de la complejidad”, explicó.

 

El objetivo es impedir que las y los pacientes con patologías complejas salgan del radar del sistema de salud al llegar a la etapa de culminación de su tratamiento pediátrico. En esa línea, Fano aclaró: “Algunos pacientes tienen esta etapa más organizada con hospitales de adultos, pero otros están aún en un proceso de estudio y exploración”.

 

Por último Roberto Mato, jefe de Clínica de Adolescencia, destacó la importancia de la comunicación a distancia: “A partir de la pandemia se convirtió en una herramienta única e indispensable que anhelamos que se quede y siga creciendo”.

 

Comunicación y Prensa

Hospital Garrahan

Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *