Alfredo Avelin: El hombre que renunció a todos los privilegios de la política

Por

Las nuevas generaciones no lo recordaran seguramente, porque no vivieron en la época que le tocó gobernar o porque como él decía «ya estaban descreídos de la política», lo cierto es que Alfredo Avelin, fue el único gobernador de la Argentina, que en el año 2001, se negó a firmar los “14 puntos” exigidos por el Fondo Monetario Internacional, lo que significaba una derogación de la ley de Subversión económica, mas conocida como ley de quiebra, resistiéndo las políticas neoliberales de ajuste a los sectores más desprotegidos.
En defensa del patrimonio de la provincia vetó la ley de regalías mineras y como senador nacional se opuso a la entrega de los hielos continentales, escribió varios libros al respecto y de hecho su mausoleo en el cementerio de la Capital, hoy refleja su lucha.
Dejado de lado por los medios provinciales de ese entonces, por no aportar los recursos económicos publicitarios y por su tenaz enfrentamiento con el entonces gobernador de la provincia, Jose Luis Gioja, a quien lo llamo a viva voz y en reiteradas oportunidades «corrupto», «sinverguenza». El hoy diputado nacional, trato de callarlo por medio de cartas documentos y demás, pero ello no logro y hasta el ultimo día lo trato de esa forma.
Al salir de la función publica, continuó trabajando políticamente desde la sede del partido Cruzada Renovadora que fundo un 24 octubre 1960, luego de que lo sacaran de la intendencia de la Municipalidad de la Ciudad de San Juan, por crear la farmacia sindical, que vendía medicamentos al costo. A causa de ello, se realizó un paro nacional de farmacias.​ Frente a la negativa de Avelín de cerrarla, lo intervinieron. Pero dejo cosas que a la actualidad existen y quizás nadie recuerde como por ejemplo: el primer servicio fúnebre municipal en Latinoamérica, dando así la oportunidad y la dignidad a la gente sin recursos de un entierro como correspondía, ya que antes los tiraban en fosas comunes, en bolsas de arpillera y a los niños en cajones de manzana. Creo el banco de sangre, ya que antes se cobraba la sangre.

Alfredo Avelin con su guardapolvo de medico en la sede de Cruzada Renovadora en la Capital de San Juan

Los trailers ginecológicos, pediátricos y odontológicos que hoy van de departamento en departamento, tambìen fueron creados por «el doctor» para brindar atención a los departamentos alejados y salvar muchísimas vidas.
Como gobernador le toco conducir los destinos en la crisis económica mas difícil de Argentina y no tuvo la suerte de contar con el apoyo de toda la diligencia política provincial, y tampoco de un «Acuerdo San Juan», que le garantizara la gobernabilidad que se merecía por haber sido electo por el voto popular de los sanjuaninos.
La coparticipacion que le correspondia a Alfredo Avelin durante su gobierno, desde el 01-01-2001 al 30-07-2002 era de $468.084.000, pero solo recibiò $222.816.078.
Según «Don Alfredo» como todos lo llamamos alguna vez, fue victima de un golpe de estado, de un asalto al poder, y la realidad años después le da la razón. La entramada organizada por el hoy diputado nacional, Jose Luis Gioja, lo logro destituir de una forma que quedara para la historia.

LA DESTITUCIÓN, EL GOLPE DE ESTADO, EL ASALTO AL PODER

 

El lunes 26 de agosto del año 2002, fue la ultima vez de Avelin en el despacho de calle Paula Albarracin de Sarmiento y Avenida Libertador, a donde llegaron los secretarios legislativo y adminsitrativo de la Camara de Diputados, y donde se desarrollo el siguente dialogo:
– Secretarios: Buenas noches
– Gobernador Avelin: Se pone de pie, y responde Buenas noches; y cordialmente le da la mano a cada uno de los secretarios, en un total silencio de tumba.
– Secretario Legislativo: Usted comprendera que no es grato para nosotros este momento.
– Gobernador Avelin: Disculpe secretario, nos ahorremos los lamentos, ¿este es el original?
– Secretario Legislativo: Si 
– Gobernador Avelin: Bueno, yo les voy a pedir… no quiero aplausos, ni comentarios. Por favor, mucho respeto. Ellos son solamente los secretarios, no tienen nada que ver. Yo fui elegido por voluntad popular y una gran mayoria del pueblo de San Juan. En ese concepto y en nombre de la dignidad de los argentinos y del respeto que me merece este pueblo que me ha votado y en repudio a las mafias nacionales y provinciales. Esta es mi respuesta… (rompe el escrito de destituciòn) Yo me hago cargo, pueden hacerme todos los juicios politicos que quieran… (arroja los papeles sobre el escritorio) diganle al vicegobernador – por Wbaldino Acosta – que ya puede venir. 
Los secretarios de la camara de diputados, notoriamente acongojados por la situaciòn levantan los pedazos del decreto de notificacion, y se retiran entre aplausos y abrazos de Avelin y sus colaboradores. El objetivo de sacarlo del puesto se habia consumado.

EL ANUNCIO DE SU MUERTE QUE ACONGOJO A LOS SANJUANINOS

El 26 de Enero del año 2012, en una mañana cálida, y bajo el gobierno de Jose Luis Gioja, los medios comenzaron a informar que: «Alfredo Avelin ha muerto». Fueron inmediatos los mensajes de profundo pesar en la red social de Facebook donde el «ultimo caudillo» tenia un perfil y mantenia contacto por medio de un colaborador con la gente.

EL VELORIO MULTITUDINARIO DE AVELIN EN LA CRUZADA RENOVADORA

Los preparativos para su funeral no fueron para nada fácil, la familia debió cumplir con el pedido del ex-gobernador, y la provincia debía por medio de la dirección de ceremonial y protocolo, cumplir con el «funeral de estado que le correspondía como ex-primer mandatario» mas allá de que Avelin, había renunciado a los honores. El quería ser velado con su guardapolvo blanco de medico, el mismo que uso toda su vida y que jamas guardo, en el lugar donde atendió a cientos de personas y donde gesto una parte de la historia política reciente de San Juan, la sede de Cruzada Renovadora.
Hacia bastante calor y la gente comenzó a llegar a donde se había previsto su velorio, era mucha gente. Así que, desde la familia, debieron contratar unos aires acondicionado para colocar en la vieja casona de calle Tucuman al 1112. El cuerpo de Avelin llego por ultima vez a su partido pasado el medio día, y un millar de personas, de distintos puntos de la provincia, se agolparon para despedir al ultimo caudillo sanjuanino y abrazar a su familia. Con todo ello, un centenar de ofrendas florales que no paraban de llegar y que se ubicaron en el gran jardín de ingreso, que provenían desde la Presidencia de la Nación, Embajadas, Gobiernos Provinciales, Municipios, Senadores Nacionales en ejercicio, Ex-funcionarios, militantes, entidades políticas y gremiales de la provincia y el País.
Era tanta la cantidad de personas, que debieron pedir a la Cocheria San Jose extender el velorio, y colocar una cámara vidriada para mantener el cuerpo de Avelin y así poder darle la oportunidad a la gente de despedirlo.
El cortejo fúnebre, partió el 27 de enero a las 19 horas desde la sede de la Cruzada Renovadora, pasó por la casa del ex gobernador, donde realizaron una parada simbólica en el hogar que recibió a grandes dirigentes políticos nacionales y que aun tiene en su frente la marca de los «huevazos» de las manifestaciones en su contra, y finalizó en el Cementerio de la Capital, donde se realizaron las exequias.
Aplausos, llantos y manifestaciones de afecto fueron el común denominador en el sepelio de Alfredo Avelín.

LA DESPEDIDA EN EL CEMENTERIO, LA AUSENCIA DE GIOJA, LAS PALABRAS DEL ARZOBISPO Y LA NOTICIA DE UN NUEVO LIBRO.

Recién en el lugar de descanso eterno, la Provincia pudo hacer lo que le merecía «al doctor», todos los honores como exgobernador, y donde también lo esperaban una gran cantidad de simpatizantes, familiares, políticos y amigos.
Gioja, no tuvo el valor en ese entonces de ir, por lo que el gobierno provincial estuvo representado por el entonces Vicegobernador Sergio Uñac, el Ministro de Gobierno Adrián Cuevas, el senador nacional Ruperto Godoy y el intendente de la Capital Marcelo Lima. Referentes del radicalismo, bloquismo y justicialismo entre otros, estaban también presentes.
Monseñor Alfonso Delgado, el cura que en un tedeum dijo que en el gobierno de Avelin, «había tufillo a corrupción» ofició el responso, y tuvo la caradurez de recordar sus vivencias con difunto, pero tuvo la dignidad de destacar los principios que tuvo el último caudillo cruzadista.
En los minutos finales, su hijo, Alfredo Avelin Nollens, dio a conocer algo que nadie sabia. En la camara del sanatorio donde estuvo internado, y dos dias antes de morir, Alfredo Avelin terminò de escribir un nuevo libro al que titulò, «Argentina no queremos perderte», y afirmò que la familia lo publicaria.

LA ODISEA DE LOS HERMANOS AVELIN PARA CUMPLIR CON SU PADRE

Mientras se desarrollaba el velorio, la familia Avelin estaba atravesando por un momento difícil, el cumplir un pedido especial y puntual de «Don Alfredo», trasladar a su esposa, Barbarita Nollens, al mismo lugar donde el descansaría por siempre. Algo que lograron realizar minutos antes de que llegara el cortejo fúnebre con el ex-gobernador.
Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *