Giacobbe y Asoc.-Informe XI. Especial COVID-19

Cuando los lectores de encuestas revisan datos que miden evaluaciones personales de dirigentes, en general
tienden a centrar primero -y casi exclusivamente- su atención en las magnitudes positivas(verde).
A fin de ganar en profundidad de análisis de los datos, en informes anteriores hemos retratado la importancia
de las imágenes negativas (rojo), sobre todo para el futuro de quienes pretenden seguir escalando la pirámide del poder por la vía electoral.

Los apuntes que obran a continuación estarán centrados en la imagen regular, esa barra gris a la que le cuesta llamar la atención del lector frente a la potencia de las dos anteriores. La imagen regular no es desconocimiento.
Según nuestro modo de entender el comportamiento de los contestantes, aquel que elige calificar con este valor está intentando decir que, a ese momento, no posee la información suficiente como para decidir si “le gusta” o “no le gusta”, pero que lo conoce.
Podría decirse que “lo/a está esperando”. Es un período ventana muy interesante porque supone un riesgo y una oportunidad a la vez. Las personas que salen de regular hacia positiva o negativa, luego serán más difíciles de
resignificar.

En este sentido, la calificación regular vendría a ser la “Corea del Medio” de las mediciones de imagen. Cuando esta se disuelva, será porque la del Sur o la del Norte, ambas, avanzan sobre ella. Representa una antesala de las definiciones, de crecimiento de las polaridades.
La noticia común a todas las principales figuras políticas de esta medición, si bien tenue, es que sus  mágenes regulares están en disolución.
Alberto Fernández mantuvo su imagen positiva (37.3%) pero creció cuatro puntos su negativa (48.5%) a costa de su regular.
Axel Kicillof creció tres de negativa, pero a costa de su desconocimiento.
Cristina también perdió apenas un punto de su regular que se disolvió entre las otras dos, de modo tal que resulta estable.
Mauricio Macri también perdió tres puntos de su regular que, al igual que Cristina,se fueron a positiva y negativa casi por igual.
Párrafo aparte, a Horacio Rodríguez Larreta le está sucediendo todo eso a la vez. Cayó dos puntos de su anterior regular, y también cuatro puntos de desconocimiento. ¿Dónde fueron esos seis? Solo uno a positiva, y cinco a
negativa.
Todavía hay un tercio de la población que califica al Jefe de Gobierno como “regular”. Es quién tiene mayor oportunidad y riesgo a medida que ese universo se vaya definiendo. Si la relación, como en esta medición, fuera negativa por 5 a 1, tendrá que repensarsu estrategia.
En cuanto a las gestiones de la crisis del Covid19 en particular, sucede lo mismo que con las personales. Caen las evaluaciones regulares y crecen mucho las muy negativas en los tres mandatarios. (…)

 

Por Lic. Jorge Daniel Giacobbe
Director de Giacobbe & Asociados
@JorgeGiacobbe

 

https://giacobbeconsultores.com/descargas/informeXI_agosto_2020_covid19.pdf

 

GIACOBBE LA5PATA
GIACOBBE LA5PATA
Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *