IAEF – 37° Congreso Anual – Información de Prensa Tercera y última Jornada

En el día de hoy, se llevó a cabo la tercera y última jornada del 37º Congreso Anual del IAEF (Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas). Donde se abordo la temática Negocios. Este año en formato de modalidad online.

A continuación, un resumen de los principales expositores:

 

Gabriela Aguilar – Vicepresidenta para Sudamérica y Country Manager Argentina en Excelerate Energy.

El segmento hidrocarburífero requiere una estrategia de largo plazo. Las compañías nunca son “capitales golondrina”. Argentina tiene un potencial enorme, pero debe tener condiciones de marco para atraer los capitales necesarios: acceso a girar dividendos y contratos de largo plazo.

A futuro el gas natural ha sido elegido para llevar adelante la seguridad energética. Allí Argentina tiene una oportunidad. Tenemos un proyecto con TGS que intenta exportar gas al mundo.

Nuestra compañía trabaja muy cercanamente con inversionistas. Percibimos un futuro por delante, aunque Argentina tiende a crear estos conceptos de “River/Boca”. El concepto de la autosuficiencia energética ya no existe más en el mundo. Tenemos que forma una visión exportadora, y que también se pueda importar, como sucede en los EEUU. Nos debemos una visión mucho más amplia. Hay que abrirse al mundo para tener un mejor posicionamiento macroeconómico.

Para el año que viene estamos trabajando en el proyecto de licuefacción de gas. Tenemos la conexión con otras industrias. En Argentina tenemos hoy técnicos de alta calidad: apostamos a un desarrollo posible en el mercado internacional de energía, apostamos a una balanza energética segura, confiable y equilibrada. Creemos que la demanda va a empezar a recuperarse en 2021, somos optimistas.

 

 

Mariano Bosch – Cofundador y CEO de Adecoagro.

Soy ingeniero agrónomo. La foto de nuestra compañía es en un sector agroindustrial. Tenemos con la pandemia una oportunidad aun más relevante. No existe la antinomia agro/industria, lo mismo que mercado interno/exportación. Debemos sumarlos, no enfrentarlos. Hay un montón que agregar al campo. Tenemos que ponernos de acuerdo. Con capitales nacionales y extranjeros. Tenemos miles de oportunidades, estamos en 10 provincias, somos 2 mil empleados, técnicos de primer nivel.

En la agroindustria también son inversiones de largo plazo.

Hay gente capacitada y es lo que nos permite llegar a acceder a los capitales. Todos estos proyectos son muy capital intensivos. Como sector, somos los exportadores de gas pero transformado en alimentos. Poder conectarnos a la red nos permite acceder a otros clientes. Necesitamos la ley de software para desarrollar nuestro sistema, somos los que absorbemos toda esta tecnología, no es un sector contra el otro.

Con esta pandemia, el mundo se ha dado cuenta de la urgencia de las transformaciones. Esto está empujando muchísimo el tema transformaciones. En marzo se cayó todo durante tres meses y a partir de ahí empezamos a ganar un poco de optimismo. La recuperación va a venir inexorablemente después de la pandemia. Éste es un gran momento para unir fuerzas.

Me admiran los emprendedores del interior, por ejemplo, donde todo es más difícil. Hablan de una tecnología y un nivel de desarrollo notable, dadas las condiciones desfavorables. Rescatemos el desarrollo del sector privado.

Tenemos una compañía ordenada. Estamos pensando en crecer en todos los rubros entre el 5 y el 20%. Seguimos comprometidos con el desarrollo argentino.

Martín Migoya – Co-Founder & Chief Executive Officer de Globant.

La economía del conocimiento conforma el segundo complejo exportador neto, con 6 mil millones de dólares. Para el 2030 pueden generarse 500 mil nuevos empleos.

 

Argentina es un lugar con muchas trabas para el emprendedor. Impide la creación de empresas de modo rápido y con creatividad: en el mundo son los emprendedores los que crean estas empresas. Para todos los emprendedores hay que generar condiciones para que puedan crearse y financiarse empresas. No puede haber tasas de interés exorbitantes. Eso explica por qué las empresas en Argentina mueren más de lo que nacen, sumado a la pandemia y a la situación económica. Hoy, cuando las empresas van a volver a nacer, los emprendedores deben tener todo allanado para poder surgir y crecer.

 

En 2021 somos optimistas, vamos a reconstruir nuestras oficinas, necesitaremos 5 mil profesionales nuevos, nuestros planes de inversión son constantes. Podemos generar todos los días oportunidades, tenemos que comunicar todo lo fuerte que es el sector empresario en la Argentina. Tenemos que explicar qué hacemos y cómo lo hacemos.

 

 

Manuel Sobrado – Director Ejecutivo de Grupo Insud.

La pandemia nos está dejando muchos aprendizajes, uno de ellos es el trabajo cooperativo. Países como EEUU e Israel están construyendo condiciones para la radicación de industrias. Nosotros tenemos un proyecto ejemplar que permite que Argentina cuente con vacunas para la gripe, el neumococo y el HIV. Sucede lo mismo en Israel, por ejemplo, porque la cuestión sanitaria es estratégica.

En la grieta tenemos que poner en valor el rol de la empresa. En una economía social de mercado son las empresas las que generan desarrollo y movilidad social. Hay que evitar la grieta entre algunos sectores y las empresas, indispensable para que Argentina crezca sostenidamente.

Debemos explicar mejor a la gente lo que hacemos, enfatizar nuestras cualidades, la ciencia, la tecnología, etc. Hay que dejar de lado los prejuicios y abrirnos mucho más al diálogo. Y aunar esfuerzos, si queremos salir adelante: lograr consensos sobre cosas que necesitamos, previsibilidad, por ejemplo, con un sistema impositivo que aliente la inversión, no que lo penalice. Un sistema financiero mucho más profundo que llegue a todos los emprendimientos. Necesitamos un sistema financiero fluido, tenemos que ser más atractivos como país. Tenemos que amigarnos con el concepto de empresas, de desarrollo.

Vemos el 2021 con mucho optimismo. Habrá vacunas y el crecimiento se recuperará, más rápido en unos sectores que en otros. Deberemos convivir con déficit fiscales muy grandes, aunque el año próximo tengamos una inflación más alta de lo que nos gustaría. Va a ser un año para trabajar duro.

Juan Cuattrommo – Presidente del Banco Provincia de Buenos Aires.

Tuvimos una perturbación inesperada que implicó una serie de redefiniciones: un incremento muy abrupto de la incertidumbre. No tenemos en claro hasta cuándo, es un camino a transitar.

El banco tiene que ser uno de los motores de desarrollo de la provincia. Colocamos más de 40 mil millones de pesos antes de la pandemia. Está muy dinamico el mercado de obligaciones negociables. Hay un espacio para acompañar la recuperación, donde el Banco puede cumplir un rol muy importante.

La renegociación de la deuda era inevitable. Ayer anunció el gobierno el comienzo de la negociación con el FMI, lo que indica un dato favorable. Debemos generar contratos donde el retorno esté asociado a los sectores productivos. Ir normalizando implicaba estos pasos que se están dando.

A medida que se vislumbre una salida hay que trabajar en plazos más largos. A menudo las pymes no saben cómo relacionarse con el mercado de capitales. Tenemos que buscar estrategias de financiamiento que no ahoguen a la actividad productiva.

Juan Marotta – CEO de HSBC Argentina.

El mundo enfrenta un shock inédito, con una caída del 5% del PBI. El impacto económico dependerá de las dinámicas de la pandemia. Para el año que viene esperamos una recuperación del 5%, liderado por China con el 7%. Pero no se logra recuperar la caída del año actual.

Más allá de la evolución de los contagios, en el corto plazo vemos tensiones en el mercado de cambio, también son importantes las acciones de esterilización que están llevando adelante el BCRA y el Tesoro.

La clave es generar confianza. El acuerdo con los acreedores va a sacar en el futuro cercano la presión de pagos que nos amenazaba. Y convertir a la Argentina en un buen pagador. Aspectos relacionados al mercado laboral para incentivar nuevos empleos, además de la cuestión impositiva. El comienzo de la inversión tendrá que venir por nosotros mismos. Si no hacemos esto, cuesta creer que vaya a haber un aluvión de inversiones extranjeras.

Acá en todos los sectores económicos hay oportunidades para invertir, sólo se necesitan condiciones para reducir el riesgo argentino.

La principal oportunidad para Argentina es captar los capitales que andan dando vueltas por el mundo a tasas muy bajas, incluso negativas. Convencer a los inversores extranjeros pero antes convencernos a nosotros mismos.

Juan Procaccini – Socio de PwC Argentina.

Estas situaciones de crisis son oportunidades, hoy hay en el mundo muchísimo capital disponible colocado a tasas cero o negativas. Incluso en Argentina hay un excedente de pesos que busca rentabilidad. Podríamos ser parte de los destinatarios del capital disponible en el mundo como dentro del país.

 

 

JORGE SAUMELL – Presidente del IAEF y JOSÉ DEL RÍO

Las señales son favorables a la aceptación del canje. Todos estamos bastante ansiosos por las famosas “60 medidas”. La aceptación del canje es condición necesaria, aunque no suficiente.

Hay incertidumbre sobre el tema del dólar: reservas del BCRA, el “cepo”, luces amarillas para la toma de definiciones. También hay un escenario que complica, como el teletrabajo o la regulación de las telecomunicaciones.

Uno de cada diez insumos de la industria depende de la variable dólar. Es la preocupación sustancial del mundo privado. Otra variable es el tema de la doble indemnización, que termina generando menos puestos de trabajo. Otra variable es la competitividad: exige un debate profundo y rápido. Hay que trabajar en la productividad, no en el tipo de cambio. Es imprescindible tener marcos regulatorios estables, previsibles.

Es fundamental que los sectores público y privado trabajen juntos. Establecer reglas de juego de largo plazo. Y que sean respetadas.

MATIAS KULFAS – Ministro de Desarrollo Productivo de la Nación.

El capítulo financiamiento es nodal. Argentina tiene dos problemas: el tamaño del sistema financiero, del 16% del PBI, e incluso por debajo en el crédito. Nos cuesta canalizar el ahorro en el mercado de capitales. Es un problema que nos va a llevar un tiempo solucionar.

Otro problema es canalizar ahorro hacia la inversión productiva. Si logramos volcar más financiamiento a la producción, ahorraremos divisas y aportaríamos a la macroeconomía. Es un proceso que tenemos que alimentar y retroalimentar.

Tenemos el desafío de masificar el crédito. Hablo de las pymes. En 2018 se redujo el financiamiento al sector productivo en un 50%, lo que generó un ahogo que empezamos a revertir antes de la pandemia. Hoy tenemos las herramientas regulatorias del Banco Central.

Otro gran desafío es la inclusión financiera. Se habla mucho del individuo y la familia, pero se habla menos de las micro, pequeñas y medianas empresas.  Hay una gran cantidad de pymes que nunca accedieron a financiamientos de menor costo financiero. Empresas de trayectoria y presencia en el mercado no tenían acceso al financiamiento.

Hemos puesto en marcha un fondo de financiamiento. Nos interesa mucho pensarlo hacia adelante, buscando adaptarlo a la nueva normalidad, donde podamos compartir el riesgo y apuntar a una mayor cobertura.

También trabajamos con las provincias, con herramientas a medida de cada una de ellas.

Necesitamos un sistema de coordinación para ganar eficiencia. Y el financiamiento de la inversión para el cambio estructural.

Argentina tiene que recuperar el terreno perdido y promover la inversión en nuevos proyectos, la agenda industrial, la economía del conocimiento, la digitalización del sistema productivo argentino.

Estamos muy prontos a implementar un financiamiento de 500 millones de dólares, del Banco Interamericano de Desarrollo, destinado al sistema productivo del país. Y el Fondo de Garantías, con 1.000 millones de dólares en total.

Que ningún proyecto quede sin financiamiento. Argentina es heterogénea, hay sectores muy golpeados, pero hay otros que están reactivándose e incluso en un nivel superior al prepandemia.

Reunir nuestras capacidades, trabajar juntos nos permitirá salir adelante y poner en marcha los proyectos.

Saumell agrega que el IAEF está absolutamente predispuesto a cooperar en todo lo que esté a su alcance para fortalecer el mercado de capitales.

Kulfas dice que hay una gran cantidad de consumo postergado por la pandemia. Vamos a generar mecanismos de estímulo: obras públicas, construcción privada, financiamiento de apoyo al mercado de garantías para financiar el cambio estructural y la reactivación económica.

Buenos Aires, 27 de agosto de 2020.-

INFORMACIÓN PARA LA PRENSA

Jorge R. Basso Dastugue (h) / Carla Arcuri

                                   BASSO DASTUGUE & ASOCIADOS

Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *