Vicentin ¿Dónde está la plata? Y la innecesaria exposición presidencial-Por Carlos Yayo Hourmilougue-

La Pasión, o el error fatal, conforman La Tragedia.

El Caos en tal caso, está asegurado.

Sucede en la Vida. Sucede en las finanzas que forman parte de todas las vidas, y se canaliza por dos vehículos desde que el hombre descubrió el fuego; Poder y Política.

Caemos en el dilema o la falsa dicotomía, de ser pro empresarios para defender, o estatistas para apropiar.  Y ninguna de las dos posiciones, son sustentables. Esa Grieta, debería ser omitida, y es lo que no se está haciendo. Acaso porque esté faltando la pregunta principal.

¿Dónde está la plata?

Los empresarios piden que el tema retorne al lugar de donde no debió haber salido, La Justicia.

Algunos Medios sin embargo, parecen pedir más que los sectores empresarios, descuidando que en el caso de Vicentin, estamos ante una Empresa que avergüenza a cualquiera; “obtenía préstamos atados a contratos individuales de venta, que (la misma) Vicentin realizaba a sus propias sucursales de Uruguay y Paraguay”.(Fuente Diario el Litoral en un excelente informe y el expediente judicial)

¿Cuál es la razón por la cual un empresario que cumple impositivamente (capacita su gente, invierte y pelea por mantenerse, pide créditos), debería cubrir a gente qué como en el caso de Vicentín oculta demasiado bajo la alfombra? La razón es sencilla, se pretende la Institucionalidad y el respeto a la Propiedad Privada, no es por Vicentin. Porque para el buen empresario, de eso depende su propio futuro, no depende de Vicentin. Entonces, ante este caso, lo razonable es avanzar hacia una quiebra (fraudulenta, técnicamente así se la denomina), o un concurso donde los propietarios vayan presos, o paguen.

Si vendí millones, pedí créditos por millones, no pagué a los bancos, no pague a los proveedores ni a los empleados, gire dinero de esos préstamos a mis propias sucursales afuera ¿Dónde está la plata? ¿Y el estado me interviene y quedo libre?

Los Directivos y dueños de Vicentin, no son como aquellos empresarios que cumplen.

Del otro lado ¿cuál es la razón para que un gobierno omitiendo la justicia trate de sacar rédito, dando un primer y mortal paso en falso, pretendiendo congraciarse con una sociedad que mayoritariamente, rechaza la medida?, argumentando esa suerte de “Estatismo Solidario”, demostrando más interés en los sectores políticos, antes que en la ciudadanía y el emprendedurismo.

Existe una razón; indudablemente, antes que una medida política, esto es un negocio.

De no ser así, nadie jugaría tan fuerte en plena Pandemia sin una economía a la que le falta toda previsibilidad meses más arriba. Por herencia, por Pandemia, y por falta de respuestas aun.

Falta una parte; la institucionalización y la Constitución, exigen que la Justicia cubra su rol. Una Justicia aletargada que cómodamente, desde la Corte Suprema ha extendido los plazos de la cuarentena, pese a las solicitudes casi colectivas de cientos de Abogado del país, desde donde se esperan miles de concursos de acreedores tras el coronavirus.

El Estado en el caso de marras, “rescata una Compañía Privada” que no cumplió y tiene plata, inhabilitando in facto normativas conocidas y a la propia Justicia, haciéndose cargo de una gran deuda.  La respuesta es más sencilla de lo que creemos, en algún lugar, el Negocio está. Los miles de millones que faltan no los pagará el Estado, sino cada impuesto, cada derecho de exportación, cada peso emitido. Con un riesgo mayor que no parece importar a quienes perciben sueldos públicos, y es que las inversiones seguirán retrayéndose. El Presidente, está en riesgo.

Salgamos ahora de esta especulación de pros y contras. De lo que es institucional o no, de lo que es ético o no.

De lo que no podemos salir, es de lo Político. Se abren al menos otras visiones que surgen de los hechos y nos remiten nuevamente a los mismos lugares, los hechos. Permitamos verlas.

-Esta decisión no tiene nada que ver con parecernos a Venezuela. Un discurso sin prueba alguna que nos retrotrae a un pasado poco comprobable, que más habita en la imaginación y el recuerdo y la bronca, y que ya cansa. Hubo negocios también con Venezuela, que ya fueron. Nadie rindió cuentas.

-La Empresa ha dicho, “querer reivindicar la legitimidad de proteger los derechos de sus accionistas, de origen familiar y del interior del país, y que se encuentra ajustada al marco legal vigente, dentro de un concurso preventivo de acreedores y que ha manifestado reiteradamente la voluntad de honrar los compromisos asumidos”, aun así, es intervenida. Curioso.

Los dueños deben 1.300 millones de dólares. 1.000 millones a los Bancos, entre ellos Banco Nación (18.182 millones de pesos durante la gestión de Fraga, de ese monto, 5.785,4 millones fueron otorgados en noviembre de 2019, un mes antes del cambio de autoridades nacionales, y Vicentin paralizó sus actividades un mes después, adeudando sueldos), y 350 millones de dólares se debe a empresas del sector agrícola. Vicentin, de esta manera, va a la quiebra, lo que la Compañía omite es que hubo extraordinarias ganancias y que en 2019 llegaron a los 1.800 millones de pesos, ocupó el sexto lugar como Empresa de Exportación en el país, y despachó casi 300 barcos cagados con harina, aceite y granos.

Es público que $ 16,5 millones, aportó a la campaña de Macri a través de Algodonera Avellaneda, FRIAR S.A y Oleaginosa San Lorenzo. Vicentin, paralizó sus actividades en diciembre de 2019 y si bien las fuentes de trabajo son de delicado tratamiento, la compañía  avanzaba sin descanso a la automatización y en dos o tres años, iba a necesitar menos gente que la actual. Más que producir terciariza cereales y oleaginosos, hilandería, feed lot, vinos, acopio y exportación de miel, jugo concentrado de uva, bio-diesel, y percibe tarifas por uso de muelles en su sector de “buques”, o sea, está más que diversificada. Sus plantas más importantes son Ricardone, San Lorenzo y Avellaneda donde almacenan y muelen. No produce, almacena, es logística pura.

El gobernador de Santa Fe no sabía del anuncio, pese a lo que dijo luego delante de los Medios. La senadora Fernanda Sagasti Vicepresidente del Bloque de Senadores, es al parecer  autora del proyecto y como tal la letra, nace en la egida Camporista. El diputado que tiene el rol de defenderlo en la Cámara Baja, es correntino, Jose Ruiz Aragón.

Con Vicentin, el gobierno acaba de comprar un problema muy grande para todos y, de poca  credibilidad para el mismo poder. Está a tiempo de responder un gran interrogante; ¿Ordenamiento o instalación permanente del Estado? ¿No convendría como plan B, que el Congreso decida el orden para que pase a instancia judicial? Ese poder Pilatezco.(Pilatos se lavó las manos)

Dentro de las Empresas PyMES ligadas al sector productivo exportador hay pareceres diferentes, quienes opinan queel comercio de granos, sólo con intermediarios multinacionales, y siendo el  principal ingreso de divisas de argentina, no parece tan racional, argumentan que al menos, una política mixta podría asegurar una mejor actividad. Pero no es una posición mayoritaria.

YPF (Ypf Agro) tampoco termina de expresar confiabilidad, donde más allá de los resultados, la burocracia se permite sueldos siderales. Casi vergonzosos. El PEN debería analizarlos.

El gobierno ha dicho que Vicentín será una empresa de “utilidad pública” y se mantendrán los puestos de trabajo y el propio Presidente destacó su relevancia también en la producción de alimentos. Cosa que la compañía, hasta donde sabemos, no hace.

¿Fortalecimiento y rescate de sectores productivos privados y fuentes de trabajo en manos del Estado… o salvavidas político? ¿Y cómo? En Santa Fe, la ciudadanía se ha manifestado claramente en contra. En otras partes del país, también.

Podríamos asegurar que Lo solidario está resultando para muchos algo agotador, que lo político exige respuestas más que demandantes y que los políticos están incrementando el mal humor social sin retirarse privilegios propios.

Los propietarios de Vicentin, deben ser penados dentro de los circuitos del sistema institucional, la Justicia. Y el Gobierno no debería comprar más deuda. La presión de incorporar más empleo a algunas empresas no está dando el resultado esperado, porque las empresas dependen de un mercado, guste o no, y de lo que suceda no solo dentro sino fronteras afuera. Forzar esta situación con el pretendido derecho que el estado ha auxiliado a más de una empresa en ésta pandemia, cae en el descuido de esquivar lo más notable, que todo auxilio se hizo con emisión, y con impuestos que han bajado en recaudación, o sea, con el bolsillo de la sociedad. No de toda, claro. Y se está adquiriendo una Empresa, que debe millones a dos bancos públicos, el BCRA también jugó su rol. Una deuda que se extingue.

¿Dónde está la plata que los propietarios tienen, tras conocer los mecanismos que utilizaron en estos años como una de las más grandes empresas agropecuarias argentinas?

Una Jaula Vacía, que el Estado compra. Y como si fuera poco, la va a gestionar YPF. No vamos hacia Venezuela, esto es Argentina, y es un negocio. Si los dueños no van presos, los millones, en algún lugar están. Los argentinos nos haremos cargo, como siempre. Salvo Larreta no hay otro  presidenciable más que el propio Presidente si gestiona bien. ¿Dónde comienza el duelo y cuál es la importancia de cada estrategia desde ahora?

El Presidente se está exponiendo a un riesgo muy alto en todo sentido.

Carlos Yayo Hourmilougue

Para LaQuintaPata y Consumer Periodismo.

Continúa en Nuestra Radio. Podes leerlo, o escuchar el Informe regularmente en Radio Consumer. Y cada Informativo. De 19 a 20, quedate con todos los Profesionales del día en Consumer Review.

 

Carlos Yayo Hourmilougue.

Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *