LA CGE EXIGE QUE EL GOBIERNO ACTÚE YA ANTE LA FALTA DE SOLIDARIDAD DE LOS BANCOS EN LA ACTUAL CRISIS

 ANTE EL INCUMPLIMIENTO DE LAS DIRECTIVAS DE BANCO CENTRAL.
ES INMORAL LA ACTITUD DE LOS BANCOS CUANDO HAY MIPYMES Y EMPRENDEDORES QUE AGONIZAN PARA SALVAR LA VIDA DE ARGENTINOS
CABA, 6 de abril de 2020.- Todos debemos ser solidarios en tiempos en que Argentina vive su momento más difícil en más de un siglo. Todos somos conscientes que la muerte acecha a la vuelta de la esquina, y que de nuestras actitudes depende que la curva de contagios del Coronavirus no se dispare, para así prevenir que el sistema de salud no colapse. Hoy son imprescindibles los ejemplos de Unidad, Solidaridad, Responsabilidad, Patriotismo, Sacrificio y Lealtad con el país. En este contexto, las autoridades tienen el deber ético y moral de garantizar que el esfuerzo sea equitativo. Lamentablemente, el sistema bancario argentino sigue mirando para otro lado a pesar de haber sido el sector con las más grandes ganancias extraordinarias durante los últimos años.
Por eso, desde la Confederación Económica de la República Argentina (CGE), una entidad con gran peso histórico y representativa de los sectores que suelen no ser escuchados por los gobiernos de turno, denunciamos: mientras los Emprendedores, las Micro, las Pequeñas y las Medianas empresas argentinas (Mipymes) se sacrifican al cumplir una cuarentena vital para salvar la vida de los compatriotas y evitar que se propague esta enfermedad que tiene en vilo al planeta mediante la paralización de actividad comercial y productiva, todo a un costo tan alto que en no pocos casos la quiebra es el resultado de este sacrificio por salvar vidas argentinas, con la consecuente pérdida de puestos de trabajo; la ayudan que reciben no es suficiente, no llega o una telaraña burocrática impide su acceso, y los más repugnante: los bancos siguen con las mismas políticas crediticias que, si antes era nefastas, hoy atentan contra el aparato productivo y comercial argentino.
En esta emergencia, es profundamente inmoral la actitud de los bancos cuando hay Mipymes y emprendedores que agonizan para salvar la vida de los argentinos. Anteriormente la CGE llamó al Gobierno al diálogo en el marco del Consejo Económico Social para elaborar un plan de contingencia que nos permita salir de la cuarentena con responsabilidad sanitaria, y luego el presidente de la CGE, Roberto Marquinez, calificó de “extremadamente urgente” que la actividad bancaria “salga de la ceguera que no le permite ver que si siguen poniendo palos a la rueda de la economía, se van a quedar sin país, porque las Mipymes van a desaparecer junto a sus empleados, y sin Mipymes no hay país posible”. Y se destacó que para la CGE “los bancos y los bancarios tienen la misma importancia para la salud de las empresas Mipymes como las farmacias y farmacéuticos y los hospitales y médicos la tienen para la salud de la gente.”
Desde el Gobierno solo trasciende el “enojo presidencial” y del comportamiento del Banco Central nace la sospecha de complicidad, ignorando por completo lo que otros bancos centrales están haciendo en el mundo para salvaguardar la economía de sus países. No vemos, en definitiva, planificación y realistas acciones concretas y contundentes. Lo ocurrido el viernes con las colas de los jubilados fue sólo el botón de muestra.
Hoy se necesita autoridad para cambiar al sistema financiero argentino acostumbrado a ganar opíparas ganancias prestándole al estado, cobrando tasas cuasi usurarias a las empresas y particulares y comisiones “estratosféricas”, y que hoy en la emergencia no quieren plegarse a la solidaridad tan necesaria para cumplir con el rol que les corresponde en esta catástrofe sanitaria y económica.
Es el estado el que debe “tomar el toro por las astas” porque de seguir la blanda política financiera, al final de la pandemia no habrá Mipymes, y si no hay Mipymes no habrá país, pero sí habrá una cadena de valor desintegrada, desempleo, hambre y una sociedad desesperada, con economías regionales diezmadas.
El reloj corre y con cada segundo que pasa sin que se haga nada al respecto, una Mipyme o un emprendedor entra en agonía. La CGE está dispuesta al diálogo y a dar un diagnóstico de situación de todas las regiones  del país, sector por sector. Las Mipymes y los emprendedores que la entidad representa están dispuestos a seguir arriesgando sus vidas empresarias por el bien común pero exigen que el esfuerzo sea equitativo para tener las chances de sobrevivir, para el bien de todo país, y de todos los habitantes que viven en suelo argentino… para cuando todo esto termine.
Roberto Marquinez
      Presidente     
                                                                                                                                                                                                             Jorge López                                                                       
 Secretario
***
Roberto Anselmino
Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *