YAYO H- “Las Campañas Circulares”- LAQUINTAPATA-26-05-17

 

Adaptar la realidad a cada una de las necesidades actuales, pero sobre todo de las potenciales, las que asoman, las que llegan como grandes desafíos, es lo menos que uno podría esperar de aquellos candidatos que pretenden representarnos. En la mayoría de los casos, no llegan a colmar la expectativa ciudadana. No llegan. Una humanidad donde la ciencia si bien modifica culturalmente costumbres y temas hasta hoy conocidos, exige al mismo tiempo capacitación permanente. Sabemos que seguirán sobrando desocupados ante un orden tecnológico, robótica incluida, que al mismo tiempo que nos seduce con algo superior, va dejando sin trabajo a millones sin preparación alguna. Mañana, no será culpable la robótica. La pobreza y desigualdad actuales, son una muestra de lo que llega. La antesala más aterradora se ira multiplicando. Nuevas profesiones que ni imaginamos asoman. Profesiones conocidas mueren. Y con ello una nueva generación  Millennials de menor  tolerancia a promesas vacías ¿Les importa a los jóvenes lo que cada viejo político dice? Presumo que no les interesa ¿Lo han considerado en esta campaña quienes se proponen? ¿Han considerado la anarquía joven, las búsquedas masivas? ¿El desinterés propio de desencantos generacionales? ¿El número de electores que esos jóvenes suman?

Cristina Fernández de Kirchner, los comunicados que recibimos del Instituto Patria, el posible lanzamiento o no de la ex mandataria, algo así como  “que no quiero, pero sí quiero”,  parecen ser la cuestión más demandante. Nos detenemos en vaguedades. Están lejos de interpretar lo que llega. Algo más tarde la Presidenta con Mandato Cumplido expresó que “Algunos Legisladores del FpLV no estuvieron a la altura de las circunstancias”, ante las cámaras de TV, al ser consultada por su Amigo Víctor Hugo  Morales. De que otra manera llamarlo. Nada que interese quedó de eso.

Se trata de una parte más de la crisis que atravesamos. O acaso de las razones de la crisis en la que duramos. Permanecemos hoy.

Con Partidocracias muertas, los Medios cumplen un rol que les resulta ajeno. Que terminará desbordándolos.

Randazzo y sus explicaciones ante la UOM, algo así como el despegue de cierto justicialismo expectante, pero hacia adentro, no hacia la sociedad todavía, aunque liberando oxígeno, algo que el PJ necesita. Massa y Stolbizer a cancha repleta, fogoneando cada posibilidad. Martín Lousteau demandando la negativa de su participación en las PASO de Cambiemos, un claro error del Oficialismo, examinado desde un razonamiento casi lineal. El oficialismo y los actos de rigor este 25 de Mayo, y Mario Aurelio Poli, Cardenal, Arzobispo de Buenos Aires en el tedeum y su decir: “Buena parte del pueblo no se siente invitado a festejar porque carece de lo necesario para una vida digna”. Una obviedad que nadie desconoce. A propósito ¿Qué propuestas está haciendo la Iglesia Vertical, que alguno de nosotros conozca?

Todo huele a Patriotismo Emocional, pero sin los Patres que dieron origen al nombre “Patria”. El Patrius a Um de los antepasados. En nuestro caso, Próceres, hasta intencionalmente  malinterpretados.

Estamos en el carrusel de políticos a plena campaña. No está mal que lo hagan. Lo que me resulta un verdadero oleo con una firma confusa y borrosa, decepcionante, además de no escuchar nada nuevo, y de tener un Congreso casi sin actividad, es la carta Papal a Milagro Sala. Hay un proceso Judicial antes.

Las campañas forman parte de la rigurosa vida política de cada país, pero es inevitable pensar y sentir que cada una de ellas suena igual que la Campaña de hace dos años o de décadas atrás. Escuchamos sin que nada produzca nuevos efectos en nuestro cuerpo.  Sin asombros y conscientes de que no habrá solución alguna de aquí a 2019 acerca de  los mismos temas que conocemos desde hace añares, y que no se han logrado resolver. Nada nos resulta novedoso.

Las crisis culturales, políticas, sociales, económicas que atravesamos durante años, vuelven a hacer pie en este 2017 convertidos en Campaña, sin autocritica alguna, salvo la ferocidad de cada critica ajena. No es que no hayamos avanzado, sucede que lo que No Avanza es la Representatividad, ante tanta desazón política, tanta inequidad social, y tanta Injusticia jurídica.

Política y Justicia nos condenan. Y la Tecnología, la robótica que se insinúa no serán responsables de que a este futuro lo estemos abordando mal por no acceder a más escuelas y a una discusión en educación, ineludibles. El conocimiento nos evade. Las cosas quedaran como están, porque  nuevamente, un día antes, se votara con cada bolsillo, o por el amigo de cada amigo de los punteros del concejal que nunca vimos.

Yayo Hourmilougue

 

LAQUINTAPATA-

 

Compartí el contenido:

Autor entrada: La 5 Pata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *