Columna de Opinión. YAYO H- “El Fallo, Los Medios, y la Voracidad de los Leones” 30-10-13

Seguramente, quienes festejaron ayer por las redes, y se apilaron frente al Congreso, no lo leyeron. Sugiero antes de emitir opinión alguna, leer el fallo de la Corte. Digamos que debe ser de lectura obligada para cada Periodista y para quien no siéndolo, decida opinar. Lleva un rato hacerlo, es extenso, pero analizarlo resulta de rigor ético.

El Fallo debe ser obedecido, aplicado. Independientemente de tribunales internacionales a los que puede acudir la parte que se siente afectada. El Multimedio puede intentarlo si así lo decide, aunque antes conviene que cambien de caballos para continuar. Los que tienen son de galope corto.

La decisión respecto a Clarín, no está mal. De hecho, el Multimedio sobrevivirá aún adecuándose. Y por si alguno duda, creo convincentemente que TN quedará, ya que antes sacrificarán otros cables, pero no TN. Las prioridades de desinversión las decide el Grupo.

Pero al mismo tiempo la Ley debe ser para todos, incluidos los Medios y Amigos del Gobierno. Y esta definición final sobre artículos de la Ley referente al Grupo Clarín, dejó al descubierto fisuras insondables del otro lado.

Esta Corte posiblemente descuidó, o no, ya que al menos podría ser una de las lecturas, que al fallar sobre pertenencias y bienes de un Multimedio y consecuentemente sus aéreas de coberturas, y su concentración e impacto sobre el resto del mercado, dejó al libre albedrío la Libertad de opinólogos prematuros. No por mezclar los temas Libertad de Expresión con Propiedades y Bienes, ya que de hecho no lo hizo, no lo hace, sino porque muchos sectores sí lo hicieron inmediatamente, emparentados antes que nada, con una posición política apresurada, como quedó demostrado en las últimas horas. La Corte emitió un Fallo acerca de Artículos de la Ley pendientes por definir, No sobre la Ley.

La decisión que obliga a desinvertir e ir al achique a Clarín está bien y aun con disidencias internas de la Corte (Fayt, Maqueda), se sostiene. La pregunta es ¿Qué sucede de ahora en más con el resto de los Medios, sobre todo los Oficiales?

Si antes de esto la Ley planteaba en su aplicación y no en sí misma, injusticias éticas y abusos de uno y otro lado, el apuro y vaya a saber cuántas inconfesables cosas más, terminaron de desquiciar precisamente ética y abusos, dejando intacta la balanza hacia un solo lado, el del Gobierno.

Lo que no corrige este fallo es la cuestión de fondo, porque No Puede Hacerlo. La necesidad de Medios Libres. Porque ese paradigma no aplica a la Justicia y al orden escrito, sino a la Política y al orden de los hechos y su ejecución. Hasta ahora, queda sin respuesta al menos una gran parte de la sociedad que cree que deben existir Medios Libres, la esencia de la Libertad Intelectual y de Expresión misma, porque se falló solo sobre un Multimedio y sobre su alcance patrimonial que al mismo tiempo le daba una posición de fuerza, según el análisis generalizado.

El fallo se convierte así en una decisión y en una coyuntura sin quererlo, donde se corre el riego de que pase desapercibida la otra Concentración, La Pública en manos de un puñado de inescrupulosos a imagen y semejanza de un Poder que es incapaz de conceder derecho a réplica alguno a quien no piense ni parecido, direccionado unilateralmente hacia la opinión pública, y desde donde nos habla un periodismo militante no profesionalizado o profesionalizado a tal fin, como si fuera en serio, cuando en verdad se trata de otra Corporación sintetizada en la Mediocridad de las Conveniencias.*

Y es a partir de esto que no podemos pasar por alto otros párrafos importantes del Fallo, decididamente orientados al Poder de la Concentración Pública;

“La ley y su propósito de lograr pluralidad y diversidad en los medios masivos de comunicación perdería sentido sin la existencia de políticas públicas transparentes en materia de publicidad oficial.- El Estado afecta la libertad de expresión, si por la vía de subsidios, del reparto de la pauta oficial o cualquier otro beneficio, los medios de comunicación se convierten en meros instrumentos de apoyo a una corriente política determinada o en una vía para eliminar el disenso y el debate plural de ideas.– Lo mismo ocurre si los medios públicos, en lugar de dar voz y satisfacer las necesidades de información de todos los sectores de la sociedad, se convierten en espacios al servicio de los intereses gubernamentales.”-

Bueno, digamos que otra cosa no está sucediendo. Lo que la Corte advierte que no debe suceder, ya es un hecho conocido desde hace tiempo. Por eso, la misma Corte, sugiere más:

“Es de vital importancia que la autoridad de aplicación sea un órgano técnico e independiente, protegido contra indebidas interferencias, tanto del gobierno como de otros grupos de presión”.

Señores, el Fallo está bien. Sin dudas está bien.

Falta que la Corrupción Mediática Oficial, por un lado, y los Multimedios excedidos en antenas y micrófonos por otro lado, ya que Clarín no es el único aunque sí quien más tiene, hagan lo que deben hacer, desconcentrando bienes y pluralizando contenidos. En uno y otro caso la concentración de Poder es lo que sobra. El equilibrio publicitario tan mentado es el ausente.

Si Clarín no puede tener una posición de fuerza de tanta superioridad, y en eso estamos de acuerdo, porque así lo han decidido para su ley de Medios países más evolucionados que el nuestro desde hace tiempo,  el gobierno no puede tener tan colosal Aparato Estructural de Propaganda. Menos aun, al costo de quitar inmoralmente lo que corresponde a miles de periodistas independientes, para darles a un puñado de amigos de cada funcionario de turno lo que no se merecen, salvo por servicios complacientes, en Nación, en la Pcia de Bs As, en CABA, en cada Municipio, y en todo el territorio nacional.**

Sencillamente, La Corte le está diciendo, y le está haciendo la devolución ahora al Poder Político, que en este país, la Libertad de Prensa tiene un competidor feroz. Y que sin esa Libertad y su debido resguardo y sin el Derecho a la Información, habitaríamos una Democracia Nominal.

Y agrego por mi parte, donde no es posible negociar nada entre el Periodismo No Cautivo, y los Poderes Voraces; Uno u otro, deberán desaparecer, ya que Complacencia + Intolerancia son = a Corrupción +  Propaganda. No suman Libertad. No aportan a una Democracia Deliberativa, es un intento de amordazar ideas libres con el dinero de todos. Estamos ante una Ley que en los hechos ejecuta la indisimulada invasión de un Gobierno, donde suma más de una señal de contenidos a su favor, aunque con diversos nombres y con el erario del Estado.***

No trabajar políticamente lo que viene, es dejar la puerta abierta a los leones.

Es un buen Fallo, falta su aplicación política para todos. ****

YAYO HOURMILOUGUE

LA5PATA

Párrafos extraídos del Fallo:

*Hay numerosos medios pequeños o medianos que ejercen una función crítica y, a la inversa, hay grandes concentraciones mediáticas que son condescendientes con los gobiernos de turno.

** La ley y su propósito de lograr pluralidad y diversidad en los medios masivos de comunicación perdería sentido sin la existencia de políticas públicas transparentes en materia de publicidad oficial.

*** Es constitucional el art. 45. Apartado 1, inc b) (no permite ser titular de más de una señal de contenidos);

**** N del A: Habría que analizar las disidencias del Dr. Fayt, acerca de los artículos 41, 45, 48 y 161, pero no soy un especialista en la materia.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *