Columna de Opinión- YAYO H- “YPF-Chevrón-Contradicciones-DDHH”

Últimamente enciendo la televisión lo menos posible. Anhelo con que en este país alguna vez la ficción le gane a la realidad. Me imagino viviendo lejos, en medio de lo natural, con lo justo, con algún río cerca, donde la gente te salude todos los días, y donde quienes me conocen, me olviden. Me cuesta a veces dominar, aquello en lo que nos vamos convirtiendo.

-No está mal que YPF acuerde ahora con Chevrón. Siempre que el Gobierno asuma que la desprivatización anterior, argumentada desde la necesidad del patrimonio nacional, y el discurso popular, no prosperó porque no hubo con qué hacer funcionar a YPF, y que la salida de Repsol más allá de los números,  fue un exceso político. Un exceso político más, que no pudo luego respaldarse en los hechos.

-Y siempre y cuando, Chevrón no siga desolando tierras y hábitats sin que les importe el Medio y el Ambiente, como lo han hecho no solo en Argentina sino en otras partes del mundo, sobre todo en Latam. Es llamativo que mientras miles de empresas en el planeta (no la mayoría, claro), se esfuerzan por el Medio y el Ambiente, aprendiendo, sumando sustentabilidad, otras, destruyan implacablemente. En la actualidad se cuenta con normas y maneras de producir, siempre que se respete a cada humano y todo cuanto lo rodea dándole vida. Simplemente lo que hay que conseguir es que el humano, y sobre todo el humano con plata, definitivamente respete un planeta que está siendo devastado. Que respete la vida, todas.

Como Primera mandataria, argumentar desde el poder que a los críticos nada les viene bien, representa seguir desconociendo errores propios y ajenos. O cuanto menos, un nivel de contradicciones hacia ninguna parte. Contradicciones que un gran porcentaje de la sociedad ya no está en condiciones de tolerar.

-Un caso nada menor en cuanto a contradicciones, lo representa el nombramiento de Milani, una vez más. Allí mismo se desploma aquello a lo que se echó mano para dominio de lo popular, para su permeabilidad; los DDHH. Terminado este Gobierno, nadie va a tener claro quién es quién de muchas entidades de DDHH que durante años defendimos, y de las que ahora obligadamente debimos comenzar a tomar distancia.

La Presidenta, por cadena nacional, resguardó la designación de César Milani y expresó que “quienes nos criticaron durante diez años hoy parecen defensores de los Derechos Humanos”. Entonces, y en tal caso, no hay que proceder peor que aquellos. Y hay que recordar un poquito la historia propia en los peores momentos. Sí; Clarín, La Nación y otros con Papel Prensa de entonces, también. Tanto tanto como la 1050 en Santa Cruz.

El país necesita al menos tres cosas;

-Inversiones, pero no a cualquier precio.

-Honestidad propia, no a costa de una Historia en la que se fue un pasivo cómplice mientras se negoció. Digamos que es hora que nos devuelvan los DDHH.

-Gobiernos que retrocedan ante el error. Sin regresar sobre la mentira para intentar corregir lo incorregible. Una mentira, más otra mentira, más otra, no son tres mentiras, es hipocresía política, o al menos, un desinterés total por las buenas prácticas humanas.

Podemos concluir con que “hay decisiones que nos empujan a creer que cada Derecho, y lo Humano, son cosas diferentes. Algo así como paralelas que nunca se rozan, al menos, en el universo conocido. Y que así como muchos murieron por lo que creían, hoy, muchos viven de ello”.

YAYO HOURMILOUGUE.

LA 5PATA

Todos los Derechos Reservados. Único Programa con este Título; LA 5PATA-LAQUINTAPATA. CON REGISTRO EN LA PROPIEDAD INTELECTUAL PARA DIFERENTES FORMATOS.-

Este material puede reproducirse, o reenviarse mencionando la fuente.

Este mensaje es enviado respetando la legislación vigente acerca de correos electrónicos:

Sección 301, párrafo (a)(2)(C) de S.1618. Decreto S.1618. Título Tercero. Aprobado por las normativas internacionales sobre envío masivo. Incluye una forma de ser removido, y no es spam.

No imprimas este correo si no es necesario. El medio y/o el ambiente somos todos.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *