Opinión-YAYO H.- “La Hipocresía Prostituyente”.-La 5PATA

La conocí hace tiempo, en un bar de Mar del Plata. Su oficio era la prostitución, aunque podría ser cualquier otra cosa, desde modelo a ejecutiva. Con 25 años, hablaba dos idiomas, inglés y portugués. Los golpes de su padre a su madre, el alcohol, el mal trato y los micrófonos sumados a la hipocresía erosionaron cada uno de los días. Cuando el padre echó de la casa a su hermana dos años mayor por quedar embarazada soltera, determinaron irse para siempre, juntas. Trabajaban para dejar este país y radicarse en México. Fue lo mejor que encontraron. Y se iniciaron con miedo y con furia. La vida quiso que contratadas para un gran evento tan íntimo como político, tuvieran que hacer un streptes. Entre los presentes estaba su padre, el Juez. No dudaron, bailaron delante de él hasta la desnudez y sin bajar sus miradas intensas. El magistrado abandonó la reunión delante de todos.

Nunca volví a verla. La imagino en México, merecedora de tanto esfuerzo.

Desde que nacemos, incorporamos el concepto de diferentes maneras ¿A qué llamamos despectiva y equivocadamente Putas?

O mejor dicho ¿a quienes llamamos así?

Por extensión y error, a veces, a una mujer infiel. O, a quienes trabajan con el sexo.

Según La Real Academia Española, el término que se aplica a la mujer, es “una calificación denigratoria”. Lo mismo sucede con el hombre que ocupa el rol pasivo en una pareja Homo. Al menos la palabra es aceptada en buena hora en los últimos años. Un término que se ha suavizado culturalmente perdiendo brutalidad. En estos días hablamos de Infidelidad o de Homosexualidad.

Las mujeres que trabajan, además de la anterior calificación, reciben el nombre menos duro de Prostitutas. El significado de la profesión más milenaria  sobrevive también despectivamente. Etimológicamente, se cree que nos llega del término putere; “apestar”. De ello, la palabra Puta es un Homófono, algo así como lo que copia la melodía de un término original. Con los primeros años, quien las organizó, o lideró, al mismo tiempo que intensificó el negocio modificando su organización mientras otorgaba seguridad a cada una, comida, techo, baños, protección, fue bautizada como Meretrix. Un argentinismo también cambió ese término por Matrona o Madama. Hasta que estas mujeres, contrataron hombres para cuidarse y cuidar a las chicas de otros hombres más salvajes; y este es el principio del Proxeneta, que terminó desbancando a las meretrices. Fueron bautizados de diferentes maneras, Cafiolos, Chulos, Cafishos, y terminaron ganando más que sus muchachas. Ya no se negociaba, sino que por medio de la violencia imponían y exigían recaudaciones cada vez mayores. Las inmigraciones en muchos países, completaron el cuadro. Una extranjera por necesidad siempre fue más dócil, mas disciplinada. Pero no fue suficiente. La importación y exportación de jóvenes, elevó los niveles gananciales. Y las mafias crearon logísticas en cada país, con epicentro en Rusia ( y países que quedaron fuera de la Cortina) México, Perú, Bolivia, Paraguay y Argentina.

El objetivo siempre ha sido el intercambio de sexo, por dinero. Un negocio. Es decir, un servicio por el que se paga. En la actualidad, la profesión no se emparenta solo con mujeres, sino con hombres también. Lo Hetero y lo Homo, mezclan entonces su necesidades más insospechadas en el éter-género, lo mismo que en cualquier trabajo. Lo que hoy abarca a travestidos y transexuales.

Hay quienes eligen prostituirse, puede ser una salida al sufrimiento de la pobreza de sus familias, o al abandono. Y hay quienes logran niveles insospechados, ya que un esfuerzo de pocos años implica un dinero que otra profesión casi no permite, pero para eso es necesario que la misma moral que critica, sea la que participe y pague. Una dama de compañía, una escort cotizada, implican y exigen una preparación y belleza que muchos hombres no reparan en pagar. En tal caso hablamos de “mercado”. Tampoco es para cualquiera, pagan quienes pueden, y quienes tienen. Y por lo general, quien tiene, es el Poder.

¿Adónde apuntamos con este desarrollo? A las declaraciones de algunos legisladores, o de cierto establishment cultural, incluyendo a cierto periodismo, todos ellos grandes meadores de agua bendita, horrorizados ante el desarrollo de la temática que esto exige, mezclando cada tema, y pasando por alto argumentos indispensables, ahora que todos, o la gran mayoría, exigidos y olvidadizos antes, debieron legislar acerca de la Ley de Trata, y sobre todo el propio oficialismo.

Quien vive de la prostitución es consciente de hacerlo. Y llegó hasta allí porque no le quedó más remedio, o porque lo decidió. En uno u otro caso lo resolvió per sí. El país, y las administraciones, sin el ofrecimiento de escuelas y contención, hicieron milenariamente el resto. Como sea, la prostitución hubiera existido siempre, antes o después, porque la demanda es el placer y la satisfacción, ya sea dentro de los límites conocidos, o en su más completa  exacerbación.

En lugares de la historia humana, de Grecia hasta aquí, hubo épocas en que serlo representaba un status social. La prostitución no deja de ser una profesión de gran individualismo. Y ha creado en su entorno la más variada composición humana. Un prostíbulo no deja plata por las mujeres en sí, ni por sus propios servicios, lo que deja ganancia es el alcohol que vende, cada copa que Ella logra que el cliente tome. A veces con el agregado de drogas. Más aún, el dueño, cuida a esas mujeres. Su ganancia además, se ve incrementada por servicios anexos, que no existen en la figura de la prostituta, sino en la desviación clientelar. Y mientras más VIP, mas político y farandulero.

El otro contexto: El proxenetismo desviado y corrupto, es otra cosa.

Una menor de edad o joven que es secuestrada, y debe tolerar las mayores vejaciones para ser explotada, no elige. Su familia, tampoco. Un vía crucis que pocos imaginan. Eso es delito, y de los más bajos instintos. Uno de los peores. Un hecho que no podría existir si el Poder en las metrópolis y en los grandes feudos provinciales no pidiera por Menores para deleitarse. En tal caso, un Poder lo fabrica, otro lo sostiene. Ambos conviven. Se trata de intimidación, violencia y superioridad sobre chicas indefensas. Y en este Proyecto que la Cámara baja discute, en ningún renglón he leído Delito de Lesa Humanidad. Sobre todo para un Gobierno que pretende liderar sobre otros gobiernos incluido el de Alfonsín, y la sociedad toda, el tema de DDHH.

Aun así, Bienvenida esta Ley de Trata. Es un gran avance, siempre que no quede en los papeles. Siempre que no terminen excarcelando fácilmente a cada delincuente.

Si no hurgueteamos en el interior de la corrupción de cada Microsistema, la ley se muere. La propia prostitución y corrupción de menores, de proseguir, la elimina en los hechos.

Seamos honestos. ¿Qué sería de miles de hombres si la prostitución no existiera? Recordemos que el hombre es “Externo-patico”, vive hacia afuera, y lo que es externo es al mismo tiempo algo separado de… La mujer  nace con un mundo interior propio y con menos logra más, entre otras cosas multiplicar vida, y vive más años. Hablamos de construcción fisiológica, la inteligencia es otro tema, un tema en que la mujer ha descollado además tras la obligada profesionalización de fines de 1900 hasta estos días. El hombre tiene miembro, está preparado para vivir hacia afuera, la mujer cavidad, y ese “hacia adentro” de Ellas, es precisamente su carácter naturalmente más defensivo, sus vivencias son remotamente más insondables, lo que la fortalece. En términos muy generales y abstractivos, el hombre mira hacia afuera desde la superficie, la mujer lo hace desde su interior. De hecho, los logros de un hombre, difieren de los logros de una mujer, en tanto tales.

Pero al mismo tiempo, y situándonos claramente en otro tema, y para no perder el eje, desde quienes hacen inteligencia, secuestran, trasladan, violan y doman, esclavizando a una menor, hasta los concejales, gendarmes, intendentes, gobernadores y el comisario, que hacen la vista gorda, en caso que sepan, y lo increíble es que no lo sepan, deben ir presos. Aquí sí, cada hombre y cada mujer complotados en el delito, deben ir presos.

La pregunta es, en cada lugar ¿Quién se anima a evitarlo? Y la respuesta es una sola. Debemos animarnos todos. Solo un Sistema, enfrenta a otro.

Lo peor sucede, cuando quien se prostituye, es la Democracia.

YAYO HOURMILOUGUE.

LA 5PATA.

Todos los Derechos Reservados. Este material puede reproducirse, o reenviarse mencionando la fuente.

Este mensaje es enviado respetando la legislación vigente acerca de correos electrónicos:

Sección 301, párrafo (a)(2)(C) de S.1618. Decreto S.1618. Título Tercero. Aprobado por las normativas internacionales sobre envío masivo. Incluye una forma de ser removido, y no es spam.

No imprimas este correo si no es necesario. El medio y/o el ambiente somos todos.

…………………………………………………………


…………………………………………………………


LA 5PATA Y REDES.


2.244.000 CONSULTAS EN 2011:

LA 5 PATA WEYA

ARQUITECTURA PARA COMUNICAR.-

www.la5pata.com/inicio

YAYO HOURMILOUGUE

WEYA

ALICIA FIDALGO; “WEYA Producciones” L5pweya@gmail.com

(011) 15-5064-3694

SILVINA PERALTA; “Weya Arnet” Weya@arnet.com.ar

(011) 15-5502-5085

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *