OPINÓN YAYO H.- “Lo No Destituyente”.-20/09/12

Estamos obligados, independientemente de la posición de cada uno, de hacer un poco de abstracción, y ver.

Abstraerse: “Considerar aisladamente las cualidades esenciales de un objeto o sujeto, o el mismo objeto o sujeto en su pura esencia, o noción”. Abstraernos. Salir. Vernos desde afuera, para desde allí, sumergirnos luego en cada cosa. Se trata en verdad, de una herramienta de análisis, que pretende aislarnos del deseo propio, para ver algo lo más parecido a lo que es.

Necesito rodearlo, ver cada una de sus partes amorfas, descomponerlas, cada lateral, cada redondez, y después de volver a dejarlo como estaba antes, estoy obligado a reparar en su alrededor, ver qué lugares habita, dependiendo de los tiempos que maneje; Recién en este punto, podré visualizar una parte mínima de la finalidad de aquel objeto-sujeto. Sus potencialidades y sus necesidades. Su verdadero poder o su orfandad. Su emocionalidad real, o su emocionalidad mentida. Si esa emocionalidad o in-emocionalidad y otras conductas son mayores que sus aspiraciones, o si sus aspiraciones están debajo de ellas. Lo que me indica si son sociales, o son individualistas. Y en tal caso, si me empujan al desarrollo, o a la temporalidad circular. Si me obligan a creer, o me estancan en la desesperanza del ahora. Entones, recién ahí, decidiré cual es mi rol, respecto a ese objeto-sujeto con poder, que directa o indirectamente me beneficia o me perjudica.

Ver, o saber ver, solo por citar un ejemplo, que en estos años, Argentina, está discutiendo La Democracia como nunca lo hizo.

La pregunta que surge, descontando que esto sea así y que esté bien que así sea en caso de compartirlo, es ¿Hacia dónde vamos? Y allí, sí, el panorama es incierto. Porque lo más difícil de la abstracción, es la intencionalidad. Un problema con el que choca también la Justicia, y de hecho, la ha sustituido por infinidad de tecnicismos incomprensibles para lo humano.

Un tema muy difícil de explicar a quien tiene pérdidas irrecuperables, otro ejemplo. Pongamos que alguien pierde un ser que ama, por una enfermedad. ¿Cómo se supera un dolor de una pareja de 30 o 40 años? ¿Cómo, el de un hijo? O el de los propios padres de cada uno.

Pero si la perdida no es por enfermedad, sino porque alguien mata, el problema lo tenemos todos. Si no es por enfermedad, un crimen, uno solo, es de toda la sociedad por correspondencia. Y si el problema como tal, es negado, se agrava y enciende otras consecuencias mayores. Alguna vez, alguien se animará a decir “me lo mató el país”….antes que creer que solamente lo mató un criminal. El criminal pasará a ser la herramienta que La Autoridad permitió o al menos no impidió, y que la sociedad no pudo evitar disuadir en ningún caso, ni ante la criminalidad, ni ante la autoridad.

Esta es solo una, una solamente de las razones de la movilización del jueves 13 de septiembre, a la que desde entonces, y ante la evidencia, jamás llamé cacerolazo. Y me resisto a hacerlo. No se trató de “cogotudos” mal leídos por algunos responsables de gobernar, ni de la señora Pando representativa de  un mínimo universo, o de un Rabino mediático, uno solo, que eufórico equivocó su rol social, sino de muchísima Gente que exige, que pide, que demanda, que no se siente bien donde vive, donde quiere vivir, donde duele y al mismo tiempo ama.

Es inevitable además no eludir un significado mayor, las cruces esvásticas que aparecieron o los insultos a la Presidenta, fueron de minorías dentro de una gran Movilización a la que hay que saber ver y respetar en su extensión y magnitud, y que va dejando de creer, hayan o no votado a este mismo Gobierno en Octubre pasado. Una Movilización puede y debe a su vez, aceptar sus propias minorías a-sistémicas como los tres ejemplos citados, lo que no le quita potencialidad a su demanda.

De hecho, lo que no puede aceptarse y resulta inadmisible, es cualquier Intencionalidad Destituyente contra el Gobierno. Lo que al mismo tiempo nos indica, que es el Gobierno el que tiene que analizar lo ocurrido, sobre todo luego de precipitarse con declaraciones ministeriales que terminaron de decepcionar, y empeoraron el concepto que muchos tienen, sepultándolos en el enanismo más conservador. Han sido tan precipitadas y de tal desconocimiento, que han aumentado la distancia social que hasta entonces acumularon.

Exigir lo que puede reformularse, discutirse y modificarse es absolutamente imperioso, aun sabiendo que es dificultoso lidiar con el fanatismo, el que a su vez tiene toda una gran explicación social, en la que no voy a entrar ahora, y que ha quedado claro en más de un comentario anterior, por caso mi respuesta a Carta Abierta entre tantas otras cosas.

No crear un clima destituyente no representa no salir a las calles o dejar de movilizarse, significa hacerlo si es preciso, pero siempre pacíficamente, sin caer en extremos, sino estaríamos utilizando la misma lógica política que lo que pretendemos criticar. La No Violencia, es la que nos salva y nos abraza hacia adelante, aunque nos golpeen.

Los cambios que derivaran en poco años, y que ya se insinúan, y que académicamente se deciden como Nuevos Paradigmas, no forman parte de un nuevo modo de ser, sino de saber interpretar las mudanzas profundas en las maneras de Comunicar. Las Redes (que aun no sabemos adónde nos conducen y a que costo), las relaciones de fuerza en cada cadena de valor social y productiva, las nuevas especializaciones y la capacitación humanas en lo que tenemos, (y que no pasa por Tecnópolis, donde la Política no puede ser solo oportunista), y las nuevas y no las más antiguas y conocidas formas de gobernar, nos exigen mirarnos, no escuchar obligadamente. Y desde ya, Lo que debemos comenzar a entender conceptualmente como aquello que involucra el todo, esa “totalidad” que exige Libertad y Conocimiento, y que nos permite mejorar lo único que debemos conservar, La Democracia.

Un ejemplo más, y para muchos, Twitter es el anti-face-to-face, es decir, la manera más esquiva de comunicación, cuando lo mejor es tocarse y verse. Esto insinúa solo uno de tantos cambios, que por otra parte, solapadamente invierte los valores de cualquier MKT político, siendo que lo conocido hasta Twitter y como MKT político, ya necesitaba varios ajustes. Imaginemos ahora, donde estamos. Por eso, el mayor logro fue la movilización aunque procediera irónicamente de las Redes, y bien visto, o si saben verlo, también lo fue para el Gobierno.

Pero hay datos que completan la imagen de nuestros días actuales, y que obligadamente no podemos pasar por alto, un poder excesivo y fuera de cause en su autolimitación institucional. Ésta forma de gobernar en Argentina, lo mismo que en Venezuela, y habría otros ejemplos, no está a la altura de las circunstancias. No se trata que el Gobierno no haya tenido logros en sus últimos dos mandatos y medio, sino que los está malgastando políticamente y perdiéndolos socialmente. Este concepto primario, no se relaciona directamente con ningún posible resultado electoral próximo, salvo en términos muy relativos. Razón por la cual, la primera movilización fue espontanea y en RED. ¿Qué originará las otras Movilizaciones si el Gobierno no asume el valor mayor que un PEN debe tener y del cual carecen; La Autocritica? Sobre todo en cuanto a Demandas, y a Corrupción.

El mundo crece a índices alarmante demográficamente, mientras en Argentina nos sobra territorio vacío, poblado de desigualdad y pobreza. Un Gobierno no puede permitirse desconocer y cambiar ventajosamente datos que surgen a simple vista; No hay más escuelas como dicen, si consideramos los ingresos que obtuvo el país a un 8% anual. Ni menos trabajo informal si consideramos la misma ecuación. Ni más obra Pública. Ni menos inseguridad, sino más. Aunque el término correcto es “delincuencia”.

Hay, sí,  más Funcionarios enriquecidos, ante una adolescencia confundida que viene creciendo, y de la que pretenden el voto. Bien, que el voto argentino de los 16 a los 70 sea o totalmente obligatorio para todos, o totalmente opcional para todos, pero nunca “coyunturalmente utilitario”. Y que al mismo tiempo consagre la igualdad de cada uno, sin considerar rangos etarios, otorgándoles cada deber y cada garantía constitucional. No hacerlo, es “ordenar, imponer” el tema, sin debatirlo en profundidad.

Pero hay mas, algo así como un enojo social, feroz y creciente que no puede pasar desapercibido; Tampoco cometamos el error de creer que la voracidad para meterse estatalmente en la vida de cada uno en lo económico, y consecuentemente en otros temas aledaños, al mismo tiempo que  captar la mayor cantidad de Medios posibles para sí, son un beneficio de mediano plazo para quien manda, eso es simplemente desconocer lo más básico y elemental en Comunicación, y en Política.

El Gobierno tiene para años, sobre todo si pensamos que la Movilización del jueves 13 no tiene Líder alguno. Y no lo tendrá de aquí a 2013 o 2015, así como el Gobierno no tiene sucesor, en tanto no se modifique la Constitución; entonces, La Democracia se nos está parando delante, acorralándonos con el mayor desafío. Han muerto los padres de una sociedad Paternalista, habrá que ver como se arreglan los hijos políticos huérfanos y sociales que han quedado; cada uno de nosotros.

Por lo menos hemos aprendido que las verdaderas búsquedas de consenso no son el camino a  aquella Alianza que fue y no supo ser. Un fraude moral. No quiero aquí caer en la ingenuidad de negar que muy posiblemente lo que viene permanezca dentro del mismo justicialismo. La pregunta es ¿Con los líderes conocidos? La Democracia nos está planeando el primer desafío, al que estamos llegando maltrechos.

Hay una sola herramienta que libera al gobierno nacional de sus últimos males; Aceptar el Debate en cada plano, y defender sus razones allí y no en cada decreto o discurso. Que el juego de Ideas, desplace cada Imposición. Esta elemental manera de comenzar a vernos desde afuera, tiene su principio en ese foco, lo mismo que para el Macrismo y muchos gobernadores.

A cada posible nombre que va quedando, le falta lo indispensable; Gestión. Ya que  no se  gobierna pidiendo dialogo a cada rato sin la efectividad de conseguirlo como en el caso del gobierno de CABA, con bici sendas holandesas, y sin subtes porteños, o calles intransitables.

Ni se gobierna arrodillándose por intereses sectoriales en el caso de muchísimos gobernadores.

Ni se pasa a la historia, tapando con Medios propios lo que la Gente sabe a gritos, en el caso del Gobierno Nacional.

Ni se debe cobrar sumas considerables siendo legislador, sino se consigue escapar inteligente y creativamente de un sistema perverso que se niega por un lado, pero del que queriéndolo o no, se forma parte por el otro.

Lo que llega, nadie lo imagina. Una sola es la consigna; La No Violencia, y el Reclamo, sin Intencionalidad Destituyente.

YAYO HOURMILOUGUE.

LA 5PATA WEYA.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *