Opinión-Las Viviendas de la Anses-Yayo Hourmilougue-LA 5PATA-

A uno la jubilación no lo preocupa hasta que reconoce en sí mismo haber atravesado la mitad de su vida, es cuando los hijos crecen, se dio todo y no se quiere depender económicamente de ellos. Entonces se comienza a analizar el tema con la madurez que los años otorgan, con la ocurrencia de no tener que pasar mañana lo que los mismos padres de uno tuvieron que pasar, en países que viven despojando a la gente. Sucede en la mayoría de ellos, y quienes más se han esmerado en el tema pero para aplicar algo de justicia social, son algunos países europeos. Hasta que gobiernos y empresas inescrupulosas terminaron con esa planificación de años, con tan esperanzador Estado de Bienestar.

Por otra parte las sociedades viven, entre tantas cosas, carentes desde que nacen del número necesario de viviendas. Desde que el hombre tras las guerras alambró los campos y después los terrenos, y la ingeniería y la arquitectura aparecieron aunque no se llamaran así todavía, la mujer y el hombre supieron desde siempre que debía procurarse un techo para la defensa de la inclemencia temporal, para depositar alimentos, para el desarrollo de sus potencialidades, para tener algo, para ser alguien, para sobrevivir en la integridad, para dejar descendencia, para in-corporarse. Hoy, el déficit habitacional, es inmenso. Sumado a otro fenómeno, los hijos se quedan más tiempo en la casa paterna, pero no por falta de vivienda solamente, también por comportamiento conductual social y falta de trabajo, o impermanencia laboral.

Ninguna de estas cosas, jubilación, libertad generacional-social, y vivienda propia, puede consagrarse sin la emancipación que otorga el conocimiento. O sea que ambas se unen por un hilo muy fino al que no se le da, nuevamente, en la mayoría de los países la atención del caso; La Educación.

Durante décadas, en Argentina y por una estructura social ascendente (que de lejos no es la actual), se dio el fenómeno clase-medista que de padres trabajadores salía el hijo profesionalizado, lo que originó que muchos padres no vivieran de su mísera jubilación, aunque por lo general trabajaban y aun lo hacen hasta sus últimos días. Tenían, por primera vez, un hijo médico, o abogado, o empresario, o político, o al menos con un oficio especializado. La falta de atención de las últimas décadas y sobre todo desde la Dictadura del 76 hasta estos días, generó la falta de inversión en la educación, retardando ese proceso como tantos otros que complementaban las situaciones de “jubileo prestado” para los mayores. Cada año, se estuvo peor. El 6% del PBI en Educación fue un gran avance, sepultado ahora por la inflación, y quedando otra vez desfasado, habría que hacer números, porque acaso esté más retrasado que en otras etapas nacionales.

Y la orden contra toda decisión de eliminar las AFJP, fue institucionalmente soberana e inconsulta socialmente hablando, vertical. Ante la falta de resultados actuales, uno tiene la libertad de creer que “fueron por los Fondos”. Muchos vieron y vemos todavía, la necesidad de una jubilación para todos, e insistimos en que el reparto y la responsabilidad del Estado es el único camino hacia ese fin, la tercera edad. En mi caso, estimo conveniente los Sistemas Mixtos. Aunque lo que no se ve en los hechos, es el Estado y esto va más allá de las intensiones. Debemos reconocer por otra parte la falta de aportes en la mayoría de los ciudadanos, porque para tomar medidas de este peso, antes hay que solucionar el trabajo informal, un menudo problema mundial. Por esta razón en Argentina, como en otros lugares, además de los aportes se recurre a ciertos impuestos. Otros, creemos que quien quiere una jubilación, se la debe ganar, y que si bien la estructura financiera de las AFJP era más que onerosa, la mayoría de las veces abusiva, uno tenía la libertad y el derecho de sentarse y pelear cada comisión viéndoles la cara, y dejar los fondos allí, o retirarlos. Pero por sobre todo, mi derecho se veía consagrado, vale decir que yo Elegía. Ahora no, y para peor, no cuento con un Estado con el que cumpliendo mes a mes, siquiera me informe de mi posible futuro.

Ahora la propuesta no puede ser mejor, es la tercera en importancia; la Vivienda. Es decir, han puesto el tema esta vez, sobre el caldero.

El primer orden de importancia es la niñez y la educación, la segunda nuestros mayores, salud y vivienda componen el tercer tracto de categoría social sistémica. Habría que analizar donde ponemos la Seguridad por estos días, lo que por otra parte se corrige en años siempre que se invierta en Escuelas y en rehabilitación carcelaria.

Entonces tengo un desafío ciudadano por resolver, estar o no de acuerdo con la medida, y sobre todo ver cómo se la comunicó, y en base a qué;

Quiero la vivienda para quienes son vulnerables, ya que trabajando, entiendo, no llegarían a tenerla y los asiste el derecho de esa facilidad financiera para tal logro. Debo, entonces, apoyar la medida. No sin antes alertar que el costo será alto, y que los números del Gobierno o de Kicillof no son tales. Desde los escritorios, no se sabe lo que ocurre en cada terreno, en cada corralón, ni de tiempos, y sobre todo, desconocen, ha quedado claro, el tema de  Recursos Humanos en cualquier obra, por lo cual es fáctico creer que ni siquiera contemplan el tema temporal. Ni la burocracia intermediaria que siempre cobra más de un diezmo.

100 mil viviendas por año son incumplibles, y es lo primero que tendrían que haber averiguado antes de iluminar a la Presidenta con cifras inexistentes. Y con cuidado, porque herir o decepcionar en esta materia y en esta propuesta a diferencia de tantas anteriores, es matar socialmente de a poco cada confianza. Un mínimo de 8 meses a 10, lleva construir una vivienda de 60 a 80 M2. Los sabe cualquier estudio de arquitectura, menos el de los Schoklender. Casi 5 mil pesos vale el M2 en cualquier lugar medio, siempre que no sea Puerto Madero donde conoce bien el mercado el Vicepresidente de la Nación. Las propiedades construidas en la mejor época del país y con el dinero de los poderosos, afines o en contra del poder, no superaron anualmente las 45/50 mil.

Pero cerremos con el fondo de este tema tan caro a todos ¿Con qué dinero se hará? Hoy la jubilación mínima ronda los $1.434 a los $1.687, la media es de unos $1.893, cuando los remedios solamente llegan en cada caso a los 400 o 500 pesos mínimamente por persona, no por matrimonio jubilado. Falta la ropa, el gas, alimentos, expensas, la luz y tanto. Inflación de por medio. Más vale que se tenga un hijo cerca, y que recuerde a sus paters. Y que el hijo tenga trabajo. Los 400 mil juicios contra la Anses no son en vano. La Anses no puede financiar esto, además de financiar:

– PyMES, Financiamiento conjunto entre ANSES y el Ministerio de Industria y Turismo a las PyMES y empresas del sector autopartista. Fuente:(Página Anses. www.anses.gov.ar 28/04/10).

-“gran parte del plan de negocios de Aerolíneas va a poder sustentarse en el proceso de administración de los fondos previsionales por parte del Estado” Fuente: Julio De Vido, (jueves 10 de junio de 2010).

-“El monto que anuncian las autoridades como ‘superávit’ es el resultado  primario, esto es, la diferencia entre ingresos y gastos antes del pago de intereses de deuda pública. La suma que el sector público nacional pagó en intereses en el año 2011 fue de $35.584 millones. Cuando se computa este concepto se llega a un déficit de $30.664 millones. Este monto representa aproximadamente 1,7% del PBI; el mayor desde el año 2002. Fuente:(Instituto para el Desarrollo Social Argentino -IDESA).

-El Gobierno emitió una Letra del Tesoro por u$s 341,6 millones a un plazo de 365 días, dentro de su estrategia de acudir a organismos públicos con superávit para cumplir obligaciones financieras. Fuente: Resolución publicada en el Boletín Oficial. (28/01/12).

-El Movimiento Nacional de Jubilados denunció penalmente a las autoridades de la Anses por el presunto delito de “malversación de caudales públicos” por haber utilizado “dinero de los jubilados para el programa Fútbol para Todos, Automovilismo para Todos, la compra de computadoras o subsidios para la niñez”. El titular de la entidad Rubén Gioaninni radicó la denuncia ante el Juzgado Federal número ocho, a cargo del magistrado Marcelo Martínez de Giorgi, donde quedó registrada bajo el número 4727/12. La organización había denunciado el 13 de abril pasado ante la OEA la supuesta “violación del acuerdo por el cual la ANSES y el gobierno se comprometieron a no dilatar los expedientes judiciales” que tramitan por reclamos de jubilados y pensionados. Fuente:(17/05/12-Territorio Digital).

Para no redundar; “A lo largo de la gestión de Cristina se hizo al menos un anuncio por año para el lanzamiento de nuevas líneas crediticias de préstamos hipotecarios”. (…) “la Presidenta Cristina Kirchner lanzó un ambicioso plan de créditos hipotecarios que apunta a la construcción de 100 mil viviendas para los próximos 2 años. La línea de créditos, que cuenta con tasas de entre el 2% y el 14% de acuerdo al ingreso de la persona, será financiada con fondos de la Anses y a través del Banco Hipotecario. El plan sale unos días después de que el Banco Ciudad, de la mano del Gobierno de La Ciudad, pusiera en marcha préstamos hipotecarios”. Fuente-abeceb.com- 13/04/12

Podría continuar.

La pregunta es ¿Qué habilita a un Gobierno a utilizar los fondos de la Anses y en qué casos y con qué fines? Convengamos que más de un propósito ha sido positivo. Y que se acumula una deuda externa de zafarranchos de gobiernos anteriores. Pero, el riesgo puntual ahora, es empobrecer mas cada jubilación en cada quien. Ya está ocurriendo, con medidas cuyos fondos deberían surgir de otras dependencias o áreas recaudatorias. El problema es que no hay. Ya no hay de donde sacar.

La medida es buena al costo de una gran inmoralidad, una sentencia a mediano y largo plazo de miles de jubilaciones en algunos años. El gobierno pudo generar fondos anti cíclicos para este tipo de medidas necesarias, en eso no hay dudas, en sus mejores etapas. No lo hizo. ¿Alguien lleva algún registro contable del dinero que enriquece a grupos de interés ligados al poder y que pueden traducirse en corrupción? Desde ya que no. Ahí estarían los fondos para Educación, o Jubilaciones, o Vivienda, que tanto necesitamos.

La medida es necesaria, pero es efectista, imposible de realizar en los plazos anunciados. Ojalá logren el 20% de lo propuesto. En tal caso, esta vez, habrá que recorrer el país y contar cada una de las viviendas terminadas.

En esta oportunidad, mi deseo acompaña, mi escepticismo real, me pone a salvo. Un grupo de jóvenes teóricos ideologizantes e ideologizados, está empujando al filo del abismo a la Presidenta. La Primera Mandataria, políticamente, sabrá por qué lo permite, acaso no la convenzan los viejos políticos con recetas tan conocidas, y en el fondo esa es la respuesta a este pasaje obligado del país. Apostar a una política más joven, no significa que se apliquen antiguas políticas nunca olvidadas. Tampoco hablamos de una política juvenil que haya nacido de una base de contenido social, independiente en sus consignas, sino que fue hecha a imagen y semejanza en la credibilidad de dar nuevas oportunidades y desplazar lo que no funcionaba. Para que funcione lo nuevo, lo primero que deben aprender es a administrar bien. Y a diferencia de la vieja política, no imitar de aquellos la Des-Comunicación, lo que se traduce en falta de verdad.

Las comisiones nunca funcionaron como se esperaba, aquí, el Congreso tiene una función irrenunciable, Crear una Comisión Fiscalizadora para contabilizar cada Vivienda que se haga.

YAYO HOURMILOUGUE

LA5PATA.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *