Opinión-YP​F-YAYO H. La 5PATA-17/0​4/12

YPF es la mayor Compañía de Argentina. Nos encuentra por lo tanto, sacando lo peor y lo mejor de cada uno de nosotros.

Y ante el difícil equilibrio de tres situaciones;



1-Saber necesaria una YPF Nacional.



2-Imaginar cómo vamos a quedar con el resto de los países del mundo, sin mercado de Capitales aún y pudiendo haber negociado de otras maneras. Sobre todo, el riesgo en el que  nos colocamos con otras Empresas radicadas en Argentina, españolas o no, que aportan impositivamente y dan empleabilidad.



3-Creer que esta decisión ha sido acertada para continuar una política de Estado, o creer que bien puede tratarse de una voracidad de Sector o Grupo de Interés Político, más.



Todo depende de cómo continúa cada tema, no mañana, sino en dos o tres años. Para mañana y para fines de año, no tendremos nada resuelto pensando solo en YPF.

En los países que crecen, el componente energético es reservado para el propio país. La tierra y lo que está debajo de ella, son del país. En algunos países del mundo, el Estado, a través de buenos gobiernos (permítanme el eufemismo), se asocia y a su vez promueve la asociatividad de todo tipo de sectores, en tanto cumplan, esa es la matriz de Petrobras, que hasta ha llegado a invertir off shore en costas africanas. Y si no, entrevisten a Lula, sin olvidar que siempre tuvo la aptitud democrática de conversar con Fernando Henrique Cardoso, o quien fuera, porque antes tuvo presente a su Brasil.



Hay una realidad, la curva de inversión de Repsol, comparada con la necesidad de explotación local, era absolutamente insuficiente, máxime si se consideran las utilidades españolas de estos años. No es que no hayan invertido, sino que pudieron invertir mucho más. Cinco mil millones de utilidades en un año, no es poco. Aunque por otra parte, pecaríamos de ingenuos si nos salteamos una pregunta imposible de evadir ¿Quien prorrogó la privatización de YPF en la última etapa? ¿Quién debió controlar como Ente Regulador? El nombre del Gobierno, cae por propio peso y lo mismo los nombres del 2003 o 2007 hasta estos días. Y haciendo memoria, del 99 en adelante, también. No hay sin embargo responsables, pero hay, como siempre, víctimas.



Eskenazi continúa en la Compañía. Y es bueno, además,  que siga allí cada argentino que tiene empleo. Falta que Eskenazi pueda solucionar lo que debe todavía, se trate de Repsol o de otras entidades Financieras, haya ayudado a vaciarla o a mejorarla, el quid de este tema no se centra en esto. Tras la historia de YPF, no podemos colgarnos en anécdotas.

Aquí, políticamente hablando, el Gobierno ha capitalizado la situación. Traumáticamente, a su modo, pero lo ha hecho.

Indudablemente España iba a reaccionar como los hizo, y acaso algo de racionalidad tengan en sus supuestos, ya que diplomáticamente abundan por parte de ellos razones de qué quejarse respecto a esta medida, mejor dicho al modo en que ha sido implementada, pero el enojo inter-planetario de España, pasará, como todo pasa, aunque convengamos que para ellos, más que nada para Brufau, no pudo ser una sorpresa.



Lo que no habilita tampoco métodos descalificantes por parte de nuestro país en su conducta diplomática y global, ni podemos permitirnos ocultar que esta medida haya caído al dedillo del gobierno español, si consideramos la crisis real que tienen, un desempleo mayúsculo, y el arrastre que dura del zafarrancho hipotecario del que todavía no se reponen. Indudablemente, las utilidades, hubieran continuado viajando. Pero aun así, no podemos permitirnos estar mal con España.



Con un agregado que no puede escaparse, estamos en una aldea global donde cada país quiere vender más de lo que compra. Así estamos. Y la importación de combustible (no otras que frenan el mercado aplanando comercios), constituía un riesgo inminente, pero del que el Gobierno también tiene que hacerse cargo.



Por estos lados, la medida está tomada y habrá de refrendarla con una simple cuestión numérica  el Congreso Nacional. Y a no tener dudas, si Repsol quiere 10.000 millones de dólares por compensación sobre la expropiación, la propuesta nacional no superara los 4.900 millones. Y a hacer fuerza de cada lado ante la mirada universal.



Una Pregunta más:



¿Hay un cambio profundo para los argentinos en esta decisión?

Permítanme de momento la incredulidad. El problema energético actual, con esto, no se soluciona. Privados o Públicos, si no invierten, no van a sacar petróleo. Sólo, no sale ¿De dónde se conseguirán los 30/40 mil millones de dólares, mínimamente, que se requieran para optimizar a la Compañía en un plazo de tres o cuatro años, y quedándome muy corto, ya que se habla de 20 mil millones en un año? ¿Anses? ¿Bonos? ¿BCRA? ¿Repsol los aceptará? ¿Si se paga a Repsol, con que se invierte? ¿De dónde sale el resto? ¿Quién va  a asociarse? ¿Recurriremos a créditos internacionales? Ahí, el círculo, no cierra.



Aquí es dónde el protagonismo del Poder actual, recurriendo a experiencias previas inmediatas, elimina cada urgencia a futuro.



Por caso el diesel nacional ni siquiera está homologado de acuerdo a los combustibles más altos de Europa y otros países del mundo, y de hecho hay motores no compatibles en Argentina, incluyendo camiones, si razonamos que técnicamente exigen combustibles altamente tecnificados. Ya los motores construidos en Argentina requieren incorporar estas modernizaciones. Un tema que por ahora no puede discutirse. Incluido transporte y sectores rurales, que dentro de la industria viene demandando tales actualizaciones.

Tampoco es casual que tras el anuncio que recibimos y publicamos el 29 de marzo a las 12:31 PM, de la Ex YPF, acerca del descubrimiento del yacimiento Vaca Muerta en Mendoza, con un activo de 750 barriles diarios, mas el Bloque Vizcacheras en el centro de esa provincia con 270 barriles por día, cada cosa se haya precipitado;



“A los pozos de Payún Oeste, Valle del Río Grande y Vizcacheras se suma el descubrimiento anunciado en enero de 2011 por la compañía, con el hallazgo en el bloque Chachahuen, en el sur de Mendoza, con altos niveles de producción de petróleo convencional que permitió incorporar 40 millones de barriles de recursos. Ése hallazgo (Chachahuen Sur x-2 y Chachahuen Sur x-4, representó en su momento el mayor de los últimos 20 años en la provincia. Ahora, el descubrimiento del reservorio no convencional puede cambiar las perspectivas de la provincia hacia el futuro”.(Comunicado de YPF de entonces).



Las medidas, los anuncios, no son respuestas. Honestamente, de anuncios, estoy un poco pasado. Y las provincias que descorchan champaña, en su mayoría, están en rojo. Les falta para salud, educación y asistencia social, difícil tengan para YPF ¿Recuerdan ENARSA? Más vale que los gobernadores a partir de YPF coloquen sobre el tapete la Coparticipación Federal. Lo que se viene, es que el supuesto beneficio es solo para provincias petroleras.



Todos los pozos petroleros del país por ahora, no pueden moverme del escepticismo. Sepan disculparme. Sin embargo, estoy de acuerdo con la nacionalización, absolutamente, lo que no está bien, es el modo en el que se hizo, casi diría, grosera, e innecesariamente. Y me faltan certezas, acerca de esta etapa que se abre a los tumbos. De lo que no tengo dudas, es que el combustible va a estar cada día más encarecido. Ah, y la yerba también.



YAYO HOURMILOUGUE.

La 5PATA

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *