SERGIO BERENSZTEIN. Director de Poliarquía Consultores

Esto puede extenderse a otras partes del país. Estamos ante una situación explosiva muy grande que hay que atacar de forma contundente y razonable(…)hay que entender que es un problema sistemático y sistémico de la Argentina: el estado fracasa en brindar los servicios básicos(…)ese es el problema de fondo y la política no puede solucionarlo con respuestas de corto plazo(…)el Gobierno Nacional tiene una concepción de política pública atrasada 40 años(…)lo que está pasando no es ajeno a la inflación, la cantidad de pobres que uno ve después de 8 años de crecimiento ininterrumpido, es fruto de un modelo que no controla la inflación(…)la tasa de inmigración limítrofe a largo plazo no cambia desde finales del siglo XIX hasta hoy, el 3%. No hay que ver a la inmigración como un problema, hay que preguntarnos qué hace esa gente en el país y porqué antes se quedaban en las economías regionales del norte, por ejemplo, y ahora vienen a los grandes núcleos urbanos(…)es razonable y racional, y hasta fruto de un crúpulo lógico que vengan al cono-urbano, si ahí es donde más gasta el gobierno(…)hoy el gobierno recauda 40% del PBI en todos los niveles, el 30% lo gasta el Gobierno Nacional, de eso, básicamente el Gobierno cuenta con 85 mil millones ed pesos de gasto discresional, al margen de programas sociales(…)de esa plata, mucha no sabemos a donde va, y como el Gran Buenos Aires es el distrito político más importante del país y evidencia del fracaso de la política pública, mucho de esos recursos van a esa zona del país(…)toda la política pública del país está pensada para ganar elecciones o sostener liderazgo de corto plazo y no para desarrollar el país(…)en la Argentina tenemos a veces estabilidad política, preo hay que diferenciarla de gobernabilidad democrática, porque ésta implica reproducir las bases fundamentales de una sociedad democrática fortaleciendo la ciudadanía. Éste aspecto ningún gobierno lo ha garantizado.

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *