Precoloquio IDEA Centro-Rosario.

Ayer, del Precoloquio de IDEA Centro en Rosario, donde una amplitud de temas permitían diferentes enfoques, quedó subrayado lo inesperado. Sucedió cuando Eduardo Fidanza de Poliarquía precisó que “nunca había visto un crecimiento tan vertiginoso”, refiriéndose a la coyuntura actual. Y evaluó los últimos ocho meses como una instancia de recuperación de la imagen de la Presidenta de los argentinos. Recordó que dicha imagen, en cuanto a negativa,  en diciembre pasado coronaba los 52 puntos y que en la actualidad llegaba a 39 puntos, y que de 20 a 37 puntos se elevó la imagen positiva de la primera mandataria, en tanto que el Dr. Kirchner goza de un crecimiento menor en las encuestas, si se lo compara con el de Cristina Fernández. Más tarde, celular en mano, el mismo Fidanza por los pasillos de la Bolsa de Comercio de Rosario y ya enterado de los cables periodísticos respecto a su argumentación minutos antes en un auditorio colmado de empresarios notables, se empecinaba en negar sus propias palabras, o al menos de darles otro formato. Fue cuando de modo cortante le dijo a este periodista que no iba a hacer más declaraciones, con un manifiesto mal humor, explicando que “No dije lo que dicen”. También había dado a entender que la primera vuelta era del oficialismo en las elecciones de 2011 de continuar estas tendencias, aunque nadie lograría una diferencia del 10% al segundo lugar, de lo que se desprenden incertidumbres puras de una indudable segunda vuelta. Remarcó que los Kirchner podrían ser votados desde una perspectiva de razonamiento económico, si bien no desde la cultura política, entre otras cosas porque la inflación preocupa a los hombres de negocios, no tanto al resto de los argentinos. Y fue de una claridad meridiana cuando explicó que ha caído la imagen opositora a este gobierno, lo que dio lugar a que Oscar Aguad y Federico Pinedo fueran contestatarios de tal argumentación politóloga, cuando les llegó el turno, manifestándose muy optimistas, a tal punto que se apartaron de la temática prevista, por caso, “en qué podría contribuir el empresariado a un pleno desarrollo del republicanismo”. Solo Pinedo recordó la División de Poderes de Locke, mientras Aguad planteó la necesidad de cambiar la matriz productiva, después de desarrollar la madurez de una clase política opositora que viene desde el conflicto. Felipe Sola destacó la función de un Parlamento activo, que tomó una decisión política al poner límites a la autocracia, para luego explicar un Oncca que él mismo creó, convertido hoy, y a su juicio en un lugar apto  para que el Estado viabilice subsidios, en tanto como institución, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuaria no debería repartir plata. Giustiniani subrayó la inexistencia de un Esquema Federal y apuntó al IVA, a Ganancias, Retenciones, e Impuestos al Débito y Crédito Bancario como los dispositivos anti coparticipación con las provincias, generando una discrecionalidad -dijo- en los recursos públicos y una distorsión de variables macro que evitan al Congreso. Fuera de los datos de alguna encuesta, se trató de un Precoloquio enriquecedor  y  tranquilo, sin demasiadas sorpresas, donde se escuchó ante una pregunta puntual y como sugerencia, no invertir aun llegando a límites de capacidad instalada debido a la falta de sustentabilidad en el esquema económico, situación que podría evidenciarse allá por 2012, tal el enfoque del economista Ricardo Arriazu, en buena hora, no fue compartida por todos.  Aunque también aseguró que la economía no presenta complicaciones de momento. A mi juicio, ya cuesta visualizar diciembre de 2010. Siento un gran respeto por los Profesionales de Poliarquía, aunque anoche Fidanza, haya matado a la paloma mensajera.
Somos La 5° Pata.

YAYO HOURMILOUGUE

Compartí el contenido:

Post Author: Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *