Asistencia a la comunidad sobre el HTLV, Virus Linfotrópico T Humano – INBIRS – CONICET / UBA

Ante las severas enfermedades que causa el Virus Linfotrópico-T Humano (HTLV), aún sin tratamiento eficaz, desde el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (INBIRS), el equipo liderado por la doctora Mirna Biglione junto a la doctora Carolina Berini brinda diagnóstico, asesoramiento y asistencia para la comunidad en general y para los médicos que deseen interiorizarse en la temática. El INBIRS, dependiente del CONICET y la Universidad de Buenos Aires, funciona en el Piso 11 de la Facultad de Medicina de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Dra. Carolina Berini junto a Dra. Mirna Biglione

Los Virus Linfotrópico-T Humano tipo 1 y tipo 2 (HTLV-1/2 por sus siglas en inglés Human T-cell  Lymphotropic Virus) son retrovirus muy antiguos  y al igual que el VIH, se transmiten por vía sexual, de madre a hijo (más frecuentemente por amamantamiento), parenteral (transfusión, compartir agujas contaminadas) y por trasplante de órganos. Tanto en Argentina, como en otros países del mundo (Reino Unido, Francia, Japón, Chile, Brasil) el testeo de HTLV-1/2 es obligatorio en bancos de sangre.

En base a los antecedentes, el HTLV-1 quedó confirmado como endémico en el Noroeste argentino, al igual que sus patologías asociadas. En tanto que el HTLV-2 es más frecuente en la Región chaqueña donde el virus fue detectado por primera vez en originarios Wichis y Tobas de Formosa. También se lo encontró en Mapuches de la Región patagónica (Chubut).

Mientras que el HTLV-2 no causa una patología definida, el HTLV-1 se asocia a enfermedades severas, aún sin tratamiento eficaz. Entre ellas, se encuentran:

A) Mielopatía Asociada al HTLV-1/ Paraparesia Espástica Tropical (HAM/TSP) que lleva progresivamente a la invalidez y silla de rueda de manera irreversible.

B) Leucemia/Linfoma de Células T del Adulto (ATLL), con presentaciones clínicas severas. Cabe destacar que el tratamiento de inicio de las leucemias por HTLV-1 se realiza mediante el uso de antirretrovirales y no con quimioterapia.

C) Uveítis, patología ocular.

D) Enfermedades pulmonares y ciertas infecciones oportunistas severas.

Información de Prensa

Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *