Después de la Polarización de Octubre-

Ni Schiaretti, ni Urtubey que esta noche no va a dormir.

Desde el análisis, “Pichetto Vice”, ha sido la más inteligente medida del Presidente hasta ahora, lejos de los costosos iluminados académicos como Duran Barba. La decisión, podrá gustar o contrariar a propios o extraños. Nos referimos a hechos, no a especulación.

¿Dónde comenzó todo?

Hace poco, cuando surgió la formula Fernández/Fernández. Y con un Massa que estrechó caminos y cerró un círculo terminando por destruir una tercera opción que podría haber dificultado tanta Polarización.

Luego de la estrategia de CFK, cuando sacudió el tablero y se ubicó como Vice de Fernández, era necesario desde el Oficialismo mover Alfiles, estremecer Torres, inmolar Caballos, llegar a la Reina aunque mas no sea desafiándola de igual a igual; Macri naufragaba con un alto riesgo de perder las elecciones, sacrificando incluso a Vidal.

“Cambiemos” solo podía subsistir con auxilio Radical, algunos peronistas, y Sin Macri. Era la expiación esperada para que el proyecto subsistiera sin el principal protagonista. Era una opción válida a la que Macri se resistía. Inmolarse, dar un paso al costado para vivificar ese  Proyecto y cuantificar otros métodos. No había mucho más de no ser así, que jugarse con el alto costo de perder.

Hasta que alguien le propone un camino impensado meses atrás; Sanz y Morales estuvieron a cargo de esa ingeniería política en las últimas horas.

Se necesitaba además una señal para los mercados. Para el FMI. Para el proyecto en el que él mismo cree. Y una señal hacia adentro, al mismo tiempo, conciliadora, un gesto de unidad, un mensaje a la Verdadera Opositora, CFK.

Morales, Sanz, influyeron desde la experiencia que otorga cada estrategia, algo que “los Marcos Peña” jamás vivieron. Y a Macri se le hizo la luz.

CFK buscó un negociador. Macri ha hecho lo mismo. Ambos son justicialistas. Dialoguistas y negociadores plenos.

Ahora, han logrado polarizar el escenario como pocos lo imaginaron.

Massa podrá con suerte llegar a Jefe de Diputados. Con suerte. Se desbanda lo que le quedaba de tropa. Su ambivalencia política desde siempre y una ambición desmedida lo empujaron a callejones mínimos.

Urtubey ya no sabe qué hacer ni cómo hacerlo. Schiaretti se queda con Córdoba. Lavagna volverá a su casa, o será asesor de lujo.

Ahora falta que cada uno y cada quien nos diga, qué proyectos tienen para el país. Cuáles son los Programas. Qué piensan hacer en caso que ganen, empezando por solucionar tanta pobreza, ese negocio político que siempre los favoreció con Votos (la Pobreza es un negocio antiquísimo),  para que a cada uno, a cada quien, tal  pobreza estructural los lleve al mismo lugar en el que han estado, La Casa de Gobierno.

La Concertación está obligada. El Empresariado, Los Sindicatos, la Sociedad plena, somos responsables. Pero en los 4 años que vienen, ninguno de estos candidatos tendrá excusa alguna.

YH

LaQuintaPata

 

Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *