El Agua- LaQuintaPata-Yayo H-Cierre- “El Barrio”-

Al Aire 18:09 hs-

 

La población mundial continúa creciendo. Y la demanda de agua dulce crece con ella. Incluso sin tener en cuenta los patrones climáticos cambiantes que provocan sequías regionales, se prevé que la demanda de agua dulce para uso agrícola, industrial y municipal aumente en un 50 % a nivel mundial hacia  2030.

Para 2030, los científicos prevén que habrá una brecha del 40 % entre la necesidad esperada y la disponibilidad de agua.

Esta situación es insostenible. Si pretendemos satisfacer las necesidades de un mundo en crecimiento y cada vez más demandante, debemos afrontar la crisis de escasez de agua, así que ¿dónde podemos encontrar el agua que necesitamos?

Una forma de encontrar más agua dulce es empezar por mejorar la forma en que obtenemos el agua que utilizamos.

Para la mayoría de los usos, necesitamos agua dulce: el agua salada es esencialmente tóxica para las plantas y los animales, y corroe la maquinaria, por lo que se necesita agua dulce para casi todos los usos agrícolas, industriales y domésticos.

Lamentablemente, solo el 3 % del agua disponible en el mundo es agua dulce y la mayor parte está congelada en los glaciares y casquetes polares. De hecho, solo el 0,5 % de los suministros mundiales de agua están realmente disponibles para uso práctico.

No obstante, la ciencia nos está ayudando a acceder a ese 97 % restante, principalmente a través del aumento de experimentos de des-alinización, la eliminación de la sal del agua de mar. Existen tres técnicas principales —térmica, eléctrica y de presión— para purificar el agua, pero, hasta hace poco, hacerlo a escala resultaba costoso y muy poco práctico.

Si bien sigue siendo difícil desalinizar a escala, los avances recientes han mejorado al punto que ya es una industria importante en Oriente Medio. En 2015, Israel obtuvo el 40 % del agua dulce que utiliza a través de la desalinización, y se espera que esa cifra llegue al 70 % para 2050.

La mayor parte del suministro mundial de agua dulce está congelado en glaciares y casquetes polares. ¿Qué sucede con los campos? ¿Qué solución hay para la agricultura?

Una de las funciones más importantes del agua dulce es la de ayudarnos en el cultivo de los alimentos que necesitamos para sobrevivir. Aproximadamente el 69 % del total de las extracciones de agua dulce a nivel mundial se utilizan con fines agrícolas, una cifra que se eleva a más del 90 % en la mayoría de los países menos desarrollados del mundo. Dado que se espera que el consumo de agua de los campos aumente en aproximadamente un 20 % a nivel mundial para 2050, es necesario hacer un uso más eficiente del agua en la agricultura.

  Parte del problema, sin embargo, es la dificultad en la ineficiencia del riego, un desafío que ha asolado a los agricultores desde los albores de la agricultura, hace unos 12 000 años. (Página de Bayer)

En la Argentina existen acuíferos intrafronteras y transfronterizos; el Puelches y el Guaraní, respectivamente, son ejemplos destacados.

 

“El acuífero Guaraní es un sistema que trasciende fronteras y es muy atractivo por el desafío que implica conocer su complejidad. Además, lo hace aún más llamativo el hecho de que tiene aguas con edades muy antiguas, datadas mediante técnicas isotópicas en más de 40.000 mil años, es decir, cuando las aguas comenzaban a infiltrarse en la región pampeana existían los gliptodontes”, explica Jorge Santa Cruz, doctor en Ciencias Naturales con orientación en Geología de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

 

El Sistema Acuífero Guaraní es uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo; ocupa en el subsuelo un área de alrededor de 1.190.000 kilómetros cuadrados (superficie mayor que las de España, Francia y Portugal juntas), por lo que también se lo denominó el Acuífero Gigante del Mercosur.

 

A este sistema ingresan anualmente alrededor de 105 kilómetros cúbicos de agua; algo más que el caudal que transporta anualmente el río Uruguay, y el equivalente a unas 40 mil piletas olímpicas de dos metros de profundidad. Asimismo, el agua total acumulada en este embalse natural equivale a una cisterna de unos 25 a 30 mil kilómetros cúbicos, que alcanzarían para llenar cerca de 10 millones de piletas olímpicas.

 

Esta formación geológica de dunas e interdunas de 200 millones de años –época en la que aún estaban unidas África y América– permite viajar al pasado, y para las universidades, y en particular para los geólogos, es muy interesante tener la posibilidad de estudiarla. “El sex appeal que tiene este acuífero es justamente lo que atrajo al sistema de ciencia y técnica y lo que sirvió para despertar el interés sobre las aguas subterráneas a nivel nacional, de la misma manera en que se venía haciendo con las aguas superficiales”, explica el investigador del Instituto Nacional del Agua y la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Argentina.

Sudamérica, sobre todo Argentina y Brasil, necesitan explorar en conocimiento, invertir y tratar de cuidar y explotar el privilegio de situarnos sobre una de las plataformas acuíferas de agua dulce más grande del planeta.

El G20… ¿trata estos temas?

https://nexciencia.exactas.uba.ar/acuiferos-la-reserva-vital

 

YH

 

AUDIO

 

###

Cierre YH

“EL BARRIO”

 

El Barrio.

Me interesa la gestión. Jamás hable de Menem, ni de Néstor o Cristina, ni de Macri. Sino de sus gestiones.

Soy un convencido que la gestión no es verticalidad. Sino que comienza con la acción vecinal, desde las comunas. Los Funcionarios deben cumplirle a los vecinos y los vecinos deben poner lo mejor de sí mismo, conversando cada tema que preocupe barrialmente. Y esto, es lo que no se ve en casi todo el país.

Por el contrario, hubo gobiernos que han acostumbrado al Ciudadano a esperar. A que el den. Y este es el mayor error de Argentina. Habrá sectores pauperizados a los que indudablemente hay que ayudar, por un tema humano y solidario, pero también hay que enseñarles, educarlos.

Y este concepto, este hilo argumental, no lo ha llevado adelante ningún gobierno hasta la fecha. Al Ciudadano o le dan, o le quitan, pero no lo incorporan.

Vivo en Malvinas Argentinas desde hace 35 años. Me llevo bien con los vecinos. Vecino es un término que procede del latín vicīnus que a su vez proviene de Vicus y significa “barrio” o “lugar”. El concepto se utiliza para nombrar a aquel que habita con otros en un mismo edificio, Barrio o Pueblo, aunque en viviendas independientes.

Mi formación no me permitió ser menemista, ni delarruista, ni kirchnerista, como no soy macrista hoy. Mi rol, es la crítica de construcción, profunda, severa si es necesario, aunque siempre en buenos términos.

Durante la Gestión del señor Jesús Cariglino, mi barrio para el Municipio no existió. Antes de cada elección pasaban delegados para congraciarse, y después ya no los veíamos por 2 o 4 años. No tenemos agua corriente, Aysa, jamás apareció en nuestro barrio. No tenemos cloacas. Nunca tuvimos asfalto. Y pudiendo haberme mudado en al menos dos oportunidades, me quedé ahí. Es mi lugar. Es mi gente.

No soy Cariglinista entonces, y nos soy Nardinista. Soy Periodista. Sucede que en nuestra historia, es el Periodismo el que ha equivocado los pasos. La buena relación siempre es posible, el amiguismo oficialista, no, en ningún caso.

Debo reconocer entonces que hace dos años comenzaron los primeros contactos del barrio en el que vivimos con los primeros Delegados de esta gestión de Nardini. Dos años. Cuando conocí a Graciela Paladea Directora General, a Walter Marinelli Director de la ULG (Unidades Locales de Gestión), de Villa de Mayo, a Fabián Argüello Sub Director,  y a Sergio “Checho” Villar Coordinador operativo.

 

Ayer llegaron máquinas al Barrio, una motoniveladora que conducía el tucumano Daniel, y una retro que manejaba Lucho. Una cuadrilla de personas, estuvieron Walter y Checho, y bajaron 20 centímetros los niveles de la cuadra, ya que teníamos vecinos que se inundaban. Y llegaron camiones, una batea y un chasis cargados con fresado, es ese material de asfalto frio que se coloca como capa superior, tras un buen alisado. Y colocaros caños grandes de cemento, para que el agua buscara en cada esquina la salida a ruta 197. 

¿Asfaltaron? No. Pero lo que tuvimos fue al menos una respuesta. Y vamos a seguir dialogando. Y en eso, en el dialogo y el aporte de ida y vuelta, es en lo que los vecinos creemos. Vamos a seguir conversando. Porque de eso se trata.

 

Nos vamos. Acordate, lo que buscamos no existe, tenemos que construirlo.

AUDIO

 

###

 

Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *