“Responsabilidades Compartidas”-La5Pata- YH

 

Al aire- 18;06 Hs-

 

Supongamos que el padre de ella en dos años, y contra toda la previsión imaginada comenzó a tomar. Y ella dejó de creerle. Él dejo de pagarle la universidad, y a ella le cambio la vida, tuvo que trabajar el doble, para poder continuar con sus estudios. Y a veces llego a pie a Ciudad Universitaria, y no pudo comer por falta de dinero, prefiriendo proseguir con sus metas.

En esos dos años ella perdió La Confianza. La única forma en que creyó que podía recuperarla, fue cuando el padre aceptó un tratamiento, en el que se involucró toda la familia, y profesionales. Y alejaron forzosamente a ese tío que sugería y acompañaba al padre a comprar bebidas o a cada bar, porque con o sin intenciones, lo obligaba a beber más.

Un padre no deja de serlo, es mal o buen padre, progenitor electo (natural), al fin.

Bien. Al Gobierno le sucede lo mismo.

No está en riesgo la gobernabilidad, en absoluto, por varias razones;

-Es un Gobierno constitucional (identificados o no con el Macrismo).

Es inminente y necesaria una coalición, unión o pacto político de construcción (familia, y profesionales). Lo irrecuperable, es la pérdida de CONFIANZA. A la que ha conducido cada medida mal explicitada, mal aplicada.

-La Oposición sufre similares o mayores problemas que el Gobierno. Y sería igualmente Responsable ante cualquier eventual caos social. (Hay diferencias entre ser Oposición y practicar el Oportunismo). Se piensa en el país, o en sí mismos.

El Gobierno se sobreestima, y ese es un juego demostradamente peligroso. El Ego es “la peor actitud conductual en política”, a un paso de la soberbia.

Los Bancos están sólidos. “No hay corralito Posible”. Tampoco solicitudes crediticias.

-El dólar adquirió el nivel de valores históricos, artificialmente frenado por conveniencia política durante más de una década. Recordemos, Cristina Fernández de Kirchner Diciembre de 2011,  $4.3,  fines de agosto de 2014, $14, un 225% más con el mismo Gobierno.

-Cambiemos, o Pro, Diciembre de 2015 $14.7, Agosto de 2018, $39,87, un 160%, más. ¿Por qué ahora hay alarma y entonces no? Por falta de confianza.

-Está en riesgo por impericia desde hace meses la reelección de 2019. Y de ser así, la mayor estafa ética al país. Defraudados en la confianza.

-No deberíamos pensar en el Justicialismo como opción, ni ellos deberían hacerlo, ya que el peor anti-Justicialismo, CFK, más allá de la dudosa justicia argentina, debería rendir cuentas como cualquier ciudadano.

-2019 pese a toda esta tormenta, presenta contingencias de salvataje, más para el gobierno que para la sociedad. Las penurias sociales recién comienzan, el Gobierno en cambio tiene más tiempo y mejor pasar, que el ciudadano de aquí a Octubre de 2019.

Marcos Peña: “No estamos ante un fracaso económico”

Rogelio Frigerio: “Los errores no son solo lo que se comunica, lo más importante es lo que le pasa a la gente”.

María Eugenia Vidal: “No reconocer la dificultad económica, es no entender lo que le pasa a la gente”.

Se diferencian las dos opiniones finales, de la primera.

Contrario a lo que pudiera parecer, y ante la necesidad de un Plan B, que no creo que suceda, María Eugenia Vidal no quiere la Presidencia de la Nación. Mientras que a Marcos Peña, nada parece alcanzarle. Su discurso sin autocritica, su poco conocimiento en Comunicación, su falta de estrategia basada en el “buen sentido” por no decir sentido común, cosa que no existe, han contribuido a minar la Confianza hacia el Gobierno, en la Ciudadanía.

Es necesario analizar al Funcionario, no a la Persona. Tampoco deben recargarse tanto las tintas; La responsabilidad en tal caso, continúa siendo la del Presidente de la Nación. Son desde ya, responsabilidades compartidas.

Dicho de otro modo, Marcos Peña ha gastado la imagen del gobierno. Lo que debería interpretarse incluso como un proceso natural de exposición, al ser excesiva y repetitiva en contenidos.

Lo que Peña dice no varía, lo que vive la gente, sí.

De esta manera se multiplica cada error, se fatiga cada imagen.

Peña es la cara más visible de Macri; Es Macri. Un cambio debe comenzar con recomposición de imagen y de contenidos.

Tan cierto, como que Durán Barba gana elecciones, pero no gobierna después.

El dólar no es el problema hoy. Es solo un sacudón. Un tipo de Cambio Retrasado que se ha acomodado. Por el contrario, Tasas del 60% y una inflación imparable, con un imperdonable olvido de docentes y jubilados, de escuelas y hospitales, entre otros temas cruciales, componen una imagen desalentadora. Con el agregado de ausencia de competitividad para empresas productivas (Salvo el dólar ahora para quien exporte, claro).

La situación actual, “ésta estanflación (combinación de inflación y decrecimiento económico)”,  se pudo haber manejado de dos maneras; Con un shock inmediato de días, o en 6 años. Eligieron el peor camino, el de una irreparable angustia social y ajena, en dos años y medio. El tiempismo es innato solo de los grandes gobernantes.

El Macrismo es en su esencia una deformidad de los partidos políticos, cuando como Partidos, Alianza de por medio, cayeron todos juntos y abrazados al precipicio. Tras eso, gobernó el último y también deformado bastión justicialista, conocido como Cristi-kirchnerismo devenido en corrupción.

El macrismo quedó entonces como la única posibilidad, no había otra cosa. No Gobierna lo mejor, sino lo que se pudo.

Lo que estamos viviendo es una consecuencia de todo ello. No son hacedores de política ni manejan marcos previsibles, maniobran sobre el día a día con los resultados que vamos viendo. Y si tienen una meta, no saben cómo explicarla, perdiendo el camino dos por tres. El accionar negociador de Caputo como financista, parece prevalecer más que el accionar político de la Presidencia y del Jefe de Gabinete. De allí la crítica de los pocos políticos gestionadores, María Eugenia Vidal, Jorge Macri, Larreta, que tampoco refieren una militancia como la que Argentina tuvo, pero al menos bajan a los barrios. Nos son adoctrinadores ni adoctrinados, ejecutan gestión dentro de un rango de posibilidades, el gobierno nacional, no lo hace.

Si me dicen que Tinelli tiene posibilidades, tenemos un país en broma. O si Duhalde regresa, no aprendimos nada.

Por primera vez un Gobierno de “grandes vacíos” como éste, no debe temer un golpe institucional.

Y eso es bueno. Digo, llegar al próximo Octubre de 2019. La pregunta obligada es  ¿Cómo se llega?

Otra vez ¿Se tratará de la salvación vía cosechas? Volveríamos a retroceder sin valor agregado.

Otras medidas no aparecen. Este Gobierno debería anunciar un recambio de Gabinete, aunque el Presidente deba sacrificar políticamente a gente que aprecia en lo personal,  mientras resuelve que males peores recaen sobre cada ciudadano. “Es la clase Media la que define o no el futuro”. No es el dudoso Círculo Rojo, no es la oposición.

 

Yayo Hourmilougue.

L5P

 

AUDIO

 

Compartí el contenido:

Post Author: La 5 Pata

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *