Editorial- “Caldos de cultivo”-LaQuintaPata- 06-03-18

 

 Al aire: 18:11 Hs.

Es verdad, hay un excesivo optimismo del Gobierno respecto a los últimos datos que el INDEC ha informado acerca de la Pobreza en el país. Del 30,3% de pobres en 2016, se arriba a datos que refieren el 25,7% en 2017. El propio Presidente Mauricio Macri aseguró que  1,9 millones de personas dejaron de ser pobres en 2017, y 600.000 personas dejaron la indigencia.

El anuncio del Gobierno, apoyándose en los datos del Indec, se produjo a horas de otro anuncio, el último incremento de tarifas. Razón de la que se desprenden dos conclusiones;

-Que los números del INDEC en algún tiempo nos remitirán nuevamente a más pobres, o a una Clase Media que pierde poder adquisitivo debido al incremento tarifario, inflación mediante que no será del 15% anual (Eufemismo), y

– que esto ha sido necesario, se debían retirar los subsidios a las empresas,  pero el dato malo, nos confirma que ha sido aplicado ferozmente, y con consecuencias sociales alarmantes.

Habría otra consideración; Las estadísticas, los datos que las nutren, no dejan de ser frías lecturas en imágenes o paper. Basta recorrer las provincias. Si bien es cierto que existen mejorías probables en muchas, las provincias de la Mesopotamia argentina han empeorado, lo mismo que Chaco y Formosa y Poblaciones Patagónicas. Se da una suerte de “Desigual y Combinado en la Realidad”, que ningún festejo puede convalidar. En el mejor de los casos, estamos lejos de cualquier anhelo; Asumiendo que los datos del Indec son reales, 10,7 millones de personas siguen siendo Pobres, en un país de poco más de 40 millones.

Entonces estoy obligado a remitirme al excelente estudio de Noam Chomsky, lingüista, filósofo, politólogo y activista estadounidense quien ha demostrado acertados trabajos en ciencia cognitiva. Veamos algunas de sus fundamentaciones, acerca de lo que los Poderes ejercen sobre las Sociedades;

“-La Distracción es una de las estrategias de Manipulación Masiva, o sea que se imponen datos de aparente importancia, para olvidar realidades agobiantes.

Problemas Reacción-Solución; El Poder deja de atender deliberadamente ciertas realidades, para instalar otras.

La Gradualidad; La estrategia de implementar medidas de a poco, que la gente no aceptaría, hasta hacerlas imperceptibles.

Diferimiento; Aquellas medidas que la sociedad rechaza, hasta convencerlas que a futuro serán mejores. Agotado el tiempo, la gente olvidó el rechazo inicial por simple  acostumbramiento.

Infantilizar al público: La Televisión, los Medios en general, tienden a hablarle a la gente como si fueran chicos, porque “no entienden”. Una sumatoria de gestos, palabras y actitudes cubiertos de “cierta ingenuidad” que cumplen objetivos precisos.

-Las Emociones: Los mensajes se diseñan con el objetivo de evitar el proceso reflexivo y racional.

Crear Públicos ignorantes: Despojarlos de aquellas herramientas que les permitan ser ellos mismos.

Promover Públicos Complacientes: Inducirlos para creer en lo que el poder necesita para sus fines, mediante ciertas influencias, gustos, intereses y opiniones, que se imponen con la misma estrategia que una Moda.

Reforzar la Auto Culpabilidad; Ellos y solo ellos, son los culpables de los problemas (Cuando en verdad todos lo somos, cada Ciudadano y el Poder)

Un minucioso Conocimiento del Ser Humano: Recopilar conocimiento sobre la biología y la psicología de los Gobernados, para hacerles llegar una mínima porción de la información total que el poder controla. Temas que la Tecnología abarca hoy irremediablemente con buenas bases de datos.”

En verdad, cada Gobierno recurrió a esto con diversos métodos, mi intención es, como Noam Chomsky indica, tratar de ser conscientes de la existencia de estas estrategias del Poder,  corregirlas con los años. Tampoco es casual que ante temas dramáticamente verdaderos, cada Medio y Periodista en estos días, hayan perdido tanto tiempo por lo sucedido en una Mesaza televisiva.

Tal proceder corporativo, nos coloca en la inevitable presunción de saber dónde estamos parados, y la conclusión nos empuja, inevitablemente;  “a un presente de gran decadencia”.

Caputo ante la Bicameral, completa un panegírico que demuestra dos cosas al menos, elementales; falta de conocimiento político, y ausencia de explicaciones precisas. Esto, independientemente de una Legisladora  como Cerruti que políticamente, no tiene mucho que mostrar en tanto asume la ideología antes que la representación.

O de una Justicia que se enmarca en la Duda y la Negociación Política antes que al Derecho.

O de Filósofos Oficialistas que cobran fortunas y hablan desde el centro del Gobierno, para alejarnos de verdades como las de Chomsky.

Rescatarnos como Sociedad, implica la seriedad de asumirnos conscientes, ante quien nos habla, no importando su cargo y siempre que respondamos con conocimiento y respeto.

YH

AUDIO

 

Compartí el contenido:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *